Basado en evidencia

CBD y anorexia: investigación y entendimiento actual

¿El CBD es efectivo para tratar la anorexia? Este trastorno de la alimentación es una condición psicológica compleja con efectos secundarios severos. Se ha reportado que el CBD aumenta el apetito, disminuye la ansiedad y mejora el estado de ánimo y la depresión. Aquí le mostramos como funciona junto con nuestros 3 aceites de CBD favoritos para la anorexia.

Artículo por
Justin Cooke , Publicado por 1 mes

Según los datos de la Asociación Nacional de Trastornos de la Alimentación, se cree que hasta 30 millones de personas padecen trastornos de la alimentación como la anorexia solamente en los Estados Unidos. El trastorno alimentario puede causar estragos en todo el cuerpo a través de deficiencias nutricionales generalizadas.

En comparación con otras enfermedades mentales, la anorexia nerviosa tiene una de las tasas de mortalidad más altas de todas. El tratamiento de la anorexia debe abordar tanto los problemas psicológicos como los físicos. Los productos farmacéuticos no siempre son la respuesta cuando se trata de la salud física. Es importante encontrar métodos nuevos y efectivos para aumentar los niveles de hambre y el deseo de comer en estas personas.

Aquí discutimos cómo el aceite de CBD puede aumentar el hambre y disminuir el impacto que la anorexia tiene en el cuerpo. Hablamos sobre nuestros 3 aceites principales de CBD para esta condición y cómo puede comenzar a utilizarlos hoy.

  • Tabla de contenido

Anorexia Nerviosa: ¿Qué es?

La anorexia nerviosa se refiere a una condición médica donde el paciente restringe deliberadamente su propia ingesta de energía para prevenir el aumento de peso.

La mayoría de las veces se asocia con una dismorfia corporal: un trastorno mental en el que el paciente se obsesiona con fallas percibidas que, en realidad, son sólo leves o inobservables. Es común entre personas que sufren de ansiedad o baja autoestima. La condición es mucho más complicada de lo que parece.

Las personas con anorexia a menudo tienen problemas subyacentes impulsando la afección, como:

  • Miedo intenso a ganar peso
  • Imagen corporal perturbada
  • Trastorno de ansiedad social
  • Depresión
  • Historial de abuso
  • Aislamiento social

Esta afección a menudo hace que las personas se vean a sí mismas con sobrepeso aún cuando ya tienen un bajo peso y desnutrición peligrosas.

Los signos y síntomas de la anorexia

  • Amenorrea (falta de un período)
  • Anemia
  • Uñas quebradizas
  • Estreñimiento
  • Deshidratación
  • Mareos
  • Piel seca
  • Fatiga
  • Pérdida del cabello
  • Condiciones del corazón
  • Insuficiencia renal
  • Daño hepático
  • Hipotensión arterial
  • Osteoporosis
  • Pobre función inmune
  • Pobre cicatrización de heridas
  • Convulsiones
  • Pérdida severa de peso

Factores de riesgo para anorexia

Dado que esta condición es un trastorno neurológico, las causas son complejas y pueden variar mucho de una persona a otra.

Algunas causas incluyen:

  • Baja autoestima
  • Factores genéticos
  • Trastorno obsesivo-compulsivo (TOC)
  • Depresión
  • Intimidación o “bullying”
  • Trastorno por estrés postraumático (TEPT)
  • Ansiedad
  • Abuso familiar

Apoyo convencional para la anorexia

Dado que la anorexia es principalmente una condición psicológica, los principales tratamientos que emplean los médicos son sesiones de terapia regulares, medicamentos contra la ansiedad y antidepresivos.

El objetivo principal del tratamiento es abordar los problemas de autoestima y cualquier afección subyacente, como depresión o ansiedad.

Si padece anorexia, hable con su profesional de la salud y busque ayuda profesional. Recuerde que no está solo y hay varios grupos de apoyo en línea, como Looking Glass.

Cómo ayuda el aceite de CBD con la anorexia

Hay una serie de suplementos de hierbas que pueden mejorar la anorexia nerviosa al aumentar las hormonas relacionadas con el hambre y la saciedad (la sensación de estar lleno).

Quizás la opción más importante es el cannabis. 

Puede estar familiarizado con un estereotipo común de las personas que consumen marihuana:

Ellos comen MUCHO.

Bueno, esto no es un mito.

Se ha demostrado que muchos de los cannabinoides en la planta de cannabis aumentan nuestros niveles de hambre, el más significativo es el THC.

El problema con esto es que la mayoría de los aceites de CBD en el mercado en los Estados Unidos contienen menos de 0.03% de THC. Esto se debe a que el THC es el principal cannabinoide responsable de los efectos psicoactivos del cannabis.

¡Pero no hay de qué preocuparse! Hay más de una manera en la que el aceite de CBD puede aliviar los síntomas de la anorexia:

1. Mejorar el ánimo

El aceite de CBD ofrece una gama sorprendente de beneficios para mejorar el estado de ánimo.

Esto es importante porque un estado de ánimo bajo a menudo se considera uno de los principales impulsores de la anorexia.

Los medicamentos antidepresivos, como los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS) o inhibidores selectivos de la recaptación de la noradrenalina (ISRN) son una opción popular entre los médicos para tratar esta condición.

El efecto más significativo sobre el estado de ánimo proviene del propio CBD, que ha demostrado que alivia los síntomas depresivos en los animales [3].

Otros compuestos en el aceite de espectro completo como los terpenos (borneol, eucaliptol, limoneno, beta-cariofileno y d-linalool) igualmente han demostrado efectos adicionales antidepresivos y mejoran el estado de ánimo.

Otros cannabinoides, como el cannabicromeno (CBC) también han demostrado ofrecer actividad antidepresiva [4].

El CBC, como el CBD, no es psicoactivo y es el tercer cannabinoide más abundante en la planta.

A pesar de que muchos investigadores informan que este cannabinoide es aún más relevante desde el punto de vista médico para cosas como el estado de ánimo y la inflamación que el CBD, todavía no hay estudios de investigación de alto nivel publicados sobre este compuesto.

2. Estimular el apetito

Con la anorexia, podemos experimentar un cambio masivo en nuestras hormonas que controlan el apetito.

Normalmente, cuando comemos una comida, nuestras células grasas liberan una hormona llamada leptina. Esta hormona frena nuestro apetito y nos dice que estamos llenos.

A la inversa, otra hormona, conocida como grelina, estimula el hambre.

Las personas con anorexia a menudo tienen un equilibrio disfuncional de las hormonas del hambre, sintiéndose saciados incluso cuando deberían estar muy hambrientos.

Los cannabinoides, especialmente el THC, inician los antojos de hambre esencialmente “accionando el interruptor de hambre” en el hipotálamo del cerebro [7]. También aumenta la producción de grelina, la hormona responsable de hacernos sentir hambre [8].

El THC trabaja en esta región del cerebro a través de los receptores CB1 [5]. Estos receptores controlan una amplia gama de funciones en el cuerpo, pero son especialmente prominentes en el hipotálamo.

CBD y el apetito

Contrariamente a la creencia popular, el CBD no aumenta el apetito. De hecho, tiene el efecto contrario, disminuyendo el apetito en general.

Sé lo que estás pensando:

“¿¡No debería evitarse esto en personas que sufren de anorexia entonces!?”

No es tan simple.

Se ha demostrado que el CBD por sí solo inhibe el apetito, por lo que es importante mantenerse alejado de los aislados de CBD (productos que contienen SOLAMENTE CBD).

Sin embargo, también se ha demostrado que el CBD potencia los efectos del THC, incluidos sus efectos sobre el apetito, lo que hace que una mezcla que contenga estos dos cannabinoides sea aún mejor para aumentar los niveles de apetito en general.

Es por esto que siempre recomendamos usar sólo aceites de cannabis que se consideran de “espectro completo”. Incluso si el contenido de THC es muy bajo, estos son más efectivos que los aceites de CBD sin THC para tratar la anorexia.

Si vive en un estado legal, o en un país donde los aceites de cannabis de todo tipo son legales, es mejor ir por algo con una proporción de 1:1 de THC a CBD.

3. Aliviar el estrés/ansiedad

Esta es el área principal a tener precaución al tratar la anorexia con aceite de CBD u otros aceites de cannabis.

Se ha demostrado que el CBD reduce la ansiedad [6], lo cual es altamente beneficioso para las personas con anorexia nerviosa.

La palabra nerviosa en el nombre en realidad se refiere a la naturaleza nerviosa y ansiosa de las personas que padecen esta afección.

Los aceites de CBD con altos niveles de CBD en este punto serán beneficiosos.

Aquí es donde se pone un poco confuso.

El problema es que el CBD es mejor para los efectos antidepresivos y contra la ansiedad, pero la porción de THC será significativamente mejor para la estimulación del apetito.

Desafortunadamente, el CBD mata el apetito y el THC puede causar ansiedad, entonces ¿cuál es la respuesta?

Siempre que tome aceite de CBD para la anorexia, es importante mantener niveles altos de CBD para compensar los efectos secundarios negativos del THC. Es útil, pero no siempre es necesario, tener al menos un poco de THC en la fórmula también.

Un balance perfecto estará en un punto entre 2:1 y 1:1 CBD:THC.

Y recuerde, siempre escoja un aceite de espectro completo.

Estudios de investigación sobre el THC y la anorexia

Un ensayo clínico de fase II con 18 pacientes anoréxicos tratados con THC encontró una mejoría significativa en el apetito en 13 pacientes [1].

Otros estudios han demostrado que el THC es útil para mejorar el apetito en pacientes con SIDA, así como en pacientes con cáncer [2].

Existe una gran cantidad de investigaciones disponibles sobre los efectos estimulantes del apetito del THC, pero como se mencionó anteriormente, es fundamental que tengamos en cuenta los efectos de este cannabinoide que inducen ansiedad en las personas con anorexia.

Es por eso que siempre recomendamos usar algo con al menos una relación 1:1 de CBD a THC o algo aún más alto en CBD.

De todas maneras, ofrecerá beneficios para aumentar el apetito y ayudará a las personas con anorexia a encontrar la motivación para comer más y comenzar a recuperarse de la enfermedad.

Cómo tomar aceite de CBD para la anorexia

Se recomienda que encuentre un extracto que contenga THC y CBD; si esto es legal donde vive, por supuesto. Esto se debe a que ambos cannabinoides tienen beneficios separados para ofrecer anorexia.

Si los aceites de cannabis con THC no son legales en su estado, esto está bien; el CBD ofrecerá muchos de los mismos beneficios.

Si es posible, opte por un extracto de espectro completo para evitar frenar aún más el hambre.

Cuando intente usar CBD por primera vez es una buena idea comenzar con una dosis pequeña y avanzar lentamente desde allí.

Pruebe con aproximadamente 4 mg equivalentes de CBD y aumente 4 mg cada día hasta que experimente algunos efectos secundarios u obtenga los resultados que está buscando.

Si experimenta efectos secundarios, simplemente baje la dosis al día siguiente.

Considere ayuda profesional antes de usar CBD

Por supuesto que tomar aceite de CBD por sí solo no va a hacer lo suficiente para el tratamiento de la anorexia.

Visitar a un terapeuta con regularidad para abordar problemas depresivos o de autoestima, así como visitar a un nutricionista o dietista para realizar un seguimiento de su ingesta dietética, será una gran vía para eliminar los síntomas y recuperar el cuerpo hasta un buen nivel de salud. .


Referencias

  1. Nelson, K., Walsh, D., Deeter, P., & Sheehan, F. (1994). A phase II study of delta-9-tetrahydrocannabinol for appetite stimulation in cancer-associated anorexia. Journal of palliative care.
  2. Misner, D. L., & Sullivan, J. M. (1999). Mechanism of cannabinoid effects on long-term potentiation and depression in hippocampal CA1 neurons. Journal of Neuroscience, 19(16), 6795-6805.
  3. R de Mello Schier, A., P de Oliveira Ribeiro, N., S Coutinho, D., Machado, S., Arias-Carrión, O., A Crippa, J., … & C Silva, A. (2014). Antidepressant-like and anxiolytic-like effects of cannabidiol: a chemical compound of Cannabis sativa. CNS & Neurological Disorders-Drug Targets (Formerly Current Drug Targets-CNS & Neurological Disorders), 13(6), 953-960.
  4. De Petrocellis, L., Orlando, P., Moriello, A. S., Aviello, G., Stott, C., Izzo, A. A., & Di Marzo, V. (2012). Cannabinoid actions at TRPV channels: effects on TRPV3 and TRPV4 and their potential relevance to gastrointestinal inflammation. Acta physiologica, 204(2), 255-266.
  5. Kirkham, T. C. (2005). Endocannabinoids in the regulation of appetite and body weight. Behavioral Pharmacology, 16(5-6), 297-313.
  6. Crippa, J. A. S., Derenusson, G. N., Ferrari, T. B., Wichert-Ana, L., Duran, F. L., Martin-Santos, R., … & Filho, A. S. (2011). Neural basis of anxiolytic effects of cannabidiol (CBD) in generalized social anxiety disorder: a preliminary report. Journal of Psychopharmacology, 25(1), 121-130.
  7. Patel, S., & Cone, R. D. (2015). Neuroscience: A cellular basis for the munchies. Nature, 519(7541), 38.
  8. Kola, B., Hubina, E., Tucci, S. A., Kirkham, T. C., Garcia, E. A., Mitchell, S. E., … & Korbonits, M. (2005). Cannabinoids and ghrelin have both central and peripheral metabolic and cardiac effects via AMP-activated protein kinase. Journal of Biological Chemistry, 280(26), 25196-25201.

Condiciones que pueden responder al cannabidiol