Basado en evidencia

CBD y el dolor: investigación y entendimiento actual

El dolor representa una seria amenaza para la calidad de vida en general. Aquí explicamos cómo se usa el CBD para aliviar el dolor y controlar los efectos secundarios comunes del dolor crónico.

Artículo por
Justin Cooke , Publicado por 2 meses

El dolor crónico es un problema debilitante para millones de personas en todo el mundo. Incluso con avances importantes en los medicamentos para el dolor, puede ser difícil aliviar el dolor de manera efectiva sin el uso de medicamentos adictivos.

Durante los últimos años, el CBD y otros extractos de cannabis han mostrado resultados impresionantes en el manejo del dolor, sin los efectos secundarios desagradables.

Aquí hay una guía detallada sobre cómo se usa el CBD para tratar el dolor crónico y agudo. Repasaremos cómo funciona, cuánto usar y por qué tantas personas han empezado a usar esta planta, que alguna vez fue controversial, para mejorar su calidad de vida.

  • Tabla de contenido

Resumen: uso del CBD para el dolor

El cuerpo humano está conectado para responder al peligro a través de muchos mecanismos inteligentes. El dolor es la respuesta vital del cuerpo que advierte al cerebro de daños en el cuerpo, indicando eludir de la causa para evitar un daño mayor.

Desafortunadamente, cuando se produce daño, el dolor puede persistir durante semanas o incluso meses. En este punto, la señal de dolor ya no es útil y, en cambio, puede causar un grave deterioro en la calidad de vida de los afectados.

El CBD puede aliviar el dolor de las siguientes maneras:

  • Bloquea la transmisión del dolor en la médula espinal y el cerebro a través de los receptores vanilloides y opiáceos.
  • Reduce la inflamación, una de las principales causas de dolor en el cuerpo humano.
  • Alivia los efectos secundarios comunes del dolor, incluyendo insomnio, depresión y ansiedad.
  • Reduce las causas subyacentes del dolor por artritis, una de las causas más comunes del dolor.
  • Combate el crecimiento del cáncer, reduce el dolor causado por los tumores a medida que aumentan de tamaño.

En la mayoría de los casos de dolor crónico, se requieren dosis altas para obtener alivio. Por esta razón, un aceite de CBD de alta potencia ofrecerá los mayores beneficios terapéuticos. Hemos incluido un cuadro de dosificación simple en este artículo para ayudarlo a comenzar.

Para el manejo del dolor leve, como la artritis de bajo grado o las lesiones traumáticas menores, una dosis más baja puede hacer el truco.

Consejos para sacar el máximo provecho de su CBD para manejar el dolor

  1. Si la causa del dolor es desconocida, siempre consulte a un médico antes de manejar el dolor en casa.
  2. Si toma otros analgésicos, consulte a su médico antes de usar CBD para evitar los efectos negativos que puedan causar las interacciones entre medicamentos.
  3. Ajuste su dosis: comience con una dosis pequeña y aumente día a día hasta que reciba los efectos que está buscando.
  4. Combine la suplementación de CBD con otras actividades para aliviar el dolor, como fisioterapia, ejercicio suave u otras hierbas y suplementos

Definiendo el dolor

¿Qué es el dolor? ¿De dónde viene?

El cuerpo humano está lleno de sensores diseñados específicamente para detectar daños o disfunciones; se les llama nociceptores. Cada vez que detectan daño, transmiten señales al cerebro que percibimos como dolor.

El sistema nos advierte cuando estamos en peligro y nos recuerda que debemos tener cuidado con las áreas lesionadas del cuerpo para permitir la recuperación.

En la mayoría de los casos, el dolor es algo bueno. Sin él, podríamos causar daños irreversibles en el cuerpo sin siquiera saberlo.

El problema con el dolor es que, a veces, las señales enviadas por los nociceptores no son necesarias (no hay ningún daño real), son excesivas (las señales son mucho más altas de lo necesario) o duran demasiado tiempo.

Es bajo estas circunstancias que deseamos bloquear el dolor para que podamos continuar con nuestra vida diaria de manera más cómoda.

Cómo funciona el dolor

El proceso del dolor es complejo e implica la interacción de muchas células diferentes, neurotransmisores y sensores especializados. Aquí hay una descripción básica de cómo funciona esto:

Paso 1: Estímulo doloroso

Esta es la causa del dolor. Los receptores especiales en la piel y los órganos internos se activan cuando hay daños en el área. Inician la transmisión de la señal del dolor hacia el cerebro utilizando los nervios periféricos.

Paso 2: La señal de dolor se desplaza a la raíz dorsal en la médula espinal

El sistema nervioso periférico se encuentra con la médula espinal, el inicio del sistema nervioso central. La señal de dolor debe pasar a través de una región llamada raíz dorsal. Esta es la región donde se utilizan compuestos como las endorfinas y los medicamentos opiáceos para limitar la intensidad de la señal.

Paso 3: La señal de dolor se envía al cerebro

Cualquier señal de dolor que pase la raíz dorsal se abre paso hacia el tálamo en el cerebro donde se procesa y se envía a regiones cerebrales más altas. Son estas regiones cerebrales superiores las que perciben el dolor.

Cómo clasificamos los diferentes tipos de dolor

1. Dolor agudo

El dolor agudo aparece repentinamente. Este es el tipo de dolor que experimentamos cuando cortamos nuestro dedo o nos golpeamos el dedo del pie. El dolor agudo puede durar poco o evolucionar hacia un dolor crónico si persiste por más de 6 meses.

2. Dolor crónico

El dolor crónico es el dolor a largo plazo. Por lo general, significa una disfunción subyacente del tejido involucrado y puede durar desde 6 meses hasta muchos años. El dolor crónico es común y puede ser debilitante. Cuanto más persista el dolor, más resistente se volverá a las técnicas de manejo del dolor.

3. Otras clasificaciones del dolor

Existen otras formas de clasificar el dolor, según la ubicación:

  • Dolor óseo: dolor en los huesos
  • Dolor en tejidos blandos: dolor en los tejidos blandos, como músculos y ligamentos
  • Dolor nervioso: dolor originado por daño o disfunción nerviosa
  • Dolor referido: dolor que se siente en áreas alejadas del lugar donde se produjo el dolor
  • Dolor fantasma: dolor en una extremidad u órgano amputado
  • Dolor psicosomático: dolor originado por disfunción psicológica

Causas comunes de dolor

  • Virus de la culebrilla (Varicela zóster)
  • Neuralgia del trigémino
  • Neuropatía periférica diabética
  • Síndrome de dolor regional complejo
  • Síndrome del dolor central
  • Fibromialgia
  • Cáncer
  • Artritis
  • Lesión traumática
  • Lesión en la médula espinal
  • Esclerosis múltiple

Uso de CBD para el dolor

El CBD es un excelente analgésico, pero sólo si se toma en la dosis correcta.

La mayor parte de la investigación en CBD para el tratamiento del dolor implica dosis altas del compuesto o una combinación de CBD con otros analgésicos conocidos.

1. CBD para el dolor crónico

Hay muchas causas diferentes de dolor crónico, la principal es la inflamación.

La inflamación es una reacción química compleja en el cuerpo humano, diseñada para mejorar los tiempos de recuperación del daño de órganos o tejidos y ayudar a eliminar los invasores infecciosos o dañinos dentro del cuerpo. La inflamación a veces puede alcanzar un estado de autoperpetuación. Cuando esto sucede, los procesos inflamatorios dañan el tejido, lo que desencadena más inflamación, creando un ciclo.

Esto puede resultar en dolor crónico que dura años.

Un artículo de revisión del 2008 investigó los efectos del CBD y el THC en el dolor crónico que no respondía a otros medicamentos. Los investigadores en este estudio concluyeron que el CBD era una excelente herramienta para el manejo del dolor crónico, sin ningún efecto secundario adverso [2].

2. CBD para el dolor de la artritis

Hay dos tipos principales de artritis: osteoartritis y artritis reumatoide. Aunque se derivan de diferentes causas subyacentes, ambos resultan en dolor crónico. Puede causar desde dolor leve y esporádico hasta niveles severos y debilitantes de dolor.

El CBD reduce el dolor relacionado con ambas formas de artritis al bloquear los procesos inflamatorios que causan el problema y a través de los efectos analgésicos que actúan en la médula espinal y el cerebro.

Para obtener los mejores resultados, se recomienda utilizar CBD tanto interna como tópicamente en las articulaciones afectadas.

¿Qué presentación de CBD funciona mejor para el dolor?

Diferentes presentaciones de CBD ofrecerán un conjunto distinto de beneficios para el manejo del dolor.

1. Aceites y tinturas de CBD

Los aceites y las tinturas de CBD son una excelente opción para el manejo del dolor. Tienen efectos de inicio relativamente rápido, se mantienen durante largos períodos de tiempo y las dosis se pueden modificar fácilmente para adaptarse a las necesidades individuales del usuario.

Para tomar aceites y tinturas de CBD, simplemente mida la dosis deseada con el gotero suministrado y colóquela debajo de la lengua para un inicio rápido de los efectos, o tráguela para un efecto más lento.

En general, se recomienda un aceite o tintura de CBD de alta potencia para el manejo del dolor .

2. Cápsulas de CBD

Las cápsulas de CBD son otro método popular para consumir CBD. Son convenientes, tienen efectos de larga duración y tienen prácticamente cualquier potencia que pueda necesitar.

3. Productos tópicos de CBD

Los productos tópicos de CBD son los mejores para el dolor que involucra los músculos, los ligamentos y la piel. Entrega los cannabinoides directamente a la fuente del dolor. El principal problema con los productos tópicos de CBD es que a menudo no son lo suficientemente fuertes como para producir los efectos analgésicos.

Siempre busque productos de CBD tópicos de alta potencia si lo utiliza en lesiones traumáticas, condiciones de la piel o lesiones en músculos/ligamentos/huesos.

¿Cuánto CBD debo tomar?

La mayoría de los estudios que investigan los efectos del CBD para el manejo del dolor recomiendan dosis altas. Las dosis más bajas pueden ofrecer algún beneficio, pero no se puede confiar en ellas para controlar el dolor de manera efectiva.

Por lo tanto, es mejor usar las dosis de fuerza media o alta para tratar condiciones de dolor. Para el dolor especialmente difícil de tratar, pueden ser necesarias dosis significativamente más altas. Así mismo, en estos casos es beneficioso usar CBD junto con otras técnicas de manejo del dolor.

Pautas generales de dosificación para condiciones de dolor

CBD de fuerza baja CBD de fuerza media CBD de fuerza alta
• Dolor muscular leve
• Dolor psicosomático
• Artritis en etapa temprana
• Dolor muscular moderado
• Fracturas óseas
• Dolor abdominal
• Artritis
• Esclerosis múltiple
• ELA
• Lesiones de ligamento
• Dolor asociado al cáncer
• Dolor en los huesos
• Dolor muscular severo
• Artritis

Cálculo de dosis de CBD por peso

Unidad de mediciónFuerza bajaFuerza mediaFuerza alta
Imperiales (libras)1 mg cada 10 lbs3 mg cada 10 lbs6 mg cada 10 lbs
Métrico (kilogramos)1 mg cada 4.5 kg3 mg cada 4.5 kg6 mg cada 4.5 kg

Con el uso de estas directrices generales se puede determinar aproximadamente qué dosis puede esperar para obtener el nivel de apoyo inflamatorio que está buscando.

Es importante tener en cuenta que estas son simples recomendaciones y su dosis individual puede variar mucho.

Por lo tanto, estas pautas están diseñadas para proporcionar una estimación de la dosis que necesita para ayudar a poner las cosas en contexto.

Después de determinar la fuerza que probablemente necesitará, use su peso para calcular la cantidad de CBD que necesitará por día (en mg).

Recuerde, estas dosis son de CBD puro; puede usar estos números para determinar cuánto aceite, cápsulas o comestibles de CBD debe tomar para obtener la cantidad correcta de CBD.

Dosis diarias de CBD por peso y fuerza (en mg)

Peso (kg) Fuerza baja Fuerza media Fuerza alta

50 kg

10 mg

30 mg

60 mg

60 kg

13 mg

38 mg

75 mg

70 kg

15 mg

45 mg

90 mg

80 kg

17 mg

52 mg

105 mg

90 kg

20 mg

60 mg

120 mg

100 kg

22 mg

67 mg

135 mg

110 kg

25 mg

75 mg

150 mg

Potenciales efectos secundarios del CBD

Aunque se ha demostrado muchas veces que el CBD es altamente seguro, es importante saber sobre sus potenciales efectos secundarios. Cada persona es diferente y lo que funciona en una persona no siempre funciona de la misma manera en otra.

Los efectos secundarios más comunes del CBD pueden incluir:

  • Supresión del apetito
  • Diarrea
  • Somnolencia
  • Boca seca
  • Mareos
  • Ritmo cardíaco bajo
  • Sedación

Conclusión: ¿el CBD es efectivo para el dolor?

El CBD es una excelente opción para las personas que sufren dolor por diversas causas. Es especialmente útil para tratar el dolor provocado por procesos inflamatorios, pero también para el dolor general.

Funciona en prácticamente todas las etapas de la transmisión del dolor; directamente en el sitio de la lesión, en el asta dorsal donde se encuentran los receptores opioides, y en el cerebro en los receptores opioides y vanilloides.

La mayor parte de la investigación que involucra al CBD para el tratamiento del dolor sugiere un efecto dependiente de la dosis, lo que significa que cuanto mayor sea la dosis que tome, más inhibirá las sensaciones de dolor.

Para obtener los mejores resultados, se recomienda que combine el uso de CBD con otras actividades o suplementos para reducir el dolor.


Referencias

  1. Rubin, JJ (2005). Dolor psicosomático: nuevas perspectivas y estrategias de manejo. Southern medical journal, 98 (11), 1099-1111.
  2. Russo, EB (2008). Cannabinoides en el manejo del dolor difícil de tratar. Terapéutica y gestión de riesgos clínicos, 4 (1), 245.
  3. Johnson, JR, Burnell-Nugent, M., Lossignol, D., Ganae-Motan, ED, Potts, R., y Fallon, MT (2010). Estudio multicéntrico, doble ciego, aleatorizado, controlado con placebo, de grupos paralelos sobre la eficacia, seguridad y tolerabilidad del THC: extracto de CBD y extracto de THC en pacientes con dolor intratable relacionado con el cáncer. Diario de dolor y manejo de síntomas, 39 (2), 167-179.
  4. Russo, EB, Guy, GW, y Robson, PJ (2007). Cannabis, dolor y sueño: lecciones de ensayos clínicos terapéuticos de Sativex®, una medicina basada en cannabis. Química y biodiversidad, 4 (8), 1729-1743.
  5. Ware, MA, Wang, T., Shapiro, S., Robinson, A., Ducruet, T., Huynh, T., … y Collet, JP (2010). Cannabis ahumado para el dolor neuropático crónico: un ensayo controlado aleatorio. Canadian Medical Association Journal, 182 (14), E694-E701.

Condiciones que pueden responder al cannabidiol