Basado en evidencia

¿Cuáles son los efectos secundarios del CBD?

Los investigadores médicos han confirmado que el CBD se tolera bien y es poco probable que cause efectos secundarios graves cuando se utiliza de forma responsable.

De todos modos, hay algunos factores de riesgo que considerar antes de usar el CBD y varios posibles efectos secundarios a tener en cuenta.

Artículo por
Daily CBD ,

¿El CBD es seguro? ¿Se ha probado en humanos? Cuáles son los efectos secundarios?

En el 2018, la OMS publicó un informe sobre el CBD que concluyó que “el CBD es generalmente bien tolerado con un buen perfil de seguridad”.

Interpretando el lenguaje burocrático de la OMS, esto significa que hay muchas pruebas que sugieren que el CBD es seguro, y que los efectos secundarios son leves y manejables.

A pesar de tener un excelente perfil de seguridad, todavía existe la posibilidad de que se produzcan efectos secundarios y algunos casos en los que los suplementos de CBD deberían evitarse por completo.

En este artículo, cubriremos los posibles efectos secundarios del CBD en detalle, incluyendo los efectos secundarios a corto y largo plazo.

→ Read in English: What are the side effects of CBD? 

  • REVISADO MÉDICAMENTE POR

    Dr. Abraham Benavides, Médico

    Actualizado elMarch 30, 2021

  • Tabla de contenido

¿El CBD tiene efectos secundarios?

La respuesta rápida a esta pregunta es sí.

Aunque se ha demostrado una y otra vez que el CBD es intrínsecamente seguro, nada está totalmente exento de efectos secundarios. Cualquier suplemento de salud o medicamento que provoque un cambio fisiológico en el cuerpo tiene el potencial de causar efectos secundarios.

El CBD tiene muchos efectos en el cuerpo humano. Esto significa que es totalmente posible que algunos de estos cambios sean indeseables.

Estos efectos no deseados son lo que llamamos efectos secundarios.

Dicho esto, los efectos secundarios del CBD suelen ser muy leves. Los casos donde se presentan efectos secundarios del CBD suelen ser el resultado de dosis altas de CBD, de la combinación del CBD con otros medicamentos o del uso del CBD junto con otras enfermedades subyacentes [1].

¿Cuáles son los efectos secundarios del CBD?

Hay cinco efectos secundarios principales que es muy probable que experimente al consumir CBD: presión arterial baja, boca seca, diarrea, pérdida de apetito y cansancio.

Se considera que cada uno de estos efectos secundarios tiene una corta duración, lo que significa que sólo duran mientras el CBD permanece en el cuerpo. Estos síntomas desaparecerán a medida que se metaboliza el CBD en el cuerpo.

Hay algunos preparados farmacéuticos a base de CBD en el mercado, como Epidiolex y Sativex, cada uno de los cuales ha sido objeto de una gran cantidad de investigaciones para evaluar el potencial de los efectos secundarios. Esta investigación nos ha proporcionado mucha más información sobre los posibles efectos adversos del CBD y otros cannabinoides relacionados.

Los efectos secundarios del CBD pueden dividirse en dos categorías: a corto y a largo plazo. Vamos a cubrir cada categoría con más detalle.

Efectos secundarios del CBD a corto plazo

Los efectos secundarios a corto plazo se producen inmediatamente cuando el CBD empieza a hacer efecto. Pueden durar desde unos minutos hasta unas horas. Una vez que el CBD desaparece, los efectos secundarios suelen desaparecer con él.

Los efectos secundarios del CBD a corto plazo pueden incluir:

  • Presión arterial baja (definida como presión arterial por debajo de 110/80 mm Hg)
  • Boca seca (xerostomía)
  • Fatiga
  • Diarrea
  • Falta de apetito
  • Náuseas y vómitos
  • Erupción cutánea

Efectos secundarios del CBD a largo plazo

Los efectos secundarios a largo plazo no aparecen de inmediato. Estos se desarrollan gradualmente a lo largo del tiempo con el uso constante. Se han reportado muy pocos efectos secundarios a largo plazo causados por el CBD. Además, muchos de estos efectos se pueden ligar a otros aspectos del uso del CBD, como fumar, utilizar vaporizadores, o la combinación de CBD con medicamentos farmacéuticos.

Los efectos secundarios del CBD a largo plazo pueden incluir:

  • Cambios de peso (pérdida o aumento)
  • Infecciones frecuentes (baja inmunidad)
  • Pruebas anormales de función hepática (AST o ALT elevadas)
  • Sensación de debilidad o cansancio

¿El CBD es seguro?

Hay una gran cantidad de investigaciones disponibles en la literatura científica que exploran el perfil de seguridad del CBD. He investigado para ver qué podía encontrar.

Esta investigación es fundamental para que se puedan realizar más pruebas para explorar las aplicaciones prácticas y medicinales del compuesto en los seres humanos. Los investigadores no pueden probar el CBD en condiciones de salud como la epilepsia antes de que se demuestre su seguridad.

Veamos algunas de las investigaciones más importantes sobre la seguridad del CBD:

Estudio #1 — Un meta análisis de 132 estudios distintos

Estudio: Safety and Side Effects of Cannabidiol, a Cannabis sativa Constituent

Esta revisión examinó 132 trabajos de investigación que evaluaron la seguridad y la tolerabilidad del CBD. Estos estudios incluían investigaciones in vitro, pruebas con animales y ensayos clínicos en humanos. El estudio concluyó que el CBD se tolera bien y es seguro en humanos, incluso en dosis elevadas durante largos periodos. Los investigadores señalaron que existía la posibilidad de que se produjeran efectos secundarios adversos si el CBD se utilizaba en combinación con otros medicamentos o enfermedades subyacentes [1].

Estudio #2 — Pruebas con animales sobre la seguridad del CBD

Estudio: An Update on Safety and Side Effects of Cannabidiol: A Review of Clinical Data and Relevant Animal Studies

Esta revisión pretende basarse en la investigación publicada por Bergamaschi et al., 2011. Los resultados del estudio confirmaron la conclusión inicial de la primera revisión, describiendo el CBD como un compuesto seguro y eficaz para la gran mayoría de los pacientes. Este estudio informó que los efectos secundarios más comunes eran la fatiga, la diarrea y los cambios en el apetito/peso. Los investigadores también observaron que el CBD era significativamente mejor tolerado que otros medicamentos utilizados para fines similares [3].

Estudio #3: Seguridad a largo plazo del CBD y el THC

Estudio: An Open-Label Extension Study to Investigate the Long-Term Safety and Tolerability of THC/CBD…

Este estudio examinó los efectos sobre la salud a largo plazo del CBD y el THC.

Se administraron preparados de los dos cannabinoides a 43 pacientes con cáncer cada día durante dos semanas. Los investigadores de este estudio informaron de que los efectos secundarios eran mínimos y concluyeron que el preparado era “bien tolerado” [4].

Estudio #4 — Seguridad del CBD con el síndrome de Dravet (epilepsia)

Estudio: Randomized, dose-ranging safety trial of cannabidiol in Dravet syndrome

Este ensayo clínico aleatorio examinó los efectos del CBD en el tratamiento de una forma rara de epilepsia conocida como síndrome de Dravet durante 13 semanas.

34 pacientes diagnosticados con el síndrome de Dravet (de entre 4 y 10 años) fueron distribuidos aleatoriamente en cuatro grupos de tratamiento: 5 mg/kg, 10 mg/kg, 20 mg/kg de CBD y un control de placebo inactivo.

El estudio concluyó afirmando que el CBD fue bien tolerado por la mayoría de los pacientes (tasa de finalización del 94%), y los resultados de seguridad fueron consistentes con otras investigaciones. Se observó que algunos pacientes presentaban elevaciones de ALT o AST (lo que indica cambios en la función hepática), pero estas elevaciones desaparecieron una vez que se suspendió el CBD.

Este es uno de los mejores estudios que tenemos hasta ahora sobre la seguridad del CBD en los niños, especialmente porque las dosis utilizadas en el estudio fueron significativamente más altas que la dosis estándar de CBD [5].

¿Qué causa los efectos secundarios del CBD?

El CBD tiene una larga lista de efectos en los seres humanos. Actúa uniendo o modulando varios receptores en el cuerpo. Estos receptores controlan otras funciones químicas, celulares y orgánicas. Esta interacción del CBD con los receptores es lo resulta en sus beneficios, así como algunos de sus efectos secundarios.

Hay otras formas en las que el CBD puede provocar efectos secundarios, algunos de los cuales se deben a la forma en que se consumió el CBD, la cantidad de CBD que se utilizó, qué otros medicamentos se tomaron junto con el CBD, problemas de salud subyacentes y la presencia de contaminantes en el propio extracto de CBD.

Veamos cada una de estas posibles causas con más detalle y lo que usted puede hacer para minimizar las posibilidades de sufrir efectos secundarios por cada una de ellas.

1. Inhalación de humo o vapor

Las diferentes presentaciones del CBD pueden provocar efectos secundarios únicos. Por ejemplo, fumar, vaporizar o consumir el CBD con un dab puede provocar efectos secundarios a corto plazo causados por la inhalación de compuestos a través de los pulmones, más que por el propio CBD. Cuando se inhala el humo, éste provoca daños en los pulmones junto con un aumento de dióxido de carbono y monóxido de carbono en la sangre. Esto puede provocar efectos secundarios como tos, dolor de garganta, fatiga y náuseas.

También se ha informado recientemente de una enfermedad conocida como neumonía lipoidea, que puede ser mortal. Esta afección está causada por la inhalación de compuestos grasos en los pulmones, como ocurre con los aceites para vape o los e-líquidos. Esta condición es rara, pero puede ocurrir con cualquier e-líquido, incluyendo los aceites de CBD para vaporizador.

Cómo minimizar el riesgo

La forma más fácil de minimizar las posibilidades de experimentar los efectos secundarios de la inhalación de humo o vapor es consumir el CBD por vía oral (aceites de CBD, cápsulas de CBD, comestibles de CBD) o por vía tópica.

Hay un montón de excelentes productos de CBD disponibles que no se necesitan fumar o vaporizar para introducir el CBD en el cuerpo. Esto salva sus pulmones y mantiene los compuestos nocivos, como el monóxido de carbono, fuera del torrente sanguíneo

2. Dosis altas de CBD

Cuanto más CBD tome, más fuertes serán los efectos.

Esto es cierto tanto para los efectos positivos como para los negativos del CBD. Varios de los trabajos de investigación citados anteriormente utilizaron grandes dosis de CBD (hasta 20 mg/kg), que es significativamente mayor que la dosis estándar de CBD. Sin embargo, a pesar de seguir siendo seguro en estas dosis, cuanto mayor sea la dosis de CBD, más posibilidades habrá de que se produzcan efectos secundarios.

Obtenga más información sobre la cantidad de CBD que debe tomar.

Cómo minimizar el riesgo

Si nunca ha consumido CBD, es importante que entienda cómo encontrar la mejor dosis para su cuerpo de forma individual. La dosis efectiva de CBD es diferente para todo el mundo, por lo que tiene que pasar por un poco de ensayo y error para encontrar lo que funciona para usted.

La mayoría de la gente lo hace empezando con una dosis baja y aumentándola lentamente con el tiempo. Una vez que alcance el nivel de efectos deseado, ha encontrado su dosis.

Algunas personas seguirán aumentando la dosis gradualmente hasta que experimenten algunos efectos secundarios leves, y entonces volverán a la última dosis que no produjo efectos secundarios y se quedarán aquí. Esto es lo que se considera la dosis máxima tolerada, o la dosis más alta que puede tomar antes de experimentar efectos negativos.

3. Interacciones entre el CBD y otros medicamentos

Siempre que se toman medicamentos o suplementos, hay que tener en cuenta cómo interactúan los compuestos activos dentro del organismo. Incluso si los toma por separado, acaban mezclándose en el tracto digestivo o en el torrente sanguíneo.

El CBD rara vez interactúa con otros medicamentos, pero hay algunas excepciones. El CBD puede hacer que los efectos del medicamento sean más fuertes o más débiles de lo previsto, lo que podría provocar efectos secundarios por la medicación.

Cómo minimizar el riesgo

El CBD puede interactuar con los medicamentos de muchas maneras diferentes. Incluso los fármacos que parecen no tener ninguna relación con los efectos del CBD pueden dar lugar a una interacción negativa debido a la forma en que el hígado o los riñones procesan diversos medicamentos. Si el CBD y el medicamento compiten por la misma vía de metabolismo o eliminación, puede producirse una acumulación de ambos en el sistema, lo que en última instancia provocaría efectos secundarios.

Por esta razón, debe hablar primero con su médico sobre el uso del CBD si está tomando algún medicamento. Su médico le aconsejará con más precisión si el CBD puede interactuar con cualquier medicamento que esté tomando y qué puede hacer para reducir las posibilidades de padecer efectos secundarios.

4. Problemas de salud subyacentes

Es bien sabido que el CBD ofrece beneficios para determinadas condiciones de salud. Hay muchas investigaciones sobre cómo este compuesto ofrece beneficios para enfermedades como la epilepsia, la esclerosis múltiple, el cáncer y la artritis, entre otras; sin embargo, algunas personas pueden experimentar un empeoramiento de los síntomas después de usar el CBD para su condición de salud.

Algunos ejemplos de esto pueden ser la enfermedad de Parkinson, la anorexia y la hipotensión (presión arterial baja).

Las afecciones hepáticas también pueden aumentar las probabilidades de sufrir efectos secundarios.

La mayoría de los compuestos que se introducen en el cuerpo necesitan ser procesados y metabolizados por el hígado antes de que puedan ser eliminados del cuerpo. Si el hígado se ve afectado por cualquier motivo, el CBD y sus metabolitos pueden acumularse en el torrente sanguíneo, lo que puede provocar efectos secundarios.

La hipotensión (presión arterial baja) es uno de los problemas de salud más preocupantes que la gente debería conocer antes de usar este suplemento. El cannabidiol puede provocar una reducción de la presión arterial. Para muchas personas, este es uno de los principales beneficios; sin embargo, si la presión arterial ya es demasiado baja, este efecto puede disminuir la presión arterial por debajo de los niveles seguros. Si esto ocurre, el corazón puede ser incapaz de bombear suficiente sangre al cerebro, provocando mareos, confusión y desmayos.

Cómo minimizar el riesgo

La mejor manera de evitar los efectos secundarios si tiene un problema de salud subyacente es hablar con su médico directamente antes de usar el CBD.

5. Productos de CBD contaminados o de baja calidad

Cuando se habla de los efectos secundarios, es importante tomar en cuenta el origen del CBD. El aceite de CBD puede contaminarse durante el proceso de cultivo o fabricación. Estos contaminantes pueden provocar efectos secundarios a corto o largo plazo, algunos de los cuales pueden ser bastante graves.

Por eso animamos a la gente a que sólo pida productos de CBD a empresas que publiquen análisis de laboratorio independientes para cada lote de producto que produzcan.

Estos análisis deberían buscar todos los principales contaminantes de los productos de CBD, incluyendo:

  1. Metales pesados
  2. Pesticidas
  3. Solventes orgánicos (como propano, butano o hexano)
  4. Contaminantes microbianos (micotoxinas, bacterias u hongos)
  5. Cannabinoides psicoactivos (THC o THCV)
  6. Cannabinoides sintéticos

No es extraño encontrarse con productos de CBD contaminados, así que es importante que busque un proveedor de confianza antes de hacer su pedido. Los aceites de CBD que son significativamente más baratos que los de la competencia son probablemente demasiado buenos para ser verdad. Muchos de estos aceites se fabrican a partir de cáñamo barato cultivado en lugares como China o la India, donde la contaminación del suelo es habitual, lo que provoca la acumulación de metales pesados u otros compuestos nocivos en el producto final.

Los contaminantes pueden provocar efectos secundarios como:

  • Dolores de cabeza
  • Reacciones alérgicas
  • Erupciones cutáneas
  • Pérdida de la memoria
  • Confusión
  • Náusea/vómito
  • Pérdida de la visión

Algunos aceites de CBD de baja calidad también pueden contener THC, el cannabinoide psicoactivo. Si el contenido de THC es lo suficientemente alto, provocará también efectos secundarios indeseables. En este caso, los usuarios sentirán los mismos efectos de consumir marihuana.

Cómo minimizar el riesgo

Compre siempre su CBD a un fabricante de confianza que ofrezca pruebas claras de que cada lote de producto que produce está completamente libre de estos contaminantes. No existe una dosis segura de metales pesados, pesticidas o disolventes orgánicos, por lo que es fundamental que las pruebas no muestren ningún rastro de estos compuestos.

También puede leer nuestras reseñas antes de hacer una compra. Siempre evaluamos a una empresa por el uso de pruebas independientes de terceros. Si una empresa no puede o no quiere proporcionar esta información, le sugerimos que busque en otra parte.

6. Reacciones alérgicas

Algunos efectos secundarios son puramente el resultado de las alergias. Puede tratarse de una alergia al propio CBD, a otros cannabinoides o a aditivos como aceites, aromatizantes sintéticos o líquidos para vaporizador.

Las alergias son impulsadas por el sistema inmunológico, que vigila continuamente el cuerpo para identificar y destruir cualquier cosa que suponga una amenaza. A veces, el sistema inmune confunde un compuesto inofensivo con una amenaza, lo que desencadena una reacción alérgica.

Cuando se descubre una amenaza (aunque sea por error), el sistema inmunitario moviliza inmediatamente una flota de glóbulos blancos y mensajeros químicos hacia la zona para combatir al invasor. Esto puede provocar efectos secundarios como erupciones cutáneas, hinchazón, opresión en la garganta, o efectos mucho más graves como el cierre de las vías respiratorias, taquicardia (ritmo cardíaco excesivo), presión arterial elevada y pérdida de la conciencia.

La mayoría de las alergias a los productos de CBD son provocadas por los aditivos químicos de los aromatizantes o conservantes sintéticos, más que por el propio CBD.

Cómo minimizar el riesgo

Las alergias pueden ser difíciles de prevenir y aún más difíciles de predecir. Por este motivo, es aconsejable probar una pequeña cantidad de un suplemento o tópico antes de utilizar la cantidad completa para ver si se produce alguna reacción.

En el caso de los tópicos, aplique una pequeña cantidad sobre la piel y espere entre 30 y 45 minutos para ver si aparece alguna erupción o irritación. Si no es así, probablemente sea seguro aplicar el tópico en una zona más amplia del cuerpo.

Para los comestibles, el proceso es similar. Empiece tomando una pequeña cantidad. Manténgala en la boca durante un momento, si puede. Espere entre 30 y 45 minutos para dar tiempo a que el sistema inmunitario reaccione. Si no experimentas ningún efecto secundario (normalmente, hinchazón o picor), puede tomar con seguridad una dosis mayor.

¿Qué puedo hacer si experimento efectos secundarios del CBD?

¿Qué ocurre si empieza a experimentar efectos secundarios del CBD? ¿Cuándo hay que preocuparse?

La gran mayoría de los efectos secundarios del CBD son leves, lo que significa que, aunque se sientas incómodo, los efectos secundarios desaparecerán pronto por sí solos. Dependiendo de los efectos secundarios que experimente, puede tomar algunas medidas para que desaparezcan más rápidamente.

1. Boca seca

La mejor manera de eliminar este efecto secundario es beber algo afrutado como zumo de naranja o piña, beber agua o masticar chicle. Si se mantiene bien hidratado antes de usar el CBD, las posibilidades de experimentar este efecto secundario se reducen.

2. Mareo

Este efecto secundario es bastante común y no suele significar nada grave. Sin embargo, el mareo también puede indicar un problema subyacente más profundo. La causa suele ser una presión arterial baja, por lo que lo mejor es que se siente o se acueste durante un rato. Esto permitirá que la sangre fluya fácilmente hacia el cerebro. También ayuda beber algo con electrolitos para ayudar a estabilizar la presión arterial antes de tomar el CBD.

Si experimenta alguna pérdida de conocimiento o siente un mareo excesivo, deje de consumir CBD inmediatamente y agende una visita con su médico para hablar de sus síntomas.

3. Diarrea

Este efecto secundario es difícil de detener una vez que ha comenzado. Puede tomar medicamentos para ayudar, pero para cuando los medicamentos hagan efecto, los efectos secundarios probablemente habrán desaparecido de todos modos.

Tomar el CBD junto con alimentos puede ser de ayuda para minimizar las posibilidades de padecer diarrea.

Si la diarrea continúa, es aconsejable hablar con su médico antes de volver a usar el CBD.

4. Fatiga o cansancio

En ocasiones, sentirse cansado después de consumir CBD es un objetivo para usar el suplemento, especialmente en personas que tienen dificultades para dormir. Sin embargo, no todo el mundo quiere este efecto del CBD. La forma más fácil de evitarlo es tomar CBD junto con cafeína para contrarrestar los efectos sedantes del compuesto.

5. Poco apetito

El CBD puede reducir nuestro apetito, y aunque esto no suele ser un problema importante, puede provocar que no obtenga los suficientes nutrientes durante largos periodos si consume CBD con frecuencia. Esto podría conducir a deficiencias nutricionales, debilidad, irritabilidad y pérdida de peso. Puede ser útil tomar el CBD junto con una comida para evitar este efecto.

¿Los otros cannabinoides tienen efectos secundarios?

El CBD no es el único cannabinoide de la planta de cannabis. Hay más de cien otros cannabinoides que también se producen en la planta, muchos de los cuales terminan en su aceite de CBD. Este es el caso especialmente de los extractos de cáñamo de espectro completo.

Entonces, ¿alguno de estos otros cannabinoides tiene efectos secundarios que deban preocuparle?

En general, los efectos secundarios de estos otros cannabinoides son muy similares a los del CBD, con algunas sutiles diferencias.

1. Efectos secundarios del THC

El THC (tetrahidrocannabinol) es el principal cannabinoide psicoactivo de las plantas de cannabis. Los productos de cáñamo tienen niveles muy bajos de THC para mantenerse dentro del límite legal y evitar cualquier efecto secundario psicoactivo.

Los productos que tienen un alto contenido de THC (más del 2%) pueden producir efectos secundarios relacionados con la psicoactividad del THC.

Estos son algunos de los efectos secundarios más comunes del THC:

  • Alteraciones visuales
  • Aumento del apetito
  • Boca seca
  • Paranoia
  • Mareos
  • Dolor de cabeza
  • Fatiga
  • Cambios emocionales y en el estado de ánimo

2. Efectos secundarios de la THCV

THCV es la abreviación de tetrahidrocannabivarina. Está estrechamente relacionada con el THC, pero tiene una psicoactividad significativamente menor y se encuentra en concentraciones mucho más bajas en las plantas de cannabis. Es poco probable que este cannabinoide cause efectos secundarios reales en los productos de CBD, simplemente por su baja concentración.

Estos son algunos de los posibles efectos secundarios de la THCV:

  • Alteraciones visuales
  • Paranoia
  • Náuseas y vómito
  • Cambios en el estado de ánimo
  • Fatiga

3. Efectos secundarios del CBC

CBC significa cannabicromeno. Es el tercer cannabinoide más predominante junto al CBD y el THC. Algunas cepas de cáñamo tienen un alto contenido de CBC, por lo que tiene un mayor potencial para influenciar en los efectos secundarios de los productos de cáñamo que la mayoría de los otros cannabinoides menores.

Los efectos secundarios potenciales del CBC incluyen:

  • Mareos
  • Fatiga
  • Sedación
  • Náusea
  • Pérdida del apetito

4. Efectos secundarios del CBG

El cannabigerol (CBG) es la molécula precursora tanto del CBD como del THC. Por lo tanto, las plantas que se han cosechado tempranamente tendrán altos niveles de CBG.

El CBG tiene pocos efectos secundarios y se dice que contrarresta muchos de los efectos psicoactivos del THC.

Los efectos secundarios del CBG pueden incluir:

  • Sedación
  • Debilidad muscular
  • Náusea y vómitos
  • Mareos

5. Efectos secundarios del CBN

El CBN está en el extremo opuesto de la escala del CBG. En lugar de ser un precursor, es un metabolito del THC. Cuando el THC se descompone, los niveles de CBN aumentan.

Debido a la ausencia de THC, el cannabinol (CBN) no se encuentra en altas concentraciones en las plantas de cáñamo, pero sigue estando presente en cierta medida, especialmente en las plantas que se han cosechado tarde o en los aceites de CBD de espectro completo que se acercan a su fecha de caducidad.

El CBN es más sedante que la mayoría de los otros cannabinoides, por lo que los efectos secundarios más comunes son la sedación y la fatiga.

Los efectos secundarios del CBN pueden incluir:

  • Sedación
  • Náusea y vómito
  • Aumento del apetito
  • Pérdida de la memoria y la concentración

¿Quién debe evitar el uso de CBD?

Ahora que hemos cubierto todos los efectos secundarios del CBD y destacado algunos de los factores que pueden hacer que estos efectos secundarios sean más frecuentes o más graves, vamos a discutir algunos ejemplos en los que el CBD debe ser evitado por completo.

1. Personas con trastornos hepáticos

El CBD se metaboliza en el hígado, junto con casi todos los demás medicamentos o suplementos que consumimos. Si ya existe un problema en el hígado, será difícil metabolizar el CBD de forma eficaz, lo que provocará que los niveles de CBD (y otros medicamentos) se mantengan elevados durante largos periodos.

Si sufre algún trastorno hepático (hepatitis, hígado graso, cirrosis, etc.), es conveniente que hable con su médico antes de consumir CBD.

2. Personas que están intentando concebir un hijo

El CBD y otros cannabinoides no se han probado en un feto en crecimiento, y hay muchas teorías de que el compuesto puede afectar negativamente al desarrollo del cerebro. Por lo tanto, si está intentando concebir, es aconsejable evitar el uso de suplementos de CBD.

3. Mujeres embarazadas o en lactancia

De forma similar al punto anterior, el CBD debe evitarse en las mujeres embarazadas o lactantes para evitar problemas neurológicos del bebé o una interrupción del embarazo. Los cannabinoides interactúan ampliamente con nuestro sistema nervioso central y pueden causar problemas en el sistema nervioso del bebé en desarrollo.

El CBD es una sustancia liposoluble y se transferirá al niño a través de la leche materna.

4. Personas que están tomando ciertos medicamentos (consulte a su médico)

Algunos medicamentos pueden interactuar con el CBD, como se mencionadoen varios de los estudios de seguridad revisados anteriormente. Estas son algunas de las principales formas en que el CBD puede interactuar con un medicamento:

  • El CBD puede aumentar los efectos de la medicación — esto puede llevar a efectos secundarios del CBD o a que la medicación sea demasiado fuerte
  • El CBD puede impedir la descomposición y excreción de los medicamentos del cuerpo — esto puede hacer que los compuestos se acumulen hasta alcanzar niveles peligrosos en el torrente sanguíneo con el tiempo
  • El CBD puede contrarrestar los efectos de un medicamento — esto puede hacer que el medicamento sea ineficaz para tratar los síntomas para los que se utiliza

Ciertos medicamentos son más propensos a interactuar con el CBD que otros, como los antipsicóticos, los anticoagulantes, los medicamentos para la presión arterial y los analgésicos.

Hable siempre con su médico antes de utilizar el CBD si está tomando algún medicamento con receta.

5. Personas con presión arterial baja (hipotensión)

Como se ha mencionado anteriormente, el CBD puede provocar una reducción de la presión arterial. Si ya tiene la presión arterial baja, tomar CBD podría empeorar el problema.

Se recomienda que las personas que tienen la presión arterial baja (hipotensión) eviten consumir CBD, o que lo hagan bajo la supervisión y el consejo de un profesional médico.

6. Personas con alergias conocidas a los productos de cannabis

Si ha tenido reacciones alérgicas a los productos del cannabis en el pasado, tenga mucho cuidado al probar el CBD. A veces, estas alergias se producen sólo por fumar la planta o por aditivos como los aromatizantes o conservantes sintéticos; sin embargo, en otros casos, las alergias son reacciones a los cannabinoides u otros fitoquímicos de la planta de cáñamo.

En los casos de alergias graves, como la anafilaxia, hay que evitar por completo los productos de CBD.

Conclusión: ¿el CBD es seguro?

Todo tiene el potencial de causar efectos secundarios, especialmente los compuestos que tienen efectos fisiológicos aparentes en el cuerpo. Esto incluye al CBD, el cual tiene una larga lista de efectos y beneficios.

Se ha demostrado muchas veces con ensayos clínicos realizados en animales y en humanos que el CBD es un compuesto seguro y efectivo. Los efectos secundarios de este compuesto son, en su mayor parte, muy leves; por ejemplo, boca seca, disminución leve de la presión arterial, diarrea, pérdida de apetito, fatiga o somnolencia. 

La mayoría de las personas pueden evitar estos efectos secundarios al seguir los consejos que mencionamos anteriormente, como beber abundante agua, tomar el CBD junto con los alimentos, combinarlo con otros suplementos como la cafeína o limitar la dosis de CBD.

Sin embargo, en raras ocasiones, estos efectos secundarios son más severos. Los efectos secundarios más graves son el resultado de reacciones alérgicas, inhalar humo o vapor, interacciones con otros medicamentos, o condiciones de salud preexistentes.

Por esta razón, le recomendamos hablar con su médico antes de consumir CBD si usted padece de cualquier condición médica preexistente o está tomando algún medicamento. También es una buena idea comenzar con una dosis muy baja de CBD (~2 mg) y aumentar la dosis gradualmente con el tiempo, una vez que ya conoce cómo el compuesto interactúa con su cuerpo.

¿Ha experimentado algún efecto secundario con el CBD? ¡Déjenos su comentario en la sección de abajo!

Fuentes citadas en este artículo

  1. Machado Bergamaschi, M., Helena Costa Queiroz, R., Waldo Zuardi, A., & Crippa, A. S. (2011). Safety and side effects of cannabidiol, a Cannabis sativa constituent. Current drug safety, 6(4), 237-249.
  2. Maas, A. I., Murray, G., Henney III, H., Kassem, N., Legrand, V., Mangelus, M., … & Knoller, N. (2006). Efficacy and safety of dexanabinol in severe traumatic brain injury: results of a phase III randomised, placebo-controlled, clinical trial. The Lancet Neurology, 5(1), 38-45.
  3. Iffland, K., & Grotenhermen, F. (2017). An update on safety and side effects of cannabidiol: a review of clinical data and relevant animal studies. Cannabis and cannabinoid research, 2(1), 139-154.
  4. Johnson, J. R., Lossignol, D., Burnell-Nugent, M., & Fallon, M. T. (2013). An open-label extension study to investigate the long-term safety and tolerability of THC/CBD oromucosal spray and oromucosal THC spray in patients with terminal cancer-related pain refractory to strong opioid analgesics. Journal of pain and symptom management, 46(2), 207-218.
  5. Devinsky, O., Patel, A. D., Thiele, E. A., Wong, M. H., Appleton, R., Harden, C. L., … & GWPCARE1 Part A Study Group. (2018). Randomized, dose-ranging safety trial of cannabidiol in Dravet syndrome. Neurology, 90(14), e1204-e1211.
  6. Johnson, J. R., Burnell-Nugent, M., Lossignol, D., Ganae-Motan, E. D., Potts, R., & Fallon, M. T. (2010). Multicenter, double-blind, randomized, placebo-controlled, parallel-group study of the efficacy, safety, and tolerability of THC: CBD extract and THC extract in patients with intractable cancer-related pain. Journal of pain and symptom management, 39(2), 167-179.
  7. Blake, D. R., Robson, P., Ho, M., Jubb, R. W., & McCabe, C. S. (2006). Preliminary assessment of the efficacy, tolerability and safety of a cannabis-based medicine (Sativex) in the treatment of pain caused by rheumatoid arthritis. Rheumatology, 45(1), 50-52.

Más articulos

Más articulos

Explore productos de CBD