55 beneficios del CBD basados en evidencia científica (más efectos secundarios)

Manténgase al día con lo que dice la investigación médica sobre las aplicaciones comunes del CBD.

Todos los artículos se basan en la evidencia científica disponible y están escritos por profesionales calificados de la salud.

  • Tabla de contenido

Hay pocos suplementos con tantos beneficios para la salud como el CBD.

Millones de personas lo utilizan a diario para aliviar síntomas que van desde el dolor crónico hasta la ansiedad.

Descubra los numerosos beneficios del CBD con esta lista exhaustiva de más de 55 beneficios del CBD comprobados por la ciencia.

Este es un tema muy amplio, así que no dude en saltar a las secciones que más le interesen.

Información general: ¿cuáles son los beneficios del CBD?

El CBD tiene unos cuantos beneficios fundamentales que lo hacen útil para una amplia gama de síntomas.

Por ejemplo, el efecto antiinflamatorio de los aceites de CBD los hace útiles para muchos trastornos inflamatorios, como la esclerosis múltiple, la enfermedad de Crohn, la artritis, las migrañas y otros.

Estos son algunos de los principales beneficios del CBD que lo hacen eficaz para un sinfín de problemas de salud:

  1. Alivia el dolor y la inflamación
  2. Favorece la salud mental y el bienestar
  3. Favorece la salud de la piel
  4. Protege el cerebro
  5. Ayuda a la función digestiva
  6. Puede proteger el sistema cardiovascular
  7. Ayuda a la salud reproductiva
  8. Regula las hormonas y el metabolismo

Tabla de beneficios de los cannabinoides

El CBD no es el único ingrediente activo que contribuye a los beneficios generales para la salud de un extracto de cáñamo.

Aunque el CBD es el ingrediente principal, hay otros cannabinoides y terpenos derivados del cannabis que también contribuyen a los beneficios para la salud de un aceite de CBD de espectro completo.

He aquí un breve resumen de los beneficios para la salud de los cannabinoides:

BeneficioCBD (Cannabidiol)THC (Tetrahidrocannabinol)CBN (Cannabinol)CBG (Cannabigerol)CBC (Cannabicromeno)THCV (Tetrahidrocannabivarina)
Adaptogénico     
Analgésico 
Antiinflamatorio ✓ 
Anticancer ✓  ✓ ✓ 
Anticonvulsivante  
Antidepresivo ✓  
Antidiabético     ✓
Antiemético    
Antiepiléptico  
Antimicrobiano   ✓ ✓ 
Antioxidante ✓ 
Ansiolítico  
Estimulante del apetito  ✓  
Supresor del apetito    ✓
Inmunomodulador     
Neuroprotector
Sedante   

1. Alivia el dolor y la inflamación

Los productos del cannabis se han utilizado para aliviar el dolor crónico y la inflamación durante miles de años.

Sólo recientemente los científicos han podido analizar y comprender cómo las plantas de cáñamo y marihuana pueden ofrecer tantos beneficios para los síntomas del dolor.

Los beneficios del aceite de CBD para el dolor incluyen:

  • Reduce la inflamación
  • Alivia los efectos secundarios comunes del dolor
  • Favorece la salud de las células nerviosas
  • Activa los receptores del dolor en la médula espinal y el cerebro

1.1 CBD para el dolor por artritis

Existen dos tipos de artritis: la osteoartritis y la artritis reumatoide. Se ha demostrado que el CBD es beneficioso para ambas condiciones gracias a sus efectos antiinflamatorios, analgésicos y restauradores del tejido.

Hay docenas de estudios disponibles que mencionan los efectos del CBD para la artritis. La mayoría de estas investigaciones han mostrado resultados prometedores utilizando tanto cremas tópicas de CBD para el dolor como aceites de CBD para la artritis.

Los beneficios del aceite de CBD para la artritis incluyen:

  • Alivia la inflamación
  • Alivia el dolor crónico
  • Previene la infiltración de células T en la artritis reumatoide
  • Favorece la recuperación del tejido articular

Evidencia sobre el CBD y la artritis

Los estudios en ratones con artritis inducida por colágeno tratados con CBD mostraron una mejora espectacular de los síntomas de dolor en los ratones a los que se les administró CBD en comparación con el grupo de control [Malfait, 2000].

La artritis reumatoide (AR) es una enfermedad autoinmune. Esto significa que la causa del dolor articular con este tipo de artritis proviene de las propias células inmunitarias del cuerpo que atacan y destruyen las células que componen el tejido articular. Esto provoca dolor, inflamación e hinchazón. Un tipo de células inmunitarias llamadas células T son las responsables de atacar y destruir las articulaciones.

Se ha demostrado que el CBD inhibe la infiltración de células T en el tejido articular de la artritis reumatoide [Specter, 1990]. Otros estudios han demostrado que el CBD también es capaz de impedir que las células T ataquen las articulaciones [Klein, 1991].

También se ha demostrado que el CBD bloquea los principales mensajeros inflamatorios relacionados con la artritis reumatoide, como el óxido nítrico, el TNF-a, la IL-1, el IFN-g y muchos otros [Coffey, 1996; Watzl, 1991].

1.2 CBD para la fibromialgia

La fibromialgia es una enfermedad común (afecta hasta al 2% de la población) que implica dolor crónico, fatiga, insomnio, depresión y falta de concentración.

No hay cura para la fibromialgia, y la mayoría de los medicamentos actuales disponibles para tratarla no son muy eficaces.

Los beneficios del aceite de CBD para la fibromialgia incluyen:

  • Alivia el dolor crónico
  • Mejora la calidad de sueño
  • Alivia los efectos secundarios como la ansiedad y la depresión

Evidencia sobre el CBD y la fibromialgia

No ha habido mucha investigación sobre los efectos del CBD para la fibromialgia. Una revisión sistemática del 2018 sobre el CBD para el dolor solo encontró siete estudios que incluían el CBD u otros cannabinoides para el tratamiento de la fibromialgia, y la evidencia era limitada para cada uno de estos estudios [Stockings, 2018].

Dicho esto, hay mucha evidencia sobre los beneficios analgésicos del CBD para otros tipos de dolor neuropático. Aunque se necesita más investigación, los beneficios del aceite de CBD para el manejo del dolor difícil de tratar característico de la fibromialgia son prometedores.

También hay algunos estudios sobre los efectos de los cannabinoides sintéticos para el dolor, pero los resultados son mucho menos impresionantes que los del CBD en su forma natural. Un gran meta-análisis realizado por el Grupo Cochrane (considerado el nivel más alto de investigación) analizó dos estudios clínicos que exploraron los efectos de un cannabinoide sintético llamado nabilona para la fibromialgia [Walitt, 2016]. Este estudio no informó de ninguna mejora significativa con el cannabinoide sintético.

1.3 CBD para la migraña y los dolores de cabeza

Las migrañas son una forma grave de dolor de cabeza. Suelen estar acompañadas de síntomas como náuseas, vómitos o sensibilidad a la luz, el sonido o el olor.

Mucha gente recurre a un frasco de aceite de CBD para aliviar sus migrañas en lugar de tomar analgésicos recetados. Incluso hay algunas pruebas que sugieren que el CBD puede ofrecer una acción preventiva contra los ataques de migraña.

Los beneficios del aceite de CBD para las migrañas incluyen:

  • Alivia la inflamación
  • Bloquea la transmisión del dolor
  • Puede impedir la liberación de serotonina de las plaquetas
  • Puede reducir los espasmos vasculares

Evidencia sobre el CBD y la migraña

Los mecanismos detrás de las migrañas son poco conocidos a pesar de los recientes avances en neurología.

Existen algunas teorías sobre las causas de las migrañas:

  • Liberación excesiva de serotonina por parte de las células plaquetarias
  • Espasmos de las arterias que suministran sangre al cerebro
  • Neuroinflamación

No hay estudios clínicos que exploren explícitamente el impacto del CBD en los casos de migraña, pero hay algunos estudios que sugieren que el CBD es un candidato prometedor para su tratamiento.

Se ha demostrado que el CBD inhibe la liberación de serotonina de las células plaquetarias en el cerebro [Volfe, 1985], bloquea la inflamación en el cerebro [Ryberg, 2007] e inhibe directamente las señales de dolor.

En términos más generales, el CBD puede prevenir los espasmos vasculares en el cerebro a través de sus efectos antiespasmódicos y la capacidad de aumentar el GABA. El GABA es responsable de inhibir el glutamato, que se ha relacionado con los espasmos musculares de las arterias que alimentan el cerebro.

1.4 CBD para el dolor neuropático (dolor de nervios)

El dolor neuropático es cualquier dolor originado por un daño o una disfunción de las propias células nerviosas. En muchas ocasiones, este tipo de dolor es difícil de tratar; hasta el 60% de los pacientes que sufren de dolor neuropático no pueden encontrar un tratamiento eficaz.

En los últimos años se han realizado muchas investigaciones prometedoras sobre el uso del aceite de CBD para el dolor de origen nervioso. El CBD funciona interactuando con el sistema endocannabinoide (SEC), un sistema del cuerpo responsable de regular la salud de las células nerviosas.

Se cree que este efecto sobre el sistema endocannabinoide es el principal mecanismo que utiliza el CBD para bloquear el dolor originado en los nervios. Sin embargo, se necesita más investigación para entender esto con más detalle.

Los beneficios del aceite de CBD para el dolor nervioso incluyen:

  • Ofrece una acción protectora sobre las neuronas
  • Promueve la neuroregeneración
  • Bloquea la transmisión del dolor en la médula espinal y el cerebro
  • Promueve la actividad del GABA en las neuronas

Evidencia sobre el CBD y el dolor neuropático

En un estudio en el que participaron 303 pacientes diagnosticados con dolor nervioso periférico resistente al tratamiento, se les administró un spray tópico compuesto por CBD y THC [Serpell, 2014]. El estudio concluyó que el spray de CBD/THC mejoró la calidad del sueño y la gravedad del dolor en una porción significativa del grupo de tratamiento.

1.5 CBD para el dolor y la recuperación muscular

El dolor muscular de aparición tardía (DMAT) es una reacción normal del cuerpo después del entrenamiento. Este ocurre cuando forzamos nuestros músculos más de lo que han trabajado antes, o de una forma a la que no estamos acostumbrados. La tensión ejercida sobre las fibras musculares provoca daños e inflamación, lo que puede dar lugar a dolores y molestias.

El DMAT suele aparecer entre 24 y 48 horas después de un entrenamiento, y puede durar varios días.

Esta forma de dolor muscular puede hacer que sea difícil volver al gimnasio hasta que el dolor desaparezca.

El CBD es un suplemento útil para aliviar el dolor y la inflamación relacionada al DMAT, ayudándole a recuperarse más rápido y a volver al gimnasio lo antes posible.

Los beneficios del aceite de CBD para el dolor muscular incluyen:

  • Relaja las fibras musculares tensas
  • Bloquea la transmisión del dolor desde los músculos hasta el cerebro
  • Alivia la inflamación de los músculos
  • Mejora la calidad del sueño y la recuperación
  • Mejora la diferenciación de las células satélite en los músculos
  • Favorece la síntesis de proteínas al reducir los niveles de cortisol

Evidencia sobre el CBD para el dolor y la recuperación muscular

Aunque hay muchas pruebas que sugieren que los productos de CBD pueden utilizarse para reducir la inflamación y aliviar el dolor, no hay estudios específicos que exploren los beneficios de los productos de CBD para el DMAT u otras formas de dolor muscular en humanos.

Los estudios en animales han demostrado que las dosis de CBD pueden reducir eficazmente varias formas de dolor muscular crónico [Wong 2019].

1.6 CBD para la anemia de células falciformes

La anemia de células falciformes es una enfermedad en la que los glóbulos rojos están deformados. La forma de los glóbulos rojos suele parecerse a una hoz, de donde procede el nombre de la enfermedad.

Uno de los signos distintivos de la anemia falciforme es el dolor crónico. La forma de las células sanguíneas hace que les resulte difícil pasar por algunos de los pequeños capilares en la superficie de la piel, los músculos y los órganos internos. Cuando estas células se atascan, pueden provocar dolor e inflamación que son notoriamente difíciles de tratar.

Aunque hasta ahora hay algunos estudios sobre los efectos del CBD para el dolor causado por la anemia de células falciformes, la investigación aún está en sus inicios.

Los beneficios del aceite de CBD para la anemia falciforme incluyen:

  • Alivia el dolor
  • Inhibe la inflamación
  • Estabiliza los mastocitos para prevenir la inflamación y la irritación

Evidencia sobre el CBD y la anemia de células falciformes

Los estudios en animales que se han hecho con Sativex (una preparación farmacéutica de los cannabinoides CBD y THC) han mostrado una reducción drástica del dolor y la inflamación asociados a la anemia de células falciformes [Vincent, 2016].

Este estudio informó que el principal mecanismo de acción de los efectos analgésicos del CBD era la inhibición de los mastocitos. Estas células se activan cuando las células sanguíneas se alojan en los capilares, lo que provoca una cascada de inflamación y dolor.

2. Apoya la salud mental y el bienestar

Las enfermedades mentales abarcan un amplio abanico de trastornos de salud, desde la depresión y la ansiedad, hasta la psicosis y la esquizofrenia.

El CBD ofrece varios beneficios para la salud mental que lo hacen útil para una variedad de condiciones. Cabe destacar que el CBD no es un tratamiento aprobado para ningún problema de salud mental. Sin embargo, puede ayudar a promover la salud mental y el bienestar cuando se utiliza en combinación con otras terapias. Esto suele incluir cambios en la dieta y el estilo de vida, asesoramiento profesional u otros suplementos y medicamentos.

Si está experimentando algún síntoma grave en relación a su salud mental, es importante que visite a un profesional médico lo antes posible antes de recurrir a automedicarse con suplementos naturales para la salud como el CBD.

Los principales beneficios del CBD para el bienestar mental incluyen:

  • Inhibe la neuroinflamación
  • Apoya la actividad de los neurotransmisores
  • Promueve el sueño
  • Regula los niveles de cortisol
  • Neuroprotector

2.1 CBD para la ansiedad

La ansiedad es una de las enfermedades mentales más comunes del mundo. En los Estados Unidos, la ansiedad afecta aproximadamente al 18% de la población cada año.

Los aceites de CBD ofrecen varios beneficios clave para controlar, mitigar e incluso tratar diferentes tipos de ansiedad.

Los beneficios del aceite de CBD para la ansiedad incluyen:

  • Potencia la función del GABA en el cerebro
  • Regula la actividad de la serotonina y la dopamina
  • Relaja los músculos tensos
  • Alivia la inflamación del cerebro
  • Promueve un sueño más reparador
  • Reduce los niveles de cortisol

Evidencia sobre el CBD y los trastornos de ansiedad

Un estudio preclínico publicado en el 2015 exploró el potencial del CBD para tratar varias formas prominentes de trastornos de ansiedad [Blessing, 2015].

El estudio concluyó que había pruebas evidentes que demostraban la eficacia del CBD para reducir los síntomas de los trastornos de ansiedad como el trastorno por estrés postraumático (TEPT), el trastorno de ansiedad generalizada, el trastorno obsesivo-compulsivo y el trastorno de ansiedad social.

Un gran meta-análisis publicado en el 2018 destacó los beneficios del aceite de CBD para el TEPT [Bitencourt, 2018]. El estudio exploró los resultados de estudios en animales y ensayos clínicos. El análisis concluyó que el CBD mejoró significativamente los síntomas del TEPT, incluyendo la retención de recuerdos desagradables. Las dosis utilizadas en esta investigación oscilaron entre 12 mg de CBD (por vía oral) y 10 mg/kg (inyectado).

2.2 CBD para el estrés crónico

El estrés es un proceso totalmente normal y saludable, pero sólo hasta cierto nivel de intesidad. Estar estresado todo el tiempo puede ser perjudicial para nuestra salud a largo plazo.

El estrés crónico puede provocar presión arterial alta, baja inmunidad, enfermedades autoinmunes, síndrome de fatiga crónica, trastornos metabólicos, trastornos de ansiedad, depresión y mucho más.

Uno de los principales beneficios del CBD es su capacidad para promover la relajación y aliviar el estrés crónico.

Los beneficios del CBD para el estrés incluyen:

  • Mejora la función hipotalámica
  • Protege el cuerpo del daño oxidativo
  • Promueve el “descanso y la digestión”
  • Ayuda a controlar los efectos secundarios comunes del estrés

Evidencia sobre el CBD y el estrés crónico

El cortisol es la principal hormona del estrés en el cuerpo humano. El análisis de cortisol se considera una de las formas más sencillas de medir los niveles de estrés en los seres humanos, y la reducción del cortisol es un objetivo terapéutico clave para controlar el estrés crónico.

En un estudio, 11 voluntarios humanos recibieron altas dosis de CBD (hasta 600 mg) para medir sus efectos en los niveles de cortisol [Zuardi, 1993]. Se utilizaron análisis de sangre para medir los niveles de cortisol antes y después de tomar CBD. Los resultados mostraron una reducción sustancial de los niveles de cortisol después de tomar extracto de CBD en dos ocasiones distintas.

2.3 CBD para el insomnio y los trastornos del sueño

Existen dos tipos principales de insomnio: el insomnio de inicio (dificultad para conciliar el sueño) y el insomnio de mantenimiento (incapacidad para permanecer dormido durante toda la noche).

Las investigaciones apoyan el uso del CBD para ambos tipos de insomnio. El CBD puede ayudar a los usuarios a conciliar el sueño más rápidamente, a permanecer dormidos durante más tiempo y a sentirse más frescos por la mañana siguiente.

Los beneficios del aceite de CBD para el insomnio incluyen:

  • Sedación que promueve un inicio más rápido del sueño
  • Puede reducir las pesadillas
  • Regula el ciclo del sueño y los patrones de sueño
  • Alivia las causas comunes del insomnio

Evidencia sobre el CBD y el insomnio

Un meta-análisis que exploró los efectos del CBD sobre el sueño en la década de 1970 encontró que el CBD tiene un impacto diferente en el sueño, dependiendo de la dosis [Babson, 2017].

Las dosis bajas de CBD tienen un efecto estimulante leve, mientras que las dosis altas tienen una acción sedante mucho más fuerte. Las dosis altas de CBD se asociaron con un mayor tiempo total de sueño y una menor incidencia de movimientos o interrupciones a lo largo de la noche.

El mismo meta-análisis también sugirió mejoras en la calidad del sueño para las personas que sufren de trastorno de conducta del sueño MOR, una condición que hace que las personas se muevan y reaccionen de forma física durante el sueño MOR profundo.

2.4 CBD para los trastornos del estado de ánimo

El término “trastorno del estado de ánimo” se refiere a cualquier trastorno neurológico que afecte a la capacidad del cuerpo para regular o procesar las emociones.

Hay docenas de trastornos del estado de ánimo y el CBD tiene un efecto único para cada uno de ellos.

Se ha demostrado que el CBD ayuda con el trastorno bipolar, la depresión, la manía (con precaución), la hipomanía y el trastorno afectivo estacional (TAE).

Los principales beneficios del aceite de CBD para los trastornos del estado de ánimo incluyen:

  • Inhibe la inflamación en el cerebro
  • Alivia los efectos secundarios comunes de los trastornos del estado de ánimo
  • Regula la actividad de la serotonina y la dopamina

Evidencia sobre el CBD y los trastornos del estado de ánimo

Los estudios en animales que utilizan modelos bien establecidos para la depresión han demostrado que el uso de CBD se asocia a una mejora dramática en las puntuaciones de depresión en comparación con los grupos de control de placebo [Réus, 2011].

Otros estudios han dilucidado cómo el CBD es capaz de aliviar la depresión. Un estudio descubrió que los extractos de CBD eran capaces de aumentar la actividad de la serotonina en ratones [Sales, 2018]. La regulación de la serotonina es uno de los principales objetivos de los medicamentos antidepresivos farmacéuticos, como la sertralina y el Prozac.

Al observar los hábitos de los ratones para enterrar canicas, también se ha demostrado que el CBD puede aliviar los comportamientos obsesivos [Casarotto, 2010].

2.5 CBD para la adicción

La adicción y el abuso de sustancias, tanto de los medicamentos ilícitos como de los recetados, es un grave problema en todo el mundo. Sólo en Estados Unidos se calcula que 21 millones de personas tienen al menos una adicción.

Las formas típicas de adicción son: el abuso de sustancias, la adicción al juego o la adicción al sexo.

La Asociación Americana de Psiquiatría clasifica la adicción como un trastorno mental. Se caracteriza por un deseo compulsivo de hacer algo a pesar de que tenga claros impactos negativos en el cuerpo.

Los beneficios del aceite de CBD para la adicción incluyen:

  • Regula la función de la dopamina en el cerebro
  • Alivia los síntomas comunes del síndrome de abstinencia de drogas
  • El CBD puede reducir el deseo de consumir tabaco

Evidencia sobre el CBD y la adicción

Se ha demostrado que el CBD reduce las ansias de fumar en los fumadores crónicos [Morgan, 2013]. El estudio concluyó que los participantes del grupo de tratamiento fumaron un 40% menos de cigarrillos que el grupo de control con placebo. Los efectos del CBD tuvieron un impacto persistente durante varias semanas después de la conclusión del estudio.

Un estudio publicado en el 2019 analizó un grupo de 146 pacientes que consumían marihuana medicinal junto con benzodiazepinas [Purcell, 2019]. Los investigadores informaron de que el 30% de los pacientes ya no consumían las benzodiacepinas en el periodo de seguimiento de dos meses. Después de 6 meses, el 45% de los pacientes que participaron en el estudio ya no consumían benzodiacepinas. Los investigadores que llevaron a cabo este estudio asociaron el consumo de cannabis como uno de los factores clave que ayuda a los pacientes a liberarse de las tendencias adictivas del consumo de benzodiacepinas a largo plazo.

Muchas personas utilizan el aceite de CBD para dejar de consumir Xanax y otras benzodiacepinas. Se ha demostrado que el cannabinoide ofrece un apoyo directo a la causa subyacente del síndrome de abstinencia de las benzodiacepinas al impedir la recaptación de GABA [Banerjee, 1975]. Este es el neurotransmisor objetivo de los ansiolíticos como las benzodiacepinas.

2.6 CBD para la esquizofrenia

Los beneficios del CBD para la esquizofrenia no se conocen bien. La investigación tiene un largo camino por recorrer antes de hacer afirmaciones concluyentes sobre el uso del CBD para apoyar la condición.

Dicho esto, se ha demostrado que el CBD ofrece varios beneficios clave que lo sugieren como un candidato prometedor para controlar los síntomas de la enfermedad.

Los posibles beneficios del aceite de CBD para la esquizofrenia incluyen:

  • Regula la serotonina, la dopamina y el glutamato
  • Mejora el flujo sanguíneo a las regiones corticales del cerebro
  • Alivia los efectos secundarios comunes de la esquizofrenia
  • Regula los niveles de anandamida

Evidencia sobre el CBD y la esquizofrenia

La investigación sobre los efectos del CBD en la esquizofrenia está todavía en sus primeras fases. Debido a la complejidad de la condición, hay muchos desafíos para encontrar opciones de tratamiento efectivas. No existe una causa específica para esta enfermedad, y la mayoría de las causas probables son sólo teóricas.

Las principales teorías sobre las causas de la esquizofrenia son las siguientes:

  • Exceso de anandamida
  • Exceso de dopamina
  • Exceso de glutamato
  • Flujo sanguíneo deficiente en las regiones corticales del cerebro

Uno de los mejores estudios disponibles sobre los posibles beneficios del CBD para la esquizofrenia comparó el uso del CBD con los actuales medicamentos antipsicóticos [Leweke, 2012]. Este estudio doble ciego con control de placebo descubrió que el CBD era tan eficaz como la amisulprida para tratar los síntomas de la esquizofrenia.

La amisulprida es un potente fármaco antipsicótico de segunda generación utilizado en el tratamiento de la esquizofrenia y la psicosis.

Los investigadores que llevaron a cabo este estudio sugirieron que el mecanismo de acción del CBD era la mejora de la señalización de la anandamida.

Otros estudios han demostrado que el tetrahidrocannabinol (THC) activa los receptores CB1 en el cerebro [Pertwee, 2008], que se consideran mediadores vitales de la psicosis. Los productos que contienen cantidades más allá del 0.3% de THC deben ser evitados por cualquier persona diagnosticada o con riesgo de desarrollar esquizofrenia.

3. Promueve una piel saludable

La piel es el órgano más grande del cuerpo. Es responsable de mantener nuestra temperatura corporal interna, proteger nuestros órganos, almacenar nutrientes y fabricar vitamina D.

El CBD ofrece beneficios similares para muchas afecciones de la piel, desde afecciones inflamatorias como la psoriasis o el eczema, hasta trastornos cosméticos como el acné o las arrugas.

3.1 CBD para el acné

El acné está causado por una sobreproducción de sebo, que favorece el crecimiento bacteriano dentro de los poros. Esto conduce a la inflamación, hinchazón y enrojecimiento alrededor del poro.

El aceite de CBD y los productos para el cuidado de la piel con CBD ofrecen varios beneficios contra la formación del acné.

Los tópicos de CBD proporcionan una dosis directa de CBD a la superficie de la piel, mientras que los aceites de CBD son mejores para aliviar muchas de las causas subyacentes del acné (como la inflamación o el exceso de producción de sebo).

Los beneficios del aceite de CBD para el acné incluyen:

  • Reduce el enrojecimiento y la inflamación
  • Regula la producción de grasa y sebo en la piel
  • Hace que el sebo sea menos viscoso
  • Inhibe el crecimiento bacteriano en los poros

Evidencia sobre el CBD y el acné

Un estudio que exploraba los posibles efectos anti-acné de los cannabinoides observó que la mejora más significativa procedía del cannabinoide THCV (tetrahidrocannabivarina) [Oláh 2016].

El CBD y el CBDV también mostraron mejoras espectaculares en el control de la producción de sebo, la reducción de la inflamación y la activación de los receptores vanilloides en la piel. Cada uno de estos efectos contribuye a los beneficios generales contra el acné de un extracto de CBD de espectro completo.

3.2 CBD para la psoriasis

La psoriasis es una enfermedad de la piel causada por un trastorno autoinmune que provoca una rápida degeneración de las células de la piel. Esto da lugar a las características manchas rojas, escamosas que causan picazón y pueden formarse en cualquier parte del cuerpo.

No hay cura para esta enfermedad. La mayoría de los pacientes experimentan ciclos de brotes y remisiones, cada uno de los cuales dura varias semanas o meses.

Se ha demostrado que el CBD ofrece tres beneficios distintos para controlar o prevenir los síntomas de la psoriasis. Los productos tópicos que contienen altas concentraciones de CBD pueden ser útiles para reducir la gravedad de la enfermedad y prevenir los brotes antes de que se produzcan.

Los beneficios del CBD para la psoriasis incluyen:

  • Regula el crecimiento excesivo de las células de la piel
  • Inhibe la inflamación
  • Ayuda a controlar el dolor asociado a la psoriasis

Evidencia sobre el CBD y la psoriasis

Un estudio publicado en el 2013 descubrió que un conjunto de receptores cannabinoides localizados en la piel podría reducir el crecimiento excesivo de células cutáneas asociado a la psoriasis [Ramot, 2013]. Debido a la capacidad del CBD para regular estos receptores, los investigadores sugirieron que los productos tópicos de CBD podrían ser capaces de inhibir la formación de parches de psoriasis en la piel.

Otro estudio descubrió que el CBD inhibe directamente una molécula mensajera inflamatoria conocida como factor nuclear-kappa-b (NFkB) [Silva, 2019]. Esta molécula se considera uno de los principales mediadores inflamatorios implicados en la formación de la psoriasis.

3.3 CBD para el eccema

El eccema, también conocido como dermatitis atópica, es un trastorno inflamatorio que afecta a las capas externas de la piel (epidermis). Los parches ásperos y secos causados por el eccema pueden provocar comezón y dolor.

Los beneficios del aceite de CBD para el eccema incluyen:

  • Alivia el dolor y la comezón de la piel
  • Inhibe la inflamación de la piel

Evidencia sobre el CBD y el eccema

Un estudio clínico compuesto por 20 pacientes con trastornos inflamatorios de la piel (psoriasis o eccema) recibió una crema tópica de CBD y se les indicó que la aplicaran dos veces al día durante tres meses [Palmieri, 2019]. Al final del estudio, los investigadores reportaron una mejora significativa en el estado inflamatorio de la piel de ambas afecciones después de utilizar la pomada de CBD.

4. Protege el cerebro (neuroprotector)

El CBD es un agente neuroprotector, lo que significa que puede preservar la función y la estructura de las neuronas que componen el sistema nervioso central.

Estas células especializadas son muy sensibles a los daños causados por compuestos oxidativos o inflamatorios. Las enfermedades autoinmunes, las enfermedades priónicas, los polimorfismos genéticos, etc., pueden provocar daños neuronales. Estas afecciones se pueden englobar dentro del término “trastornos neurodegenerativos”, que hace referencia a cualquier afección que implique la destrucción o pérdida gradual de células nerviosas.

Las lesiones cerebrales o medulares traumáticas pueden provocar la destrucción de las células nerviosas. Esto puede conducir a trastornos del estado de ánimo, dificultar la concentración, causar una pérdida de la función motora y mucho más.

El CBD tiene muchos beneficios para los trastornos neurológicos gracias a sus efectos antiinflamatorios y otros efectos mediados por el sistema endocannabinoide.

Este sistema es uno de los principales reguladores de la salud de las células nerviosas. Protege los nervios de los daños, apoya la regeneración de las células nerviosas y mantiene una función celular óptima.

4.1 CBD para la epilepsia

El efecto neuroprotector del CBD es especialmente evidente cuando se observan los beneficios de este compuesto para los trastornos epilépticos.

Varios ensayos clínicos a gran escala han explorado los efectos de los extractos de CBD (tanto del espectro completo como del CBD puro) para el tratamiento de varias formas de epilepsia, incluyendo el síndrome de Dravet, el síndrome de Lennox-Gastaut, la epilepsia de ausencia infantil, y más.

Se ha demostrado que el CBD reduce drásticamente la gravedad de los ataques epilépticos y la frecuencia de los mismos.

Los beneficios del CBD para la epilepsia incluyen:

  • Alivia las convulsiones
  • Protege las células nerviosas
  • Modula los receptores clave que regulan la salud del cerebro
  • Alivia la neuroinflamación
  • Promueve la actividad GABA

Evidencia sobre el CBD y la epilepsia

En el 2018 se publicó un meta-análisis que incluyó a 670 personas y se encontró que el 71% de las personas que recibieron extractos de CBD de espectro completo experimentaron una reducción en la frecuencia de las convulsiones en comparación con el placebo [Pamplona, 2018]. Solo el 46% de los pacientes que tomaron aislados de CBD reportaron mejoras, lo que sugiere que la suma de los compuestos de un extracto de espectro completo contribuye a los efectos antiepilépticos del CBD.

Los investigadores informaron que el 40% de las personas en el estudio experimentaron la mitad de la cantidad de convulsiones esperadas, una cuarta parte tuvo una disminución del 70% en la frecuencia de las convulsiones, y el 10% estaba libre de convulsiones al final del estudio.

4.2 CBD para la esclerosis múltiple

La esclerosis múltiple (EM) es una enfermedad autoinmune que implica la destrucción de la vaina de mielina que rodea las células nerviosas. Se puede pensar en las células nerviosas como un manojo de cables y en la mielina como el aislamiento de plástico. Sin mielina, las células nerviosas no pueden transmitir mensajes al resto del cuerpo.

No existe una cura para la EM, pero hay algunos medicamentos que pueden utilizarse para ralentizar la progresión de la enfermedad.

El CBD es una opción popular para controlar la EM porque aborda varias causas subyacentes de la enfermedad (inflamación, autoinmunidad, función de las células nerviosas) y alivia los efectos secundarios más comunes (dolor, espasmos musculares, pérdida del control de la vejiga).

Existe un nuevo medicamento farmacéutico derivado del CBD y el THC para el tratamiento de la esclerosis múltiple, se llama Sativex®.

Los beneficios del CBD para la esclerosis múltiple incluyen:

  • Resiste el desarrollo de la autoinmunidad
  • Reduce la neuroinflamación
  • Evita que las células T se congreguen alrededor de los nervios
  • Reduce los espasmos musculares
  • Favorece el control de la vejiga
  • Alivia el dolor nervioso

Evidencia sobre el CBD y la esclerosis múltiple

La mayor parte de la investigación sobre los efectos de los productos de CBD para la esclerosis múltiple procede de un preparado farmacéutico llamado Sativex®. El Sativex® es un extracto 1:1 de CBD y THC y es el único fármaco relacionado con el cannabis aprobado para el tratamiento de la esclerosis múltiple en Estados Unidos.

Los ensayos clínicos con Sativex® han demostrado que el fármaco puede mejorar directamente muchos de los efectos secundarios comunes de la esclerosis múltiple. Se ha demostrado que mejora los espasmos musculares [Wade, 2010], la disfunción de la vejiga [Brady, 2004] y el dolor nervioso [Barnes, 2006].

4.3 CBD para la enfermedad de Huntington

La enfermedad de Huntington es un trastorno genético que afecta al cerebro. No hay cura para la enfermedad, pero hay algunas formas de ralentizar su progresión y aliviar los efectos secundarios más comunes.

La causa subyacente de la enfermedad de Huntington es la acumulación gradual de una proteína denominada Huntington, que puede acabar dañando y destruyendo las células nerviosas del cerebro. Esto conduce a movimientos musculares incontrolables, incapacidad para controlar las emociones y una reducción gradual de la función cognitiva.

El CBD tiene varios beneficios clave que ofrecer para las personas que padecen de la enfermedad de Huntington. Los beneficios se basan principalmente en sus potentes efectos antiinflamatorios y neuroprotectores.

Los beneficios del aceite de CBD para la enfermedad de Huntington incluyen:

  • Reduce la inflamación en el cerebro
  • Alivia los efectos secundarios comunes de la enfermedad de Huntington
  • Ofrece poderosos beneficios neuroprotectores

Evidencia sobre el CBD y la enfermedad de Huntington

Hay una falta de investigación sobre los efectos del CBD en la enfermedad de Huntington. La mayoría de las investigaciones disponibles utilizan modelos animales o pequeños grupos de estudio. Sin embargo, las investigaciones disponibles actualmente son muy prometedoras respecto al CBD como posible terapia para ayudar a los pacientes a controlar los síntomas de la enfermedad de Huntington.

Los modelos experimentales de la enfermedad de Huntington en animales han mostrado mejoras espectaculares en los síntomas y en la progresión de la enfermedad tras ser tratados con una combinación de CBD y THC (Sativex®) [Sagredo, 2011].

Los informes de casos publicados en Oxford Condition Monographs también han sugerido el éxito entre los pacientes de la enfermedad de Huntington que utilizan el CBD para controlar síntomas como la corea (movimiento ocular involuntario) y las dificultades del habla [Bates, 2014].

4.4 CBD para la enfermedad de Parkinson

La enfermedad de Parkinson (EP) es un trastorno neurodegenerativo crónico que afecta al núcleo accumbens (NA), que es donde se produce la mayor parte de la dopamina del cerebro.

A lo largo de varios años, los niveles de dopamina en el cerebro empiezan a disminuir, lo que provoca efectos secundarios como falta de concentración, temblores musculares, depresión, apatía, trastornos del sueño y mucho más.

El CBD es útil para aliviar los síntomas de esta condición, pero no puede ser utilizado para curarla. Actualmente no hay cura para la enfermedad de Parkinson; en su lugar, se utilizan suplementos y medicamentos para ralentizar la progresión de la enfermedad, aliviar los efectos secundarios comunes y mejorar la calidad de vida.

Los beneficios del aceite de CBD para la enfermedad de Parkinson incluyen:

  • Reduce la neuroinflamación
  • Alivia los efectos secundarios más comunes
  • Puede mejorar la producción de dopamina
  • Promueve una diversidad saludable del microbioma

Evidencia sobre el CBD y la enfermedad de Parkinson

Uno de los efectos secundarios característicos de la enfermedad de Parkinson son los temblores musculares y la pérdida de coordinación. Se ha demostrado que el CBD reduce significativamente los temblores musculares asociados a la enfermedad de Parkinson en modelos animales [Kluger, 2015].

Algunas de las investigaciones más interesantes sobre los posibles beneficios del CBD para la enfermedad de Parkinson han demostrado que el CBD puede ser capaz de aumentar los niveles de dopamina en el cerebro [Morales, 2018]. Estos hallazgos son significativos porque la causa principal de los síntomas asociados a la enfermedad de Parkinson es una reducción gradual de la dopamina en el cerebro. Se necesita más investigación para entender cómo se aplica este efecto a los pacientes de la vida real, pero la investigación hasta ahora es prometedora.

4.5 CBD para la esclerosis lateral amiotrófica (ELA)

La esclerosis lateral amiotrófica (ELA), también conocida como enfermedad de Lou Gehrig, es una enfermedad neurodegenerativa que implica la descomposición de las neuronas responsables del movimiento muscular (neuronas motoras).

No hay cura para esta enfermedad y las opciones de tratamiento son limitadas. El enfoque actual de tratamiento para esta condición es aliviar los efectos secundarios, ralentizar la progresión de la enfermedad y mejorar la calidad de vida de quienes la padecen.

El CBD no es una cura para la ELA, pero puede ayudar a los pacientes aliviando el dolor, los calambres musculares, el insomnio, la ansiedad y la depresión.

Los beneficios del aceite de CBD para la ELA pueden incluir:

  • Alivia el dolor crónico
  • Relaja los músculos
  • Apoya la conciliación del sueño
  • Podría ralentizar la progresión de la enfermedad al promover la salud neuronal

Evidencia sobre el CBD y la ELA

Actualmente no existen ensayos clínicos en la literatura académica que exploren el impacto directo de los extractos de CBD en casos de ELA. La única evidencia disponible sobre los beneficios de este suplemento proviene de informes anecdóticos de los pacientes que utilizan productos de CBD para controlar sus síntomas y los beneficios implícitos de otras investigaciones (como la mejor calidad de sueño, el alivio del dolor y los espasmos musculares).

Se han realizado estudios en animales para explorar el impacto de otro cannabinoide, el THC, en la ELA. En un estudio publicado en 2004, los investigadores informaron que los ratones con ELA experimental presentaban síntomas significativamente menos graves tras ser tratados con THC [Raman 2004].

5. Favorece la salud digestiva

Los problemas digestivos son muy frecuentes; los expertos estiman que casi una de cada cinco personas sufre algún tipo de disfunción digestiva.

Una mala salud digestiva puede afectar a casi todos los demás sistemas orgánicos del cuerpo. La inflamación crónica puede hacer que las partículas en el intestino se “filtren” en el torrente sanguíneo, interfiriendo con las hormonas, los neurotransmisores o la función de los órganos en otras partes del cuerpo.

Además, las sustancias inflamatorias en el intestino puede pasar hacia el torrente sanguíneo y desencadenar la inflamación en los pulmones, el cerebro, la piel, etc.

El CBD ofrece varios beneficios para la salud digestiva, pero el impacto más significativo, con diferencia, es su capacidad para inhibir la inflamación.

La inflamación es una de las principales causas subyacentes de los problemas digestivos. La inflamación puede ser causada por irritantes en los alimentos, alergias, alteraciones en el microbioma intestinal o polimorfismos genéticos.

5.1 CBD para la enfermedad inflamatoria intestinal (EII)

La enfermedad inflamatoria intestinal (EII) hace referencia a dos afecciones: la colitis ulcerosa (CU) y la enfermedad de Crohn.

Ambas enfermedades implican una inflamación crónica en el tracto digestivo que provoca problemas de absorción, estreñimiento o diarrea, alteración de la microflora intestinal, dolor y calambres.

El CBD ofrece beneficios directos para la EII al inhibir la inflamación, aliviar el dolor y apoyar la regeneración de las células dañadas en el revestimiento del intestino. Las formas más populares de utilizar el CBD para la EII son los aceites de CBD y los supositorios de CBD.

Los beneficios del CBD para la enfermedad inflamatoria intestinal incluyen:

  • Inhibe la inflamación en el tracto digestivo
  • Previene la activación de los mastocitos
  • Alivia el dolor
  • Puede favorecer la diversidad del microbioma

Evidencia sobre el CBD y la EII

Un artículo de revisión publicado en el 2013 destaca varios estudios in vitro y en animales que demostraron que el CBD podría inhibir varias formas de inflamación que se presentan comúnmente con la enfermedad inflamatoria intestinal [Esposito 2013].

El estudio concluyó que “[el CBD] posee una extraordinaria gama de efectos beneficiosos que pueden ralentizar el curso de la enfermedad, mejorar los síntomas y aumentar potencialmente la eficacia de los fármacos disponibles para la terapia de trastornos intestinales invalidantes como la colitis ulcerosa o la enfermedad de Crohn.”

Otro estudio analizó los resultados de tres pequeños ensayos clínicos que estudiaron los efectos del CBD para la enfermedad de Crohn [Kafil, 2018]. Se pidió a los pacientes que recibían aceite de CBD que rellenaran un cuestionario para determinar su calidad de vida. El estudio descubrió que los pacientes que usaban CBD tenían puntuaciones que eran aproximadamente un 17% más altas que los participantes del grupo de control con placebo.

Se necesitan más ensayos clínicos a gran escala para comprender plenamente los beneficios del aceite de CBD en el tratamiento de la enfermedad inflamatoria intestinal.

5.2 CBD para el síndrome de intestino irritable (SII)

El síndrome del intestino irritable (SII) presenta síntomas similares a los de la EII: diarrea o estreñimiento, dolor abdominal, náuseas, gases e hinchazón, fatiga y aumento o pérdida de peso.

La diferencia entre el SII y la EII es que, en el caso del SII, no hay una causa identificable de la enfermedad. Se clasifica como un síndrome y no como una enfermedad, lo que significa que es un conjunto de síntomas relacionados y no un proceso patológico específico.

El hecho de no saber cuál es la causa específica del trastorno hace que el SII sea difícil de diagnosticar y tratar. Los médicos diagnostican la enfermedad sólo después de descartar otras causas de los síntomas asociados.

El CBD es un suplemento popular para controlar los síntomas, y hay algunas investigaciones interesantes que sugieren que una causa potencial del SII es una disfunción del propio sistema endocannabinoide.

Los beneficios del CBD para el síndrome del intestino irritable incluyen:

  • Alivia las deficiencias de anandamida
  • Reduce la inflamación del intestino
  • Alivia los calambres y el movimiento intestinal hiperactivo
  • Reduce el apetito

Evidencia sobre el CBD y el SII

La investigación sobre los beneficios del CBD para el SII está todavía en sus inicios; el estudio de los principales mecanismos de acción de los productos de CBD está sólo en fase experimental. Hasta ahora, los resultados han sido prometedores y ofrecen buenas razones para realizar estudios más amplios y costosos sobre la interacción.

La causa subyacente del síndrome del intestino irritable no se conoce bien. En los últimos años, ha surgido una teoría que sugiere que la deficiencia de anandamida es un factor clave en la afección [Russo, 2016]. La anandamida es un componente clave del sistema endocannabinoide que regula la función de las células nerviosas y epiteliales en el tracto digestivo. También se cree que es una causa potencial de las migrañas y la fibromialgia, dos comorbilidades comunes en los pacientes con SII.

Se ha demostrado que el CBD regula los niveles de anandamida mediante la activación de los receptores vanilloides VR1. Estos receptores son responsables de controlar la descomposición de la anandamida [Bisogno, 2001]. Al regular este receptor, se cree que el CBD puede aumentar los niveles de anandamida en el intestino, reduciendo así los síntomas del SII.

5.3 CBD para las náuseas

El CBD es uno de los extractos herbales antinauseosos más fiables que existen. Funciona directamente en la médula oblonga, una sección del sistema nervioso central en donde se encuentra el centro de las náuseas.

La gente está usando el CBD para aliviar las náuseas experimentadas mientras se viaja (mareo), o las náuseas que surgen como efecto secundario de los medicamentos, la terapia contra el cáncer, las náuseas matutinas, y mucho más. 

Los beneficios del aceite de CBD para las náuseas incluyen:

  • Aumenta los niveles de anandamida en la médula oblonga
  • Alivia la inflamación
  • Relaja los calambres y el dolor muscular

Evidencia sobre el CBD y las náuseas

Un estudio que exploró los beneficios antieméticos (contra las náuseas) de los cannabinoides informó de que tanto el CBD como el THC ofrecen potentes efectos contra las náuseas, pero a través de mecanismos distintos [Parker, 2011].

El THC alivia los síntomas de las náuseas activando directamente los receptores CB1 del sistema endocannabinoide. Los receptores CB1, a su vez, son responsables de regular los receptores de serotonina 5HT3 que controlan las ganas de vomitar.

El CBD actúa indirectamente regulando otro tipo de receptor de serotonina (5HT1A), lo que conduce a una reducción de la serotonina en el centro de las náuseas, resultando en la supresión del reflejo de las náuseas.

6. Puede proteger el sistema cardiovascular

Las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de muerte en el mundo desarrollado. Este sistema vital es muy susceptible a la inflamación y al daño de los radicales libres.

Hay muchos tipos de enfermedades cardiovasculares, como la hipertensión, la enfermedad de las arterias coronarias, las arritmias, los accidentes cerebrovasculares, la enfermedad pulmonar obstructiva crónica o la insuficiencia cardíaca congestiva.

Los beneficios del aceite de CBD para las enfermedades del corazón incluyen:

  • Estabiliza los niveles de azúcar en sangre
  • Favorece la pérdida de peso
  • Reduce la inflamación
  • Reduce la presión arterial
  • Protege contra el daño oxidativo

6.1 CBD para la hipertensión (presión arterial alta)

Cualquier valor superior a 120/80 mmHg se considera presión arterial alta. El médico hará un diagnóstico de “hipertensión” cuando la presión arterial supera los 130/90 mmHg.

La hipertensión puede tener graves consecuencias a largo plazo si no se controla durante mucho tiempo. Puede aumentar las posibilidades de desarrollar otros trastornos cardiovasculares, como la aterosclerosis, la enfermedad coronaria o el ictus.

El aceite de CBD es un popular suplemento natural para ayudar en las primeras etapas de la presión arterial alta. Sin embargo, debido a las posibles interacciones adversas entre el CBD y los medicamentos para la presión arterial, siempre debe hablar con su médico antes de usar productos de CBD para ayudar a controlar su condición.

Los beneficios del aceite de CBD para la hipertensión incluyen:

  • Relaja los vasos sanguíneos
  • Alivia la ansiedad
  • Reduce la inflamación en las arterias

Evidencia sobre el CBD y la hipertensión

Un estudio cruzado aleatorizado descubrió que una dosis única de CBD (600 mg por vía oral) en pacientes hipertensos daba lugar a una reducción de la presión arterial en reposo [Jadoon, 2017]. Este efecto se asoció principalmente a los efectos ansiolíticos del suplemento, ya que la ansiedad es una causa común de la presión arterial en reposo.

Un estudio experimental en el que se utilizaron arterias humanas constreñidas expuestas al extracto de CBD descubrió una reducción de la presión arterial del 40 % [Stanley, 2013].

Estudios posteriores descubrieron que el mecanismo que utiliza el CBD para reducir la presión arterial se basa en una modulación de los receptores endocannabinoides CB1 (que se encuentran en todo el sistema cardiovascular) [Stanley, 2015]. Los receptores CB1 desencadenan la liberación de óxido nítrico, que es un potente vasodilatador (ensancha las arterias para reducir la presión arterial).

6.2 CBD para el accidente cerebrovascular (ictus)

Un ictus es una enfermedad que afecta a las arterias que suministran sangre y nutrientes al cerebro. Cuando los vasos sanguíneos se bloquean o se rompen, la sangre no puede llegar a varias partes del cerebro. En cuestión de minutos, la falta de flujo sanguíneo provoca la muerte de las neuronas afectadas.

Los derrames cerebrales pueden provocar graves déficits neurológicos a largo plazo si no se tratan inmediatamente.

El CBD no es un tratamiento para el ictus, pero ofrece beneficios que pueden reducir las posibilidades de desarrollar un ictus o aumentar las posibilidades de supervivencia y recuperación.

Los beneficios del aceite de CBD para el ictus incluyen:

  • Protege las neuronas
  • Resiste el daño hipóxico
  • Puede mejorar el flujo sanguíneo hacia el cerebro
  • Alivia las causas subyacentes comunes

Evidencia sobre el CBD y el ictus

No se dispone de grandes ensayos clínicos que demuestren los beneficios del CBD para los pacientes con ictus. Sin embargo, algunos estudios preclínicos sugieren que el CBD puede ser un candidato prometedor como agente de apoyo para las lesiones isquémicas causadas por el ictus.

Los estudios en animales que exploran los efectos protectores del CBD para las lesiones isquémicas (lesiones causadas por la falta de oxígeno) encontraron un daño significativamente menos duradero en los animales tratados con CBD inmediatamente después de la lesión [Braida, 2003]. El CBD parecía tener un efecto protector contra la isquemia.

Otros estudios sobre los beneficios del CBD para los accidentes cerebrovasculares sugieren que la mayoría de los efectos se derivan de su capacidad para modular los receptores endocannabinoides CB1. Se ha demostrado que estos receptores proporcionan efectos neuroprotectores al prevenir la hiperexcitación de las neuronas, apoyan la vía de la fosfatidilinositol-3 quinasa/Akt y resisten la hipotermia [Hayakawa, 2010].

6.3 CBD para la aterosclerosis

La aterosclerosis se caracteriza por la acumulación de depósitos grasos en las paredes arteriales. Estos depósitos están formados por colesterol, diversos lípidos, calcio y fibrina.

A medida que la placa se desarrolla, las paredes arteriales se vuelven más gruesas, lo que provoca una reducción del flujo sanguíneo a través de la arteria. Esto significa que cada vez menos sangre, oxígeno y nutrientes pueden circular por las arterias.

Esta afección puede pasar desapercibida durante muchos años. Cuando el flujo sanguíneo se reduce demasiado, puede hacer que el tejido irrigado por el vaso sanguíneo se quede sin oxígeno. Si esta obstrucción se produce en las grandes arterias que alimentan el corazón, el cerebro o las extremidades, puede tener consecuencias graves. Algunos ejemplos son el ataque al corazón, la angina de pecho, la insuficiencia renal o la enfermedad arterial periférica.

Se ha demostrado que el CBD ofrece poderosos beneficios preventivos para la aterosclerosis al dirigirse a varias de sus causas subyacentes.

Los beneficios del aceite de CBD para la aterosclerosis incluyen:

  • Estabiliza los niveles de azúcar en sangre
  • Favorece la pérdida de peso
  • Alivia la inflamación
  • Reduce la presión arterial

Evidencia sobre el CBD y la aterosclerosis

No hay investigaciones clínicas que exploren el impacto del CBD para la aterosclerosis específicamente, pero hay muchos estudios que sugieren que el CBD puede ser un tratamiento prometedor por sus efectos sobre varias causas subyacentes de la enfermedad.

Por ejemplo, se ha demostrado que el CBD y otros reguladores endocannabinoides reducen la presión arterial en ratas con hipertensión inducida [Bátkai, 2004]. Se ha demostrado que la presión arterial alta aumenta significativamente el riesgo de desarrollar aterosclerosis y enfermedad arterial coronaria más adelante en la vida [Nakanishi, 2017].

También se ha demostrado que el CBD activa el PPAR [Stanley, 2013], que ejerce varios efectos protectores contra la progresión de la aterosclerosis [Bishop-Bailey, 2000].

7. Favorece la salud reproductiva en hombres y mujeres

El CBD ofrece algunos beneficios únicos para promover la salud del sistema reproductivo tanto en hombres como en mujeres.

Aunque hay algunas pruebas que sugieren que el CBD puede ser útil para hacer que las relaciones sexuales sean más placenteras, la mejora más significativa proviene de su capacidad para aliviar la ansiedad relacionada al rendimiento. Otros beneficios incluyen su capacidad para aliviar la inflamación o el dolor en los órganos reproductivos.

La mayoría de la gente utiliza aceites o supositorios de CBD (para la salud reproductiva femenina), pero también hay productos específicos para el sexo como lubricantes y aceites tópicos de CBD.

Los beneficios del CBD para el sistema reproductivo:

  • Puede ayudar a aliviar el dolor durante el coito
  • Alivia la ansiedad asociada al rendimiento
  • Puede ayudar a la disfunción eréctil
  • Alivia los síntomas comunes del síndrome premenstrual
  • Alivia los síntomas relacionados con el síndrome de ovario poliquístico
  • Puede aliviar el dolor y la inflamación de la endometriosis
  • Alivia la ansiedad asociada a la menopausia

7.1 CBD para el síndrome premenstrual (SPM)

El síndrome premenstrual (SPM) es una afección frecuente que experimentan hasta el 95% de las mujeres en edad reproductiva.

Este trastorno se produce hasta una semana antes de la fase menstrual del ciclo reproductivo de la mujer. Los cambios hormonales que se producen cuando el cuerpo se prepara para la menstruación dan lugar a una serie de síntomas psicológicos y físicos.

Los efectos del síndrome premenstrual son diferentes para cada persona y su severidad puede variar (desde síntomas leves hasta extremos).

Muchas mujeres utilizan los aceites de CBD para aliviar los síntomas del SPM, como la ansiedad, los calambres musculares, los cambios de humor, el dolor y el insomnio, entre otros.

Los beneficios del aceite de CBD para el SPM incluyen:

  • Alivia la ansiedad
  • Favorece el estado de ánimo y alivia los síntomas de la depresión
  • Alivia los calambres y dolores abdominales
  • Favorece la calidad del sueño
  • Reduce la formación de brotes de acné

Evidencia sobre el CBD y el SPM

No hay ningún estudio que analice específicamente los efectos del CBD para el síndrome premenstrual, pero hay muchos estudios que han demostrado los beneficios directos del CBD para los síntomas comunes asociados a esta condición (dolor, calambres y cambios de humor).

Durante la fase lútea (la fase previa a la fase menstrual), los cambios drásticos en la progesterona y el estrógeno pueden afectar a los niveles de serotonina en el cerebro. Se cree que el descenso de la actividad de la serotonina durante esta fase es una de las principales causas de los cambios de humor asociados al síndrome premenstrual.

Se ha demostrado que el CBD alivia la baja actividad de la serotonina en el cerebro [National Academies of Sciences, 2017]. Se sugiere que esta es una de las razones clave por las que el CBD es tan eficaz para estabilizar el estado de ánimo durante el SPM.

7.2 CBD para el síndrome de ovario poliquístico (SOP)

El síndrome de ovario poliquístico (SOP) es poco conocido. Todavía no se conoce la causa subyacente de este trastorno, lo que dificulta tanto su diagnóstico como su tratamiento.

El síndrome de ovario poliquístico es más un trastorno metabólico que otra cosa. Implica un desequilibrio generalizado de las hormonas reproductivas femeninas, los andrógenos y la insulina.

El CBD no es una cura para el SOP, pero puede ayudar a ralentizar la progresión de los síntomas.

Los beneficios del aceite de CBD para el SOP incluyen:

  • Apoya los niveles óptimos de insulina
  • Favorece la pérdida de peso
  • Puede aliviar los efectos secundarios comunes del SOP

Evidencia sobre el CBD y el SOP

Un estudio de análisis a gran escala examinó los resultados de los datos obtenidos en la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición de 2005 a 2010 para correlacionar el impacto del cannabis en la resistencia a la insulina [Penner, 2013]. El estudio descubrió que los participantes de la encuesta que consumían cannabis con regularidad tenían una puntuación de resistencia a la insulina un 16% menor que los no consumidores.

Aunque este estudio en particular analizó los efectos de cualquier producto de cannabis (incluida la marihuana), los investigadores sugirieron que el CBD era uno de los compuestos clave responsables de este beneficio de regulación de la insulina.

7.3 CBD para la endometriosis

La endometriosis es una enfermedad en la que el tejido del interior del útero crece fuera de lugar por error. Este tejido especial (tejido endometrial) está adaptado para cambiar en respuesta a las hormonas femeninas a lo largo del ciclo menstrual.

Este tejido en sí mismo no es perjudicial, pero el problema surge durante la fase menstrual, cuando los cambios hormonales provocan que este tejido comience a desprenderse.

El tejido endometrial del interior del útero es expulsado del cuerpo a través de la cavidad vaginal. Sin embargo, los tejidos que crecen fuera del útero quedan atrapados en el cuerpo. Esto puede provocar fuertes dolores e inflamación. A lo largo de muchos ciclos, puede acabar provocando la formación de cicatrices en los ovarios, el útero y las trompas de Falopio.

El CBD no es una cura para la endometriosis y no evitará el crecimiento del tejido endometrial, pero puede ofrecer beneficios para los efectos secundarios comunes de la enfermedad.

Los beneficios del aceite de CBD para la endometriosis incluyen:

  • Alivia el dolor inflamatorio
  • Reduce los calambres musculares
  • Bloquea los efectos de las prostaglandinas inflamatorias
  • Regula la producción de hormonas

Evidencia sobre el CBD y la endometriosis

A las mujeres diagnosticadas con endometriosis se les preguntó por su experiencia con el uso del CBD para controlar el dolor pélvico asociado a la endometriosis [Reinert, 2019]. De las encuestadas que han probado el CBD, el 57% informó de que el CBD era moderadamente o muy eficaz.

8. Regula las hormonas y el metabolismo

El sistema endocannabinoide está íntimamente relacionado con la regulación del sistema endocrino, que incluye aquellos órganos que producen las hormonas del cuerpo.

Se ha demostrado que el CBD ayuda a las hormonas reproductivas (mencionado con más detalle en la sección 7) y a las hormonas metabólicas.

En lo que respecta al metabolismo, el CBD ofrece varios beneficios que lo hacen útil para controlar problemas a largo plazo relacionados con la resistencia a la insulina y el aumento de peso.

Este suplemento no es suficiente por sí solo, pero cuando se combina con otros cambios en la dieta y el estilo de vida, puede ofrecer un beneficio sustancial en el sistema metabólico general, que incluye órganos como el páncreas (la fuente de insulina), el hígado, el sistema digestivo, los riñones, los adipocitos (células de almacenamiento de grasa) y el cerebro.

Los principales beneficios del CBD para el metabolismo incluyen:

  • Regula la producción de insulina
  • Reduce el apetito para frenar los antojos y favorecer la pérdida de peso
  • Protege el hígado, los riñones y el páncreas
  • Favorece los efectos de la insulina
  • Combate la inflamación crónica
  • Puede favorecer los niveles de lípidos en sangre

8.1 CBD para la diabetes

La diabetes es un trastorno metabólico en el que interviene la hormona insulina. Esta hormona se encarga de trasladar el azúcar de la sangre al interior de las células, donde se convierte en energía. Se establece un diagnóstico de diabetes tipo I si no hay suficiente insulina o de diabetes tipo II si la insulina no funciona correctamente.

El CBD no es una cura para la diabetes, pero ofrece beneficios útiles para apoyar la función de la insulina, alivia los efectos secundarios como el dolor y ofrece efectos protectores en los órganos más afectados (como el hígado, los riñones y el páncreas).

Los beneficios del CBD para la diabetes incluyen:

  • Ayuda a controlar el apetito y a reducir el peso
  • Protege el hígado
  • Alivia el dolor neuropático
  • Alivia otros efectos secundarios de la diabetes
  • Favorece la función de la insulina
  • Favorece la curación más rápida de las heridas
  • Protege las células secretoras de insulina del páncreas

Evidencia sobre el CBD y la diabetes

En un estudio en el que participaron 4.700 pacientes con prediabetes (niveles elevados de azúcar en sangre pero por debajo del umbral de la diabetes) se midieron los efectos del cannabis sobre la sensibilidad a la insulina [Penner, 2013]. El estudio descubrió que las personas que consumían productos de cannabis tenían, en promedio, un puntaje 16% menor de insulina en ayunas (un marcador de menor resistencia a la insulina).

En estudios con animales, las ratas con sobrepeso a las que se les administraron extractos de cannabis durante largos periodos de tiempo tenían un páncreas más pesado que las ratas del grupo de control [Levendal, 2012]. Este estudio sugiere que el cannabis tiene un efecto protector sobre el páncreas. Un efecto secundario común de los niveles elevados de azúcar en sangre es el daño y la destrucción del páncreas, lo que conlleva una menor secreción de insulina y un empeoramiento de los síntomas a medida que avanza la enfermedad.

El CBD también ofrece beneficios por medio de la supresión del apetito [Matias, 2006]. La obesidad es uno de los principales factores que contribuyen a la progresión de la diabetes de tipo II. Alcanzar y mantener un índice de masa corporal óptimo es uno de los principales objetivos del tratamiento para controlar esta enfermedad.

8.2 CBD para la enfermedad del hígado graso

Hay dos formas de enfermedad del hígado graso: la enfermedad del hígado graso alcohólico (EHGA) y la enfermedad del hígado graso no alcohólico (EHGNA). El CBD no es una cura para ninguna de ellas, pero hay pruebas de que puede ayudar a ralentizar la progresión de ambas.

El hígado graso es una enfermedad grave que normalmente puede prevenirse si se realizan cambios en la dieta y en el estilo de vida (tomar medidas para controlar el peso y el consumo de azúcar, dejar el alcohol y hacer ejercicio con regularidad).

El CBD ofrece beneficios al regular el sistema endocannabinoide, que está relacionado con la función hepática. Este cannabinoide puede ralentizar la progresión de la enfermedad durante el tiempo suficiente para realizar los demás cambios necesarios en la dieta y los hábitos de vida.

Los beneficios del aceite de CBD para la enfermedad del hígado graso incluyen:

  • Regula los niveles de anandamida
  • Controla el apetito

Evidencia sobre el CBD y la enfermedad del hígado graso

En un estudio con animales, algunos ratones fueron alimentados con una dieta alta en grasas y calorías durante 15 semanas para inducirles la enfermedad del hígado graso [Romero-Zerbo, 2020]. La mitad de los animales recibieron dosis diarias de CBD durante dos semanas para medir su efecto protector. Los investigadores informaron de que los lípidos en sangre y el peso corporal seguían siendo comparables en ambos grupos al final del estudio. Sin embargo, el grupo del CBD tenía mejores puntuaciones de resistencia a la insulina, menor inflamación del hígado, menor fibrosis en el hígado, menos muerte celular en el páncreas y menos signos de enfermedad del hígado graso en general. 

Los estudios experimentales han sugerido que el principal beneficio del CBD para la enfermedad del hígado graso es el resultado de la inhibición del receptor endocanabinoide CB1 [Alswat, 2013]. El CBD es un modulador de los receptores endocannabinoides, lo que significa que puede tanto aumentar como disminuir la actividad del receptor.

8.3 CBD para el síndrome metabólico

El síndrome metabólico es un trastorno complejo que afecta al modo en que el cuerpo almacena y utiliza el azúcar y las grasas para obtener energía. Este trastorno está causado por factores relacionados con el estilo de vida, como una dieta inadecuada (alto consumo de azúcar y grasas) y la falta de ejercicio.

El único tratamiento eficaz para esta enfermedad son los cambios en la dieta y el estilo de vida. Los alimentos ricos en azúcar y grasas, el aumento de la ingesta de calorías, la falta de ejercicio y el uso de sustancias tóxicas para el hígado (como el alcohol y la nicotina) deben ser eliminados para detener o revertir la progresión del síndrome metabólico.

El CBD no puede curar o prevenir esta condición, pero puede ofrecer apoyo para algunos de los procesos subyacentes involucrados en su progresión.

Las principales causas subyacentes del síndrome metabólico son la resistencia a la insulina, la obesidad, la enfermedad del hígado graso y la inflamación crónica. Se ha demostrado que el CBD ofrece beneficios directos para todas estas condiciones.

Los beneficios del aceite de CBD para el síndrome metabólico incluyen:

  • Reduce el apetito
  • Puede ralentizar la progresión de la enfermedad del hígado graso
  • Mejora la sensibilidad a la insulina
  • Alivia el dolor neuropático
  • Protege las células secretoras de insulina del páncreas
  • Reduce la carga inflamatoria

Evidencia sobre el CBD y el síndrome metabólico

Se utilizó un estudio realizado en Australia en el que participaron casi 1,5 millones de pacientes para identificar las correlaciones entre el consumo de cannabis y la incidencia del síndrome metabólico [Waterreus, 2016]. El estudio descubrió que los pacientes que consumían cannabis tenían una probabilidad significativamente menor de desarrollar el síndrome metabólico que los no consumidores.

Se necesitan más ensayos clínicos para comprender plenamente los beneficios del CBD para el síndrome metabólico.

8.4 CBD para la pérdida de peso

Alcanzar y mantener el peso corporal ideal (basado en el índice de masa corporal) es una de las mejores medidas que puede tomar para mantener una salud y un bienestar óptimos. Si bien es poco probable que un ligero sobrepeso afecte su estado de salud significativamente, la obesidad está relacionada con una amplia gama de problemas de salud a largo plazo.

Sin duda alguna, la mejor manera de perder peso es mediante la dieta y el ejercicio. En algunos casos, puede ser necesario abordar también otros factores que contribuyen al aumento de peso, como la disfunción tiroidea u hormonal.

El CBD ofrece varios beneficios para la pérdida de peso, pero no es suficiente para reducirlo por sí solo. Para obtener los mejores resultados, el CBD debería usarse en combinación con otros tratamientos de pérdida de peso, como una dieta restrictiva en calorías, un régimen saludable de ejercicio y dejar el alcohol o los cigarrillos.

Los beneficios del aceite de CBD para la pérdida de peso incluyen:

  • Reduce el apetito para frenar los hábitos alimenticios
  • Alivia la inflamación crónica asociada a la obesidad
  • Favorece la función hormonal óptima
  • Alivia los trastornos digestivos y la inflamación
  • Favorece la función de las mitocondrias (donde se quema el azúcar y la grasa para obtener energía)
  • Puede reducir la resistencia a la insulina
  • Alivia el estrés y la ansiedad

Evidencia sobre el CBD y la pérdida de peso

La investigación en torno a los beneficios del CBD para la pérdida de peso es limitada, pero hay algunos buenos estudios correlacionales y estudios en animales que sugieren que el CBD es un candidato prometedor para los programas de pérdida de peso.

Estudios recientes en animales han demostrado que el CBD puede reducir el peso al favorecer el metabolismo y reducir el apetito [Koch, 2017]. Este estudio descubrió que el mecanismo de acción se basaba en la interacción del CBD con los receptores endocannabinoides CB1 y CB2, que desempeñan un papel en el metabolismo de las grasas y del azúcar.

Los beneficios del CBD para los niños: ¿es seguro?

El CBD no es psicoactivo, siempre y cuando se fabrique a partir de plantas de cáñamo y no de marihuana. También se ha demostrado que es seguro para los niños, incluso en dosis muy altas.

Ya se han completado varios ensayos clínicos a gran escala que exploran la eficacia y la seguridad del uso de productos de CBD con niños.

Un meta-análisis publicado en 2018 exploró los efectos del CBD en 607 pacientes de entre 5 meses y 67 años con epilepsia resistente al tratamiento (edad media de 13 años) [Szaflarski, 2018]. Los investigadores informaron que el CBD fue muy bien tolerado por los pacientes de todas las edades. Los efectos secundarios más comunes reportados fueron fatiga y diarrea, incluso en dosis muy altas (hasta 10 mg/kg).

Hay muchas razones por las que un padre puede querer utilizar productos de CBD con sus hijos. El CBD ofrece los mismos beneficios para los niños que para los adultos. El objetivo principal del CBD es aliviar la ansiedad, manejar los trastornos inflamatorios, el dolor crónico, o apoyar condiciones de salud específicas.

Los beneficios del aceite de CBD para los niños incluyen:

  • Puede aliviar los síntomas del TDA y el TDAH
  • Puede apoyar los efectos secundarios comunes del trastorno del espectro autista (TEA), como la ansiedad, el insomnio, las convulsiones y los trastornos del estado de ánimo
  • Puede aliviar los síntomas del asma infantil
  • Puede ayudar a conciliar el sueño en niños agitados
  • Puede prevenir o aliviar las náuseas y el mareo
  • Es útil para ciertos trastornos epilépticos (como el síndrome de Dravet)
  • Puede ayudar a relajar los pulmones y aliviar la tos
  • Es un antiinflamatorio natural
  • Alivia los trastornos de ansiedad y estrés en los niños

¿Cuáles son los efectos secundarios del CBD?

Todos los suplementos y medicamentos para la salud conllevan el riesgo de causar efectos secundarios. La gravedad de estos efectos secundarios depende de cada sustancia.

En comparación con otros suplementos para la salud, el CBD tiene un riesgo muy bajo de producir efectos secundarios. La mayoría de las personas que experimentan efectos secundarios informan que la reacción es leve, usualmente cansancio o mareos.

En casos más graves, el CBD puede causar una caída notable de la presión arterial, diarrea o náuseas, aunque son muy poco frecuentes.

Es más probable padecer los efectos secundarios del CBD cuando se toman dosis altas o cuando se utiliza junto con otros medicamentos, suplementos o alcohol.

Los efectos secundarios más comunes del CBD incluyen:

  • Presión arterial baja
  • Boca seca (xerostomía)
  • Fatiga
  • Diarrea
  • Falta de apetito
  • Náuseas y vómitos
  • Erupción cutánea

En resumen: los beneficios del CBD

El CBD es un suplemento muy útil que ofrece una amplia gama de beneficios en múltiples sistemas orgánicos. Se utiliza para apoyar la función neurológica, la salud cardiovascular, la función inmunológica y mucho más.

Esta impresionante molécula puede ofrecer todos estos beneficios al interactuar con un sistema responsable de regular diferentes procesos en el cuerpo, llamado sistema endocannabinoide.

Al interactuar con este sistema, el CBD puede favorecer la producción de hormonas, la función nerviosa, aliviar la inflamación, disminuir la transmisión del dolor y mucho más.

Investigación y estudios científicos sobre el CBD

  1. Malfait, A. M., Gallily, R., Sumariwalla, P. F., Malik, A. S., Andreakos, E., Mechoulam, R., & Feldmann, M. (2000). The nonpsychoactive cannabis constituent cannabidiol is an oral anti-arthritic therapeutic in murine collagen-induced arthritis. Proceedings of the National Academy of Sciences, 97(17), 9561-9566.
  2. Specter, S., Lancz, G., & Hazelden, J. (1990). Marijuana and immunity: tetrahydrocannabinol mediated inhibition of lymphocyte blastogenesis. International journal of immunopharmacology, 12(3), 261-267.
  3. Klein, T. W., Kawakami, Y., Newton, C., & Friedman, H. (1991). Marijuana components suppress induction and cytolytic function of murine cytotoxic T cells in vitro and in vivo. Journal of Toxicology and Environmental Health, Part A Current Issues, 32(4), 465-477.
  4. Coffey, R. G., Yamamoto, Y., Snella, E., & Pross, S. (1996). Tetrahydrocannabinol inhibition of macrophage nitric oxide production. Biochemical pharmacology, 52(5), 743-751.
  5. Watzl, B., Scuderi, P., & Watson, R. R. (1991). Marijuana components stimulate human peripheral blood mononuclear cell secretion of interferon-gamma and suppress interleukin-1 alpha in vitro. International journal of immunopharmacology, 13(8), 1091-1097.
  6. Walitt, B., Klose, P., Fitzcharles, M. A., Phillips, T., & Häuser, W. (2016). Cannabinoids for fibromyalgia. The Cochrane database of systematic reviews, 7(7), CD011694. DOI:10.1002/14651858.CD011694.pub2
  7. Stockings, E., Campbell, G., Hall, W. D., Nielsen, S., Zagic, D., Rahman, R., … & Degenhardt, L. (2018). Cannabis and cannabinoids for the treatment of people with chronic noncancer pain conditions: a systematic review and meta-analysis of controlled and observational studies. Pain, 159(10), 1932-1954.
  8. Volfe, Z., Dvilansky, A., & Nathan, I. (1985). Cannabinoids block release of serotonin from platelets induced by plasma from migraine patients. Int J Clin Pharmacol Res, 5(4), 243-246.
  9. Ryberg, E., Larsson, N., Sjögren, S., Hjorth, S., Hermansson, N. O., Leonova, J., … & Greasley, P. J. (2007). The orphan receptor GPR55 is a novel cannabinoid receptor. British journal of pharmacology, 152(7), 1092-1101.
  10. Serpell, M., Ratcliffe, S., Hovorka, J., Schofield, M., Taylor, L., Lauder, H., & Ehler, E. (2014). A double‐blind, randomized, placebo‐controlled, parallel group study of THC/CBD spray in peripheral neuropathic pain treatment. European journal of pain, 18(7), 999-1012.
  11. Vincent, L., Vang, D., Nguyen, J., Benson, B., Lei, J., & Gupta, K. (2016). Cannabinoid receptor-specific mechanisms to alleviate pain in sickle cell anemia via inhibition of mast cell activation and neurogenic inflammation. Haematologica, 101(5), 566-577.
  12. Bitencourt, R. M., & Takahashi, R. N. (2018). Cannabidiol as a therapeutic alternative for post-traumatic stress disorder: From bench research to confirmation in human trials. Frontiers in neuroscience, 12, 502.
  13. Blessing, E. M., Steenkamp, M. M., Manzanares, J., & Marmar, C. R. (2015). Cannabidiol as a potential treatment for anxiety disorders. Neurotherapeutics, 12(4), 825-836.
  14. Zuardi, A. W., Guimaraes, F. S., & Moreira, A. C. (1993). Effect of cannabidiol on plasma prolactin, growth hormone and cortisol in human volunteers. Brazilian journal of medical and biological research= Revista brasileira de pesquisas medicas e biologicas, 26(2), 213-217.
  15. Babson, K. A., Sottile, J., & Morabito, D. (2017). Cannabis, cannabinoids, and sleep: a review of the literature. Current psychiatry reports, 19(4), 23.
  16. Réus, G. Z., Stringari, R. B., Ribeiro, K. F., Luft, T., Abelaira, H. M., Fries, G. R., … & Crippa, J. A. (2011). Administration of cannabidiol and imipramine induces antidepressant-like effects in the forced swimming test and increases brain-derived neurotrophic factor levels in the rat amygdala. Acta neuropsychiatrica, 23(5), 241-248.
  17. Banerjee, S. P., Snyder, S. H., & Mechoulam, R. A. P. H. A. E. L. (1975). Cannabinoids: influence on neurotransmitter uptake in rat brain synaptosomes. Journal of Pharmacology and Experimental Therapeutics, 194(1), 74-81.
  18. Casarotto, P. C., Gomes, F. V., Resstel, L. B., & Guimarães, F. S. (2010). Cannabidiol inhibitory effect on marble-burying behaviour: involvement of CB1 receptors. Behavioural pharmacology, 21(4), 353-358.
  19. Morgan, C. J., Das, R. K., Joye, A., Curran, H. V., & Kamboj, S. K. (2013). Cannabidiol reduces cigarette consumption in tobacco smokers: preliminary findings. Addictive behaviors, 38(9), 2433-2436.
  20. Purcell, C., Davis, A., Moolman, N., & Taylor, S. M. (2019). Reduction of benzodiazepine use in patients prescribed medical cannabis. Cannabis and Cannabinoid Research, 4(3), 214-218.
  21. Banerjee, S. P., Snyder, S. H., & Mechoulam, R. A. P. H. A. E. L. (1975). Cannabinoids: influence on neurotransmitter uptake in rat brain synaptosomes. Journal of Pharmacology and Experimental Therapeutics, 194(1), 74-81.
  22. Leweke, F. M., Piomelli, D., Pahlisch, F., Muhl, D., Gerth, C. W., Hoyer, C., … & Koethe, D. (2012). Cannabidiol enhances anandamide signaling and alleviates psychotic symptoms of schizophrenia. Translational psychiatry, 2(3), e94-e94.
  23. Pertwee, R. G. (2008). The diverse CB1 and CB2 receptor pharmacology of three plant cannabinoids: Δ9‐tetrahydrocannabinol, cannabidiol and Δ9‐tetrahydrocannabivarin. British journal of pharmacology, 153(2), 199-215.
  24. Oláh, A., Markovics, A., Szabó‐Papp, J., Szabó, P. T., Stott, C., Zouboulis, C. C., & Bíró, T. (2016). Differential effectiveness of selected non‐psychotropic phytocannabinoids on human sebocyte functions implicates their introduction in dry/seborrhoeic skin and acne treatment. Experimental dermatology, 25(9), 701-707.
  25. Ramot, Y., Sugawara, K., Zákány, N., Toth, B. I., Bíró, T., & Paus, R. (2013). A novel control of human keratin expression: cannabinoid receptor 1-mediated signaling down-regulates the expression of keratins K6 and K16 in human keratinocytes in vitro and in situ. PeerJ, 1, e40.
  26. Silva, R. L., Silveira, G. T., Wanderlei, C. W., Cecilio, N. T., Maganin, A. G., Franchin, M., … & Alves-Filho, J. C. (2019). DMH-CBD, a cannabidiol analog with reduced cytotoxicity, inhibits TNF production by targeting NF-kB activity dependent on A2A receptor. Toxicology and applied pharmacology, 368, 63-71.
  27. Palmieri, B., Laurino, C., & Vadalà, M. (2019). A therapeutic effect of cbd-enriched ointment in inflammatory skin diseases and cutaneous scars. Clin Ter, 170(2), e93-e99.
  28. Pamplona, F. A., da Silva, L. R., & Coan, A. C. (2018). Potential clinical benefits of CBD-rich cannabis extracts over purified CBD in treatment-resistant epilepsy: observational data meta-analysis. Frontiers in neurology, 9, 759.
  29. Brady, C. M., DasGupta, R., Dalton, C., Wiseman, O. J., Berkley, K. J., & Fowler, C. J. (2004). An open-label pilot study of cannabis-based extracts for bladder dysfunction in advanced multiple sclerosis. Multiple Sclerosis Journal, 10(4), 425-433.
  30. Barnes, M. P. (2006). Sativex®: clinical efficacy and tolerability in the treatment of symptoms of multiple sclerosis and neuropathic pain. Expert opinion on pharmacotherapy, 7(5), 607-615.
  31. Wade, D. T., Collin, C., Stott, C., & Duncombe, P. (2010). Meta-analysis of the efficacy and safety of Sativex (nabiximols), on spasticity in people with multiple sclerosis. Multiple Sclerosis Journal, 16(6), 707-714.
  32. Sagredo, O., Pazos, M. R., Satta, V., Ramos, J. A., Pertwee, R. G., & Fernández‐Ruiz, J. (2011). Neuroprotective effects of phytocannabinoid‐based medicines in experimental models of Huntington’s disease. Journal of neuroscience research, 89(9), 1509-1518.
  33. Bates, G. P., & Landles, C. (2014). In Huntington’s Disease (eds GP Bates, SJ Tabrizi, & L. Jones) Ch. 16, 41–461.
  34. Kluger, B., Triolo, P., Jones, W., & Jankovic, J. (2015). The therapeutic potential of cannabinoids for movement disorders. Movement disorders, 30(3), 313-327.
  35. Morales, P., Isawi, I., & Reggio, P. H. (2018). Towards a better understanding of the cannabinoid-related orphan receptors GPR3, GPR6, and GPR12. Drug metabolism reviews, 50(1), 74-93.
  36. Zuardi, A. W., Crippa, J. A. S., Hallak, J. E. C., Pinto, J. P., Chagas, M. H. N., Rodrigues, G. G. R., … & Tumas, V. (2009). Cannabidiol for the treatment of psychosis in Parkinson’s disease. Journal of Psychopharmacology, 23(8), 979-983.
  37. Raman, C., McAllister, S. D., Rizvi, G., Patel, S. G., Moore, D. H., & Abood, M. E. (2004). Amyotrophic lateral sclerosis: delayed disease progression in mice by treatment with a cannabinoid. Amyotrophic Lateral Sclerosis and Other Motor Neuron Disorders, 5(1), 33-39.
  38. Esposito, G., Filippis, D. D., Cirillo, C., Iuvone, T., Capoccia, E., Scuderi, C., … & Steardo, L. (2013). Cannabidiol in inflammatory bowel diseases: a brief overview. Phytotherapy Research, 27(5), 633-636.
  39. Kafil, T. S., Nguyen, T. M., MacDonald, J. K., & Chande, N. (2018). Cannabis for the treatment of Crohn’s disease. Cochrane Database of Systematic Reviews, (11).
  40. Russo, E. B. (2016). Clinical endocannabinoid deficiency reconsidered: current research supports the theory in migraine, fibromyalgia, irritable bowel, and other treatment-resistant syndromes. Cannabis and cannabinoid research, 1(1), 154-165.
  41. Bisogno, T., Hanuš, L., De Petrocellis, L., Tchilibon, S., Ponde, D. E., Brandi, I., … & Di Marzo, V. (2001). Molecular targets for cannabidiol and its synthetic analogues: effect on vanilloid VR1 receptors and on the cellular uptake and enzymatic hydrolysis of anandamide. British journal of pharmacology, 134(4), 845-852.
  42. Parker, L. A., Rock, E. M., & Limebeer, C. L. (2011). Regulation of nausea and vomiting by cannabinoids. British journal of pharmacology, 163(7), 1411-1422.
  43. Bátkai, S., Pacher, P., Osei-Hyiaman, D., Radaeva, S., Liu, J., Harvey-White, J., … & Kunos, G. (2004). Endocannabinoids acting at cannabinoid-1 receptors regulate cardiovascular function in hypertension. Circulation, 110(14), 1996-2002.
  44. Nakanishi, R., Baskaran, L., Gransar, H., Budoff, M. J., Achenbach, S., Al-Mallah, M., … & Chow, B. J. (2017). Relationship of hypertension to coronary atherosclerosis and cardiac events in patients with coronary computed tomographic angiography. Hypertension, 70(2), 293-299.
  45. Stanley, C. P., Hind, W. H., & O’Sullivan, S. E. (2013). Is the cardiovascular system a therapeutic target for cannabidiol?. British journal of clinical pharmacology, 75(2), 313-322.
  46. Bishop‐Bailey, D. (2000). Peroxisome proliferator‐activated receptors in the cardiovascular system. British journal of pharmacology, 129(5), 823-834.
  47. Stanley, C. P., Hind, W. H., & O’Sullivan, S. E. (2013). Is the cardiovascular system a therapeutic target for cannabidiol? Br J Clin Pharmacol, 75(2), 313-322. doi:10.1111/j.1365-2125.2012.04351.x
  48. Stanley, C. P., Hind, W. H., Tufarelli, C., & O’Sullivan, S. E. (2015). Cannabidiol causes endothelium-dependent vasorelaxation of human mesenteric arteries via CB1 activation. Cardiovasc Res, 107(4), 568-578. doi:10.1093/cvr/cvv179
  49. Jadoon, K. A., Tan, G. D., & O’Sullivan, S. E. (2017). A single dose of cannabidiol reduces blood pressure in healthy volunteers in a randomized crossover study. JCI insight, 2(12).
  50. Braida, D., Pegorini, S., Arcidiacono, M. V., Consalez, G. G., Croci, L., & Sala, M. (2003). Post-ischemic treatment with cannabidiol prevents electroencephalographic flattening, hyperlocomotion and neuronal injury in gerbils. Neuroscience letters, 346(1-2), 61-64.
  51. Hayakawa, K., Mishima, K., & Fujiwara, M. (2010). Therapeutic potential of non-psychotropic cannabidiol in ischemic stroke. Pharmaceuticals, 3(7), 2197-2212.
  52. National Academies of Sciences, Engineering, and Medicine. (2017). The health effects of cannabis and cannabinoids: the current state of evidence and recommendations for research. National Academies Press.
  53. Penner, E. A., Buettner, H., & Mittleman, M. A. (2013). The impact of marijuana use on glucose, insulin, and insulin resistance among US adults. The American journal of medicine, 126(7), 583-589.
  54. Reinert, A. E., & Hibner, M. (2019). Self-Reported Efficacy of Cannabis for Endometriosis Pain. Journal of Minimally Invasive Gynecology, 26(7), S72.
  55. Penner, E. A., Buettner, H., & Mittleman, M. A. (2013). The impact of marijuana use on glucose, insulin, and insulin resistance among US adults. The American journal of medicine, 126(7), 583-589.
  56. Levendal, R. A., Schumann, D., Donath, M., & Frost, C. L. (2012). Cannabis exposure associated with weight reduction and β-cell protection in an obese rat model. Phytomedicine, 19(7), 575-582.
  57. Matias, I., & Di Marzo, V. (2006). Endocannabinoid synthesis and degradation, and their regulation in the framework of energy balance. Journal of endocrinological investigation, 29(3), 15.
  58. Alswat, K. A. (2013). The role of endocannabinoids system in fatty liver disease and therapeutic potentials. Saudi journal of gastroenterology: official journal of the Saudi Gastroenterology Association, 19(4), 144.
  59. Romero-Zerbo, S. Y., García-Fernández, M., Espinosa-Jiménez, V., Pozo-Morales, M., Escamilla-Sánchez, A., Sánchez-Salido, L., … & Rojo-Martínez, G. (2020). The Atypical Cannabinoid Abn-CBD Reduces Inflammation and Protects Liver, Pancreas, and Adipose Tissue in a Mouse Model of Prediabetes and Non-alcoholic Fatty Liver Disease. Frontiers in Endocrinology, 11, 103.
  60. Waterreus, A., Di Prinzio, P., Watts, G. F., Castle, D., Galletly, C., & Morgan, V. A. (2016). Metabolic syndrome in people with a psychotic illness: is cannabis protective?. Psychological Medicine, 46(8), 1651.
  61. Koch, M. (2017). Cannabinoid receptor signaling in central regulation of feeding behavior: a mini-review. Frontiers in neuroscience, 11, 293.
  62. Szaflarski, J. P., Bebin, E. M., Comi, A. M., Patel, A. D., Joshi, C., Checketts, D., … & Lopez, M. (2018). Long‐term safety and treatment effects of cannabidiol in children and adults with treatment‐resistant epilepsies: Expanded access program results. Epilepsia, 59(8), 1540-1548.
  63. Wong, H., & Cairns, B. E. (2019). Cannabidiol, cannabinol and their combinations act as peripheral analgesics in a rat model of myofascial pain. Archives of oral biology, 104, 33-39.

Beneficios del CBD - Organizados alfabéticamente

Suscríbase a nuestro boletín

¡Sea el primero en saber sobre nuestras novedades y ofertas especiales!