Basado en evidencia

¿Es seguro usar CBD con niños?

Guía completa de dosificación de CBD para niños

Artículo por
Justin Cooke , Publicado por 12 meses

  • Tabla de contenido

Todos y hasta sus perros están hablando de CBD en estos días.

El controversial suplemento de salud ofrece beneficios generalizados para la salud y es útil para tratar una gama de condiciones, desde el insomnio y la ansiedad hasta el dolor muscular y la inflamación.

Muchos padres se preguntan si el suplemento es seguro para sus hijos y si es legal o no.

En este artículo, cubriremos todo lo que necesita saber sobre darle CBD a niños.

Cubriremos las leyes, la seguridad, algunas de las razones más populares por las que la gente lo usa y cómo calcular la dosis correcta según la edad y el peso de su hijo.

Empecemos.

¿El CBD drogrará a mi hijo?

Esta es la primer pregunta que hacen los padres antes de decidir darle CBD a sus hijos.

La respuesta a esta pregunta es un rotundo no, siempre que el contenido de THC del suplemento elegido sea inferior al 0.3%.

El THC (tetrahidrocannabinol) es el principal componente psicoactivo de la planta de cannabis. Este es el compuesto responsable de la “euforia” asociada con la marihuana.

El CBD es diferente, no tiene ningún efecto psicoactivo.

Estos dos cannabinoides son similares en muchos aspectos, pero tienen una diferencia fundamental en la forma en la que interactúan con el cuerpo. El THC activa una serie de receptores en el cerebro (receptores CB1) que desencadenan una cascada de liberación de serotonina en el cerebro, produciendo lo que conocemos como la euforia de la marihuana.

El CBD no activa estos receptores. En cambio, funciona apoyando a los cannabinoides que ya están presentes en el cuerpo, no produce ninguna psicoactividad.

Los productos recreativos de cannabis que contienen THC no son aceptables para los niños. De hecho, es completamente ilegal darle productos con THC a niños.

Sin embargo, como hemos discutido, el CBD no tiene ningún efecto intoxicante. Se trata como un suplemento nutricional en los Estados Unidos. La mayoría de los países alrededor del mundo consideran el CBD de la misma manera.

Las técnicas modernas de extracción permiten a los fabricantes eliminar el THC de sus productos finales, lo que les permite utilizarlos de manera segura y legal para los niños.

Dicho esto, es aconsejable consultar con el médico de su hijo antes de darle algún suplemento, incluido el CBD.

¿Cuándo debo considerar darle CBD a mi hijo?

Hay muchas razones por las que alguien pueda querer darle suplementos de CBD a su hijo .

Con una dosis adecuada, los niños pueden beneficiarse del CBD para aliviar los síntomas de dolor, inflamación, ansiedad, insomnio o estrés excesivo.

El CBD no es psicoactivo, lo que significa que no producirá ningún efecto secundario que altere la mente. Funciona igual que cualquier otro suplemento nutricional.

8 razones principales por las que los padres eligen darle CBD a sus hijos

1. Ansiedad

Los niños a menudo experimentan ansiedad, ya sea por deficiencias nutricionales, presión en el hogar, en la escuela ó dificultades para hacer amigos. Es normal, y la mayoría de los niños logran superar lo que les molesta, sin la necesidad de medicamentos farmacéuticos potentes.

Sin embargo, el CBD se puede usar para abordar la ansiedad a corto plazo.

El compuesto funciona al aumentar la actividad de los neurotransmisores en el cerebro que se encargan de disminuir la hiperactividad en el sistema nervioso. Ayuda a la mente a relajarse después de un evento estresante y volver al estado de base normal.

Aprenda más sobre el uso del CBD para la ansiedad.

2. Insomnio

El insomnio es quizás la razón más común por la cual los padres les están dando a sus hijos CBD.

La sobreestimulación puede hacer que muchos niños experimenten dificultades para tranquilizarse al final del día. Sus cerebros permanecen conectados durante horas en la cama después de pasar tanto tiempo delante de las pantallas, tanto en casa como en la escuela. Los niños que no pueden dormir a menudo se vuelven irritables (comprensiblemente), lo que puede hacer que sea aún más difícil quedarse dormido.

El CBD es un gran complemento para mejorar el sueño. No es un sedante precisamente, así que no tiene nada de qué preocuparse, no adormecerá a su hijo. Simplemente calma la hiperactividad en el cerebro, lo que le brindará a su hijo la oportunidad de relajarse y quedarse dormido de forma natural.

Aprenda más sobre el uso del CBD para el insomnio.

3. Epilepsia

Una de las razones principales por las que el CBD se ha vuelto tan popular en los últimos años es su capacidad para tratar la epilepsia. La mayor parte de esta investigación se realizó en niños [5], comenzando con una niña llamada Charlotte Figi.

Charlotte sufre de una rara forma de epilepsia conocida como síndrome de Dravet. Durante años experimentó docenas de ataques debilitantes todos los días. A pesar de intentar todo lo que estaba a su alcance, los padres de Charlotte no pudieron brindar alivio a su hija, hasta que decidieron probar el cannabis.

Casi inmediatamente después de darle a su hija un extracto de cannabis con un alto contenido de CBD, prácticamente dejó de tener convulsiones. Pasó de tener cientos de ataques por semana a sólo unos cuantos cada semana. Algunos días no tenía ni siquiera una convulsión.

Esta historia se hizo famosa en los medios de comunicación y ha sido un factor importante para la popularidad del CBD en la actualidad.

Se ha realizado una gran cantidad de investigaciones sobre el uso del CBD para la epilepsia tanto en adultos como en niños [4].

Obtenga más información sobre el uso de CBD para la epilepsia.

4. Autismo

El trastorno del espectro autista (TEA) se está convirtiendo en un hallazgo cada vez más común en la primera infancia. Actualmente, no hay casi nada que podamos para tratar el trastorno.

Los medicamentos existen, pero no son confiables y, a menudo, tienen su propio conjunto de efectos secundarios negativos.

En los últimos años, el CBD ha sido el interés de investigadores médicos de todo el mundo como un posible tratamiento para el autismo.

No existe una cura para el trastorno. Sin embargo, hay mucho margen para mejorar la gestión de los síntomas, especialmente los efectos secundarios como la ansiedad, las convulsiones, los cambios de humor y un mayor potencial de comportamiento adictivo. Todos estos síntomas se reducen con el uso del CBD.

Aprenda más sobre el uso del CBD para el trastorno del espectro autista.

5. TDAH

El trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) es un trastorno neurológico común que afecta a aproximadamente 1 de cada 15 niños en el mundo [1].

Las opciones de tratamiento actuales son principalmente de naturaleza farmacéutica. Los medicamentos estimulantes, como Adderall y metilfenidato, ayudan con los síntomas, pero a menudo traen su propio conjunto de efectos secundarios negativos. Muchos padres están buscando opciones alternativas naturales en su lugar.

El CBD ofrece una nueva e interesante solución para los síntomas del TDAH. Uno de los síntomas clave del TDAH es la hiperactividad, algo para lo cual es particularmente útil el CBD.

La naturaleza relajante del CBD ayuda a los niños hiperactivos a permanecer tranquilos y disminuye los efectos secundarios comunes, como la ansiedad y el insomnio. También es útil para tratar los dolores de cabeza y las enfermedades autoinmunes que pueden estar asociadas con la condición.

Obtenga más información sobre el uso de CBD para TDA y TDAH.

6. Asma

El asma se presenta en muchas formas diferentes, desde leve a grave. También puede ser debilitante.

La causa subyacente del asma es la inflamación e hinchazón de las vías respiratorias. Los medicamentos como el salbutamol se usan con más frecuencia para tratar el asma infantil. Sin embargo, estos medicamentos pueden generar tolerancia en el cuerpo, lo que significa que cuanto más lo use su hijo, menos efectivo se volverá con el tiempo. Eventualmente, necesitarán aumentar la dosis o encontrar otro medicamento para aliviar los síntomas.

El CBD es un poderoso compuesto antiinflamatorio que actúa en varias vías inflamatorias clave que conducen a reacciones asmáticas (como TNF-a, IL-6, IL-4 e IL-13). Funciona mejor como preventivo para los ataques de asma, en lugar de un tratamiento directo. Para eso, es mejor quedarse con los agonistas beta-adrenérgicos incluidos en el inhalador de su hijo.

Como suplemento diario, se sugiere que el CBD resiste la activación inmune involucrada con el asma. También relaja los músculos que recubren las vías respiratorias y disminuye los niveles de estrés, los cuales contribuyen en gran medida a la reacción asmática.

Lea más sobre el uso de CBD para el asma.

7. Mareo por movimiento

Los niños son especialmente propensos a experimentar el mareo por movimiento. Hay muchas razones para esto, pero la teoría más común es que es un resultado directo de que sus canales auditivos son más pequeños. Esta es también la razón por la que los niños tienen más probabilidades de experimentar infecciones del oído interno o medio que los adultos.

Dentro de nuestros oídos hay un conjunto especial de órganos diseñados para entregar mensajes al cerebro que transmiten nuestra asociación con el suelo. Nos ayuda a diferenciar arriba de abajo y mantener nuestro equilibrio.

Si este sistema se vuelve disfuncional, lo que puede suceder mientras está sentado en un automóvil por mucho tiempo o en superficies inestables (como un bote), el cerebro entra en pánico y nos da náuseas. El cerebro es esencialmente engañado haciéndonos pensar que hemos comido algo venenoso, así que trata de sacarlo del cuerpo haciéndonos vomitar.

La región del cerebro responsable de producir estos efectos se llama acertadamente “centro de náuseas en el cerebro”. Este sistema está fuertemente regulado por el sistema endocannabinoide [2].

El CBD, en cambio, interactúa estrechamente con el sistema endocannabinoide al prevenir la descomposición de nuestros endocannabinoides naturales. Se cree que este efecto es la razón por la cual el CBD es tan eficaz para aliviar las náuseas.

Incluso se ha demostrado que proporciona alivio a los pacientes con cáncer que experimentan episodios extremos de náuseas después de una sesión de quimioterapia [3].

Lea más sobre el uso de CBD para el mareo por movimiento.

8. Condiciones de la piel

El CBD también es útil para tratar las condiciones de la piel, tanto internamente en forma de aceites o suplementos de CBD, como tópicamente en ungüento o crema.

Las condiciones tales como la caspa, la psoriasis, el eccema y las heridas pueden beneficiarse de los efectos antiinflamatorios y de vulnerario (que acelera el proceso de curación) de los productos de CBD.

Cuando se trata de productos tópicos de CBD, no todos los productos son creados iguales. Hay muchos productos mal formulados que contienen sustancias químicas irritantes, bajo contenido de CBD o que carecen de ingredientes beneficiosos adicionales.

Los mejores productos en esta categoría tendrán un uso específico y vendrán formulados con otras hierbas y suplementos beneficiosos. Estos pueden variar dependiendo de la condición específica de la piel que está tratando de abordar.

Obtenga más información sobre el uso de CBD para afecciones de la piel.

Guía para darle CBD a los niños

Así que ahora que hemos discutido las circunstancias bajo las cuales puede pensar en darle CBD a niños, es hora de trabajar en los detalles.

El CBD es un compuesto relativamente complicado, y hay muchos productos diferentes en el mercado, algunos mucho mejores que otros.

Discutamos los diferentes tipos de productos de CBD disponibles y hablemos sobre cuándo querrá usarlos o cuándo debería evitarlos con los niños.

¿Qué presentaciones de CBD debo usar?

1. Aceites

Los aceites son la forma más común de CBD. Son fáciles de usar, y las dosis específicas se pueden medir fácilmente contando las gotas o usando una taza pequeña para medir.

Mezcle los aceites de CBD con el jugo o batido favorito de su hijo para disfrazar el sabor.

Encuentre los mejores aceites de CBD.

2. Gomitas

Las gomitas también son una excelente manera de darle CBD a los niños. Saben igual que los dulces y se pueden dividir en dosis más pequeñas simplemente cortándolas en pedazos.

Asegúrese de guardar estas gomitas en un lugar seguro donde su hijo no pueda alcanzarlas entre dosis supervisadas.

Encuentre las mejores gomitas de CBD en el mercado.

3. Jarabes

Los jarabes no son muy comunes, pero funcionan de la misma manera que un aceite de CBD. El sabor dulce hace que sea más fácil disfrazarlo con otros alimentos (como waffles o panqueques). El único inconveniente es el alto contenido de azúcar.

Encuentre los mejores comestibles de CBD.

4. Tópicos  

Los tópicos son las mejores opciones para cualquier cosa relacionada con la piel. Estos productos no necesitan tener la dosis medida y, por lo tanto, son el medio más seguro de usar CBD. Sin embargo, es mejor probar los nuevos productos para la piel en áreas pequeñas del cuerpo para asegurarse de que no haya reacciones alérgicas antes de usarlos en áreas más grandes del cuerpo.

5. Supositorios

Los supositorios son específicos para la inflamación en el tracto digestivo. Solo hay unos pocos casos en que estos son realmente necesarios, como después de una infección parasitaria (por ejemplo, gusanos) para acelerar la recuperación y disminuir la inflamación.

¿Qué presentaciones de CBD debo evitar?

No todas las presentaciones de CBD son apropiadas para los niños.

Aquí hay algunos ejemplos de productos de CBD que se deben de evitar con niños.

1. Tinturas (a base de alcohol)

Cualquier cosa relacionada con el alcohol debe evitarse con los niños. La mayoría de las tinturas son a base de alcohol y, por lo tanto, deben evitarse. Sin embargo, hay compañías de CBD que se refieren a sus aceites de CBD como tinturas. Siempre revise dos veces los ingredientes de los productos vendidos como tinturas para confirmar el contenido.

2. Cápsulas

Las cápsulas son una excelente manera de usar CBD, pero generalmente no se recomiendan para niños, especialmente menores de 8 años.

Esto se debe a que los niños tienen vías respiratorias más pequeñas en comparación con los adultos. Por ende, es mucho más fácil que una cápsula quede atorada en la garganta de un niño, lo que puede ser una experiencia muy incómoda, sin mencionar peligrosa.

3. Vaporizadores y E-Líquidos

Los niños no deben de usar vapes (vaporizadores), fin de la historia. Las plumas vape son un producto sólo para adultos.

4. Concentrados

Todos deben de evitar los concentrados, incluso los adultos, excepto los usuarios de CBD más experimentados.

La potencia ultra alta hace que sea demasiado fácil tomar en exceso. Para niños pequeños que solo requieren dosis muy pequeñas y que son más sensibles a compuestos como el CBD, esta es una receta para el desastre.

Evite los concentrados y opte por algo de menor potencia.

Cómo calcular la dosis de CBD para niños

Los niños son mucho más pequeños que los adultos y tienden a tener significativamente menos grasa corporal, lo que juega un papel importante en los efectos de un suplemento o medicamento.

Los niños también suelen ser más sensibles a los suplementos, por lo que es importante estar bien informado cada vez que empiece a usar suplementos con sus hijos.

Si le diera CBD a un niño siguiendo solamente las instrucciones en la botella del producto, puede que le de demasiado. Las dosis de los niños pueden variar mucho dependiendo de su edad y peso corporal.

A continuación, revisaremos 5 pasos para determinar la dosis correcta para darle a un niño basándonos en las dosis para adultos que se encuentran en la botella.

Incluso le proporcionaremos algunas fórmulas simples que puede usar para calcular la dosis para niños de cualquier suplemento.

Paso 1: Determinar la dosis para adultos

Las dosis para niños se calculan más fácilmente a partir de la dosis para adultos, por lo que el primer paso es obtener una línea base.

Incluso en adultos, las dosis pueden variar significativamente. El mayor factor determinante es el peso y la fuerza deseada.

Algunas condiciones requieren grandes dosis de CBD para ser eficaces (como el insomnio, la ansiedad severa o la epilepsia).

Otras condiciones requieren dosis más bajas; dependerá de la gravedad de los síntomas.

Dosis generales basadas en la fuerza deseada (adultos):

  1. Fuerza baja: 15 mg
  2. Fuerza media: 45 mg

Nota: fuerzas mucho más altas pueden ser necesarias, especialmente cuando se tratan condiciones médicas específicas como el síndrome de Dravet; sin embargo, esto debe de discutirse con un médico experimentado con el uso de CBD para niños.

El CBD es muy seguro como un suplemento dentro de los rangos de dosificación anteriores, pero puede producir efectos secundarios no deseados, como sedación y mareos en dosis altas.

Paso 2: use una de estas tres fórmulas para calcular la dosis equivalente en niños

Una vez que tenga la dosis para adultos, solo tiene que hacer un cálculo simple para obtener la dosis para niños.

Existen fórmulas diseñadas para calcular la dosis por edad o peso. Algunos solo funcionarán hasta cierta edad, mientras que otros tienen un peso limitado.

Aquí están las mejores fórmulas para calcular las dosis de niños:

A) Regla de Ausberger – Desde el nacimiento en adelante

Aquí está la fórmula:

[1.5 x peso en kg] + 10 = Porcentaje de dosis para adultos

Ejemplo:

Digamos que la dosis para adultos que tiene está en el extremo bajo: 15 mg por día. Y usaremos a un niño de 30 kg (66 lbs) como ejemplo. El cálculo se vería así: 1.5 x [30 kg] + 10 = 55%

55% de 15 mg es igual a 8.25 mg por día.

Así que le daría a su niño aproximadamente 8 mg de CBD como dosis.

B) Regla # 1 de Salisbury: para niños debajo de 30 kg

Aquí está la fórmula:

[peso en kg x 2] = porcentaje de dosis de adulto para dar

Ejemplo:

Al usar una dosis para adultos de 30 mg por día como guía y un niño que pesa 20 kg (44 lbs), obtenemos el siguiente cálculo: (20 kg x 2) = 40%.

El 40% de 30 mg nos da una dosis de 12 mg.

C) Regla # 2 de Salisbury: para niños de más de 30 kg

Aquí está la fórmula:

[peso + 30] = porcentaje de dosis para adultos

Ejemplo:

Usando una dosis para adultos de 30 mg por día como guía, y a un niño que pesa 40 kg (88 lbs), obtenemos el siguiente cálculo: (40 + 30) = 70%.

El 70% de 30 mg nos da una dosis de 21 mg.

Tabla de referencia rápida de dosis para niños

Peso (kg) Fuerza baja Fuerza media

15 kg

2.6 mg

7.8 mg

20 kg

3.6 mg

10.8 mg

25 kg

4.6 mg

13.8 mg

35 kg

6.4 mg

19.0 mg

45 kg

7.5 mg

22.5 mg

(Calculado usando la Regla de Salisbury)

Paso 3: Determine la dosis equivalente para el producto que está usando

Ahora, una vez que sepa cuánto CBD debe usar, todo lo que necesita hacer es comparar esto con el producto que compró o que va a comprar.

Si usa gomitas este paso es sencillo. Todo lo que necesita hacer es ver la cantidad de CBD de cada gomita. Esto puede variar desde 5 mg por gomita, hasta 50 mg por gomita.

Entonces, si su objetivo es administrar una dosis de 8 mg, puede comprar una gomita de 10 mg y cortarle aproximadamente un 20%, ó comprar gomitas de 5 mg y consumir una y media con cada dosis.

Para los aceites y jarabes de CBD, esto puede ser más difícil porque los aceites vienen en muchas potencias diferentes. Es fácil de hacer una vez que entiende cómo.

Déjeme explicarlo.

Para dosificar correctamente los aceites de CBD, necesita saber cuánto CBD hay en cada ml de aceite. Una botella con 300 mg de aceite tendrá una cantidad significativamente menor de CBD por ml que una botella del mismo tamaño con 1000 mg.

Aquí hay una tabla simple para mostrarle cómo pueden cambiar las potencias:

CBD total Botella de 30 ml (1 oz) Botella de 60 ml (2 oz)
100 mg 3.33 mg/ml 1.6 mg/ml
300 mg 10 mg/ml 5 mg/ml
600 mg 20 mg/ml 10 mg/ml
1,000 mg 33.3 mg/ml 16.6 mg/ml
2,000 mg 66.6 mg/ml 33.3 mg/ml
4,000 mg N/A 66.6 mg/ml

Una vez que sepa cuál es la potencia del aceite que está usando, puede contar los mililitros para obtener la dosis exacta. Hay alrededor de 20 gotas en un ml. También puede utilizar una pequeña taza de medir para más precisión.

Los supositorios son diferentes, si se usan en niños, busque una opción de dosis más baja (30 mg o menos por supositorio).

Lo que todo esto significa

Al elegir un aceite de CBD para niños, enfóquese en una potencia más baja (botellas de 300 mg o 600 mg). Esto le permite alcanzar dosis más pequeñas con mayor facilidad.

Si usa gomitas, encuentre opciones de menor potencia que puedan combinarse para acercarse lo más posible a la dosis deseada, como cortar las gomitas a la mitad.

Consejos para usar CBD con niños

1. Utilice gomitas

Las gomitas son una de las maneras más fáciles de darles CBD a los niños pequeños. Saben muy bien y es fácil de proporcionar dosis precisas al cortar las gomitas a la mitad.

2. Comience con poco y aumente despacio

Comience siempre con una dosis más baja durante las primeras veces para ver cómo reacciona su hijo. Una vez que sepa que no reacciona negativamente al CBD, puede aumentar gradualmente a la dosis deseada.

3. Use dosis modificadas para niños

Asegúrese de calcular la dosis utilizando una de las fórmulas anteriores en lugar de usar la dosis para adultos.

4. Use tópicos fuertes

Si usa tópicos, asegúrese de encontrar un producto con al menos 10 mg de CBD por cada mililitro; cualquier otra cosa por debajo de eso no será tan confiable.

5. Registre los cambios

Tome algunas notas antes de darle CBD a su hijo. Incluya las respuestas a las siguientes preguntas:

  • ¿Cuáles son sus síntomas?
  • ¿Qué tan graves son los síntomas?
  • ¿Cuándo están los síntomas en su peor momento? ¿Cuándo están mejor?

Después de aproximadamente una semana de usar CBD, haga estas mismas notas nuevamente y compárelas. Si no se notan cambios, continúe durante al menos otra semana y repita. Si nada cambia después de aproximadamente un mes, es posible que el CBD no sea el mejor suplemento para las necesidades de su hijo.

6. Revise dos veces el contenido de THC

Siempre verifique dos veces que el producto específicamente diga que no contiene THC o que contenga menos del 0.3% de THC.

La mayoría de los productos en el mercado no contienen THC, sin embargo, esto podría cambiar en un futuro cercano, ya que las leyes sobre los extractos de cannabis continúan cambiando.

Puntos clave: suplementos de CBD para niños

Los niños, como los adultos, pueden beneficiarse de la suplementación con CBD. Sin embargo, la dosis es mucho menor y debe distribuirse con mayor precisión, pero los efectos son los mismos.

Las condiciones como el TDAH, el asma, el autismo, el mareo por movimiento, el insomnio y la ansiedad son especialmente problemáticas para los niños pequeños. Estas son todas las condiciones que pueden beneficiarse del CBD.

Siempre que se administre el CBD a los niños, es importante darles una dosis más pequeña. Use las fórmulas anteriores para calcular la dosis individual para su hijo. Los niños crecen rápido, por lo que tendrá que volver a calcularlas en pocos meses.

Recomendamos optar por un aceite de CBD de baja potencia (300 mg o 600 mg por onza) ó utilizar gomitas.


Referencias

  1. Zulauf, C. A., Sprich, S. E., Safren, S. A., & Wilens, T. E. (2014). The complicated relationship between attention deficit/hyperactivity disorder and substance use disorders. Current psychiatry reports, 16(3), 436.
  2. Choukèr, A., Kaufmann, I., Kreth, S., Hauer, D., Feuerecker, M., Thieme, D., … & Schelling, G. (2010). Motion sickness, stress and the endocannabinoid system. PloS one, 5(5), e10752.
  3. Duran, M., Pérez, E., Abanades, S., Vidal, X., Saura, C., Majem, M., … & Rams, N. (2010). Preliminary efficacy and safety of an oromucosal standardized cannabis extract in chemotherapy‐induced nausea and vomiting. British journal of clinical pharmacology, 70(5), 656-663.
  4. Crippa, J. A., Crippa, A., Hallak, J. E., Martín-Santos, R., & Zuardi, A. W. (2016). Δ9-THC intoxication by cannabidiol-enriched cannabis extract in two children with refractory epilepsy: full remission after switching to purified cannabidiol. Frontiers in pharmacology7, 359.Chicago
  5. Porter, B. E., & Jacobson, C. (2013). Report of a parent survey of cannabidiol-enriched cannabis use in pediatric treatment-resistant epilepsy. Epilepsy & Behavior, 29(3), 574-577.

Leer más

Leer más