Scroll to top
Basado en evidencia

Aceite de CBD y gominolas para niños: ¿El CBD es seguro para los niños con ansiedad y TDAH?

El CBD no es psicoactivo ni adictivo.

Aprenda a usar el CBD de forma segura con los niños y conozca los efectos secundarios a los que hay que prestar atención.

Artículo por
Justin Cooke ,

Muchos padres se cuestionan sobre la seguridad del CBD para sus hijos y qué dosis deben utilizar.

El CBD es seguro para los niños, pero hay que tener en cuenta algunos factores.

En este artículo, cubriremos todo lo que necesita saber sobre el uso del CBD con los niños.

Hablaremos sobre las leyes, la seguridad, las razones por las que la gente lo usa con sus hijos y cómo calcular la dosis adecuada según la edad y el peso de su hijo.

Empecemos.

→ Read in English: Best CBD Oil & Gummies For Kids: Is CBD Safe for Children with Anxiety & ADHD?

  • REVISADO MÉDICAMENTE POR

    Dr. Abraham Benavides, Médico

    Actualizado elJune 18, 2021

  • Tabla de contenido

Los mejores aceites y gominolas de CBD para los niños

Las gominolas con infusión de CBD son la mejor manera de utilizar el CBD con los niños. Las gominolas proporcionan dosis consistentes y precisas de CBD no psicoactivo disfrazadas en un delicioso caramelo de goma. Elija las gomitas que contengan 5 o 10 mg cada una y córtelas en dosis más pequeñas según sea necesario.

Al igual que las gominolas de vitaminas, asegúrese de darle a su hijo sólo lo que necesita y después guárdelas fuera de su alcance.

Los aceites de CBD también son una buena opción para los niños, pero asegúrese de utilizar los aceites de menor potencia (menos de 500 mg) y hable siempre con su médico primero.

Aquí están las cinco mejores gominolas de CBD del 2021 para usar con los niños:

  1. Gominolas de Royal CBDElección del editor
  2. Gominolas de CBD de Nature’s ScriptLas mejores gominolas para aliviar el dolor
  3. Asteroides de CBD de Infinite CBDLas gominolas con el mejor valor
  4. Gominolas de CBD Hemplucid Las mejores gominolas de aislado de CBD
  5. Gominolas de CBD de Hemp BombsLas mejores gominolas para la ansiedad y el TDA

¿El CBD drogrará a mi hijo?

Esta es la primer pregunta que se hacen los padres que están considerando darle CBD a sus hijos.

La respuesta a esta pregunta es un rotundo no, siempre que el contenido de THC del suplemento que elija sea inferior al 0.3%.

El THC (tetrahidrocannabinol) es el principal componente psicoactivo de la planta de cannabis. Este es el compuesto responsable del “subidón” asociado con la marihuana.

El CBD es diferente, no causa ningún efecto psicoactivo.

Los productos de cannabis recreativo que contienen más de un 0,3% de THC no son aceptables para los niños. De hecho, es completamente ilegal darle a los niños productos con alto contenido de THC.

Sin embargo, como hemos comentado, el CBD no tiene ningún efecto psicoactivo. En los Estados Unidos, es tratado como un suplemento nutricional. La mayoría de los países del mundo consideran el CBD de la misma manera dentro de sus marcos legales.

Las modernas técnicas de extracción le permiten a los fabricantes eliminar el THC de sus productos de cannabis, lo que los vuelve seguros y legales para los niños.

Dicho esto, es aconsejable consultar con el médico de su hijo antes de darle cualquier tipo de suplemento.

¿Cuándo debería considerar darle CBD a mi hijo?

No todos los niños pueden beneficiarse del CBD, pero hay algunos ejemplos en los que el CBD puede ofrecer mejoras espectaculares en la calidad de vida de su hijo.

Las razones más comunes por las que los padres utilizan productos de CBD con sus hijos incluyen:

  1. Para aliviar o prevenir las náuseas antes de un viaje largo en coche (esto no funciona con todos los niños)
  2. Como opción alternativa para el tratamiento del dolor leve (el dolor más intenso debe tratarse con las opciones más adecuadas disponibles)
  3. Para aliviar la ansiedad en los niños ansiosos o autistas
  4. Para promover una noche completa de sueño en aquellos niños que experimentan insomnio (las pesadillas son una causa común)
  5. Para aliviar los síntomas de ciertas afecciones epilépticas (síndrome de Dravet)
  6. Para aliviar la tos relajando los pulmones y los músculos del tórax
  7. Para controlar la inflamación y las enfermedades autoinmunes

Sin duda, el CBD no es una cura para todo. Aunque ofrece muchos beneficios y ha ayudado a mucha gente (incluyendo niños), nunca debe intentar tratar a su hijo con CBD (o con cualquier suplemento para la salud) sin consultar primero con un médico. Además, el CBD es más eficaz cuando se combina con otras modificaciones de la dieta y el estilo de vida.

Si su hijo tiene problemas para dormir, se siente ansioso o sufre una enfermedad autoinmune, es importante identificar la causa del problema y abordarla directamente. El CBD puede ofrecer apoyo a los síntomas y mejorar la calidad de vida, pero no resolverá el problema directamente.

Beneficios del CBD para la salud de los niños

Conozca los beneficios específicos del CBD para los problemas de salud o síntomas comunes que experimentan los niños de todas las edades.

1. Aceite de CBD para los niños con ansiedad

Los niños a menudo experimentan ansiedad, ya sea por deficiencias nutricionales, presión en el hogar, en la escuela ó dificultades para hacer amigos. Es normal, y la mayoría de los niños logran superar lo que les molesta, sin la necesidad de tomar medicamentos farmacéuticos.

Sin embargo, el CBD se puede usar para abordar la ansiedad a corto plazo.

El compuesto funciona al aumentar la actividad de los neurotransmisores en el cerebro que se encargan de disminuir la hiperactividad en el sistema nervioso. Ayuda a la mente a relajarse después de un evento estresante y volver al estado basal normal.

Aprenda más sobre el uso del CBD para la ansiedad.

2. Aceite de CBD para los niños con insomnio

Quizás la razón más común por la que los padres le dan CBD a sus hijos es para controlar el insomnio.

La sobreestimulación puede hacer que muchos niños tengan dificultades para descansar al final del día. Sus cerebros permanecen activos durante horas en la cama después de pasar tanto tiempo frente a los ordenadores, teléfonos o pantallas de televisión. Los niños que tienen dificultades para dormir a menudo se vuelven irritables (comprensiblemente), lo que puede hacer aún más difícil conciliar el sueño.

El CBD es un excelente suplemento para favorecer el sueño. No es directamente sedante, por lo que no hay que preocuparse por los efectos secundarios negativos de los tranquilizantes. El CBD simplemente frena la hiperactividad del cerebro, dándole a su hijo la oportunidad de relajarse y dormirse de forma natural.

Aprenda más sobre el uso del CBD para el insomnio.

3. Aceite de CBD para los niños con epilepsia

Una de las principales razones por las que el CBD se ha hecho tan popular en los últimos años es por su capacidad de tratar la epilepsia.

Esta es una de las pocas condiciones de salud para las que realmente podemos afirmar que el CBD “trata” en lugar de sólo apoyar. Esta afirmación está bien respaldada por la investigación clínica.

La investigación sobre el impacto del CBD para la epilepsia en los niños comenzó con una serie de estudios de casos [5], empezando por una niña llamada Charlotte Figi.

Charlotte padece una forma rara de epilepsia conocida como síndrome de Dravet. Durante años, sufrió docenas de convulsiones debilitantes cada día. A pesar de que probaron todo lo que podían conseguir, los padres de Charlotte no pudieron aliviar los síntomas de su hija, hasta que decidieron probar el cannabis.

Casi inmediatamente después de darle a su hija un extracto de cannabis con alto contenido en CBD, dejó de tener convulsiones. Pasó de tener varios cientos de ataques a la semana a sólo unos cuantos por semana. Algunos días, ni siquiera tenía uno.

La historia de Charlotte saltó a los medios de comunicación y ha contribuido en gran medida a la popularidad del CBD en la actualidad.

Desde entonces, ha habido una cantidad significativa de investigaciones sobre el uso del CBD para la epilepsia tanto en adultos como en niños, con resultados muy prometedores [4]. Incluso hay un puñado de empresas farmacéuticas que están desarrollando nuevos medicamentos antiepilépticos basados en versiones naturales o sintéticas del CBD, como Sativex® (1:1 de THC a CBD) y Epidoliex® (CBD sintético).

4. Aceite de CBD para niños con autismo

El trastorno del espectro autista (TEA) es un diagnóstico cada vez más frecuente en la primera infancia. Por el momento, no hay casi nada que podamos hacer para tratarlo.

Existen medicamentos para este trastorno, pero son poco fiables y a menudo tienen sus propios efectos secundarios negativos.

En los últimos años, el CBD ha llamado la atención de los investigadores médicos como posible tratamiento del autismo.

No existe una cura para este trastorno. Sin embargo, hay mucho margen de mejora en el manejo de los síntomas, especialmente la ansiedad, las convulsiones, los cambios de humor y un mayor potencial de comportamiento adictivo. Todos estos síntomas pueden reducirse con el uso del CBD.

Los padres están utilizando aceites de CBD para el alivio sintomático de sus hijos autistas. Algunas aplicaciones comunes incluyen:

  • Para reducir la ansiedad social cuando se visita a grupos grandes de personas
  • Para reducir la ansiedad y las pesadillas
  • Para aliviar la ansiedad cuando se visita al médico
  • Para las condiciones de salud asociadas, como la epilepsia, que a menudo aparecen junto con el TEA

5. Aceite de CBD para los niños con TDAH

El trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) es un trastorno neurológico común que afecta aproximadamente a 1 de cada 15 niños en el mundo desarrollado [1].

Las opciones de tratamiento actuales son principalmente farmacéuticas. Los fármacos estimulantes, como el Adderall y el metilfenidato, ayudan a aliviar los síntomas, pero suelen tener sus propios efectos secundarios negativos. Debido a esto, muchos padres están buscando opciones alternativas naturales.

El CBD ofrece un nuevo y convincente tratamiento para los síntomas del TDAH. Uno de los principales síntomas del TDAH es la hiperactividad, algo que el CBD es especialmente útil para aliviar.

La naturaleza relajante del CBD ayuda a los niños hiperactivos a mantener la calma y alivia efectos secundarios comunes como la ansiedad y el insomnio. También es útil para tratar los dolores de cabeza y las afecciones autoinmunes que pueden estar asociadas a esta enfermedad.

Más información sobre el uso del CBD para el TDA y el TDAH aquí.

6. Aceite de CBD para los niños con asma

El asma puede ser de leve a grave; en algunos casos, los ataques de asma incluso pueden poner en peligro la vida.

La causa subyacente del asma es la inflamación e hinchazón de las vías respiratorias, lo que dificulta la respiración. Los medicamentos como el salbutamol (inhaladores) son los más utilizados para tratar el asma infantil. Sin embargo, estos medicamentos pueden crear tolerancia; esto significa que cuanto más use su hijo los medicamentos, menos eficaces serán con el tiempo. Eventualmente tendrá que aumentar la dosis o encontrar otro medicamento para aliviar los síntomas.

El CBD es un potente compuesto antiinflamatorio que actúa sobre varias vías inflamatorias que provocan reacciones asmáticas (como el TNF-a, la IL-6, la IL-4 y la IL-13).

El cannabinoide funciona mejor para prevenir los ataques de asma, más que como tratamiento directo. En caso de una crisis asmática, lo mejor es seguir el tratamiento con los agonistas beta-adrenérgicos dentro del inhalador de su hijo.

Como suplemento diario, se sugiere que el CBD puede disminuir la activación inmunitaria específica que conlleva el asma. También relaja los músculos que recubren las vías respiratorias y disminuye los niveles de estrés, dos factores que contribuyen en gran medida a una reacción asmática.

Aprenda más sobre el uso de CBD para el asma.

7. Aceite de CBD para los niños con náuseas o mal de movimiento

Los niños son especialmente propensos a sufrir náuseas y mareos. Hay muchas razones para ello, pero la teoría más común es que se debe a que los niños tienen canales auditivos más pequeños. Por eso son más propensos a sufrir infecciones del oído interno o medio que los adultos.

En el interior de nuestros oídos hay un conjunto de nervios diseñados para transmitir mensajes al cerebro sobre nuestra posición en relación con el suelo. Esto nos ayuda a distinguir entre arriba y abajo y a mantener el equilibrio.

Si este sistema se vuelve disfuncional (lo que puede ocurrir al estar sentado en un coche durante demasiado tiempo o en superficies inestables como un barco) el cerebro recibe estas señales y sentimos náuseas. De cierta forma, estas señales engañan al cerebro para que piense que quizás comimos algo venenoso, por lo que intentará sacarlo del cuerpo haciéndonos vomitar.

La región del cerebro responsable de producir estos efectos recibe el nombre de centro de las náuseas. Este sistema está fuertemente regulado por el sistema endocannabinoide [2].

El CBD, a su vez, interactúa estrechamente con el sistema endocannabinoide impidiendo la descomposición de nuestros endocannabinoides naturales. Se cree que este mecanismo es la razón por la que el CBD es tan útil para aliviar las náuseas.

Incluso se ha demostrado que proporciona alivio a los pacientes de cáncer que experimentan ataques extremos de náuseas después de una sesión de quimioterapia [3].

Aprenda más sobre el uso de CBD para las náuseas.

8. Aceite de CBD para los niños con condiciones de la piel

El CBD también es útil para tratar las afecciones de la piel. Tanto el aceite de CBD como los productos para el cuidado de la piel con CBD son útiles para esto.

Internamente, el CBD es útil para apoyar las causas subyacentes de los trastornos de la piel, que a menudo provienen del intestino, el hígado, el sistema inmunológico o una combinación de los tres.

Los productos tópicos de CBD son más útiles para controlar los síntomas o tratar los problemas cutáneos locales que no son causados por otros problemas de salud subyacentes.

Algunos ejemplos de afecciones cutáneas que pueden beneficiarse del CBD son:

  • Eccema
  • Psoriasis
  • Quemaduras solares
  • Vellos encarnados
  • Piel seca y escamosa
  • Erupciones cutáneas
  • Picaduras de insectos

Cómo elegir los productos de CBD adecuados para los niños

El CBD está disponible en muchas presentaciones diferentes. La mayoría de los padres utilizarán una simple gominola de CBD o un tópico de CBD, pero los aceites, jarabes y supositorios también son buenas opciones.

1. Aceites de CBD

Los aceites con infusión de CBD son la presentación más común de CBD. Son fáciles de usar y se pueden calcular las dosis específicas contando las gotas o utilizando un pequeño vaso medidor.

Mezcle los aceites de CBD con el zumo o batido favorito de su hijo para disimular el sabor del cáñamo o elija un aceite que venga con sabor añadido.

2. Gominolas de CBD

Las gominolas de CBD también son una forma estupenda de darle CBD a los niños. Tienen el mismo sabor que un dulce de caramelo y se pueden dividir en dosis más pequeñas simplemente cortando las gominolas en trozos. La mayoría de la gente corta sus gomas en dosis de 5 mg para los niños pequeños, y de 10 mg para niños mayores de 10 años.

Asegúrese de guardar estas gominolas en un lugar seguro donde su hijo no pueda alcanzarlas en los períodos entre las dosis supervisadas.

3. Jarabes de CBD

Los jarabes de CBD no son muy comunes pero funcionan de la misma manera que el aceite de CBD. El sabor dulce hace que sea fácil de disimular con otros alimentos (como waffles o panqueques). El único inconveniente de estos productos es el alto contenido de azúcar.

4. Tópicos de CBD

Los productos tópicos de CBD son la mejor opción para todo lo relacionado con la piel. No es necesario medir las dosis con estos productos y son, por lo tanto, la forma más segura de utilizar el CBD. Sin embargo, antes de utilizar un tópico en una zona amplia del cuerpo, se recomienda probar cualquier producto nuevo para la piel en una pequeña zona del cuerpo para asegurarse de que no hay reacciones alérgicas.

5. Supositorios de CBD

Los supositorios están diseñados específicamente para aliviar la inflamación del tracto digestivo. Sólo hay algunos casos en los que son necesarios, como tras una infección parasitaria (por ejemplo, lombrices), para acelerar la recuperación y bajar la inflamación.

Productos que deben evitarse con los niños

No todas las presentaciones de CBD son apropiadas para los niños.

Estos son algunos productos de CBD que se deben evitar con los niños.

1. Tinturas (a base de alcohol)

No se le debe dar a los niños nada relacionado con el alcohol. La mayoría de las tinturas son a base de alcohol y, por lo tanto, deben evitarse. Sin embargo, hay empresas que se refieren a sus aceites de CBD como tinturas. Por lo tanto, siempre hay que revisar los ingredientes de los productos que se venden como tinturas para confirmar su contenido de alcohol.

2. Cápsulas de CBD

Las cápsulas de CBD son una gran forma de consumir CBD en general, pero no se recomiendan para los niños. Esto es especialmente cierto para los menores de 8 años.

Esto se debe a que los niños tienen vías respiratorias más pequeñas en comparación con los adultos. Por lo tanto, es mucho más fácil que una cápsula se quede atrapada en la garganta de un niño, lo que puede ser una experiencia muy incómoda, e incluso peligrosa.

3. Plumas vape de CBD y e-líquidos

Los niños no deben utilizar vaporizadores, fin de la historia. Los vaporizadores son un producto sólo para adultos.

4. Concentrados de CBD

Lo mejor es que los usuarios de CBD más experimentados sean los que consuman los concentrados de CBD únicamente. Esto se aplica incluso a los adultos.

Su altísima potencia hace que sea demasiado fácil tomar demasiado. Para los niños pequeños, que sólo necesitan dosis muy bajas y son más sensibles a los compuestos (incluido el CBD), usar concentrados es una receta para el desastre.

Por lo tanto, evite los concentrados y opte por productos de menor potencia.

Cómo calcular la dosis de CBD para los niños

En general, la dosis de CBD para un niño es de unos 2,5 a 10 mg, dependiendo de su edad, tamaño y la gravedad de sus síntomas.

La mayoría de los expertos coinciden en que el CBD es un suplemento seguro. Es poco probable que sobrepasar la dosis recomendada (dentro de lo razonable) cause algún problema.

Para su referencia, le compartimos esta guía rápida de dosificación, pero si quiere ajustar realmente la dosis para su hijo, siga las instrucciones que se indican a continuación.

Tabla de referencia rápida para las dosis de los niños

Peso (kg) Fuerza baja Fuerza media

15 kg

2.6 mg

7.8 mg

20 kg

3.6 mg

10.8 mg

25 kg

4.6 mg

13.8 mg

35 kg

6.4 mg

19.0 mg

45 kg

7.5 mg

22.5 mg

Calculado mediante la regla de Salisbury (más adelante se explica cómo hacerlo)

A continuación, enlistamos cinco pasos para determinar la dosis correcta para un niño, basándonos en las dosis para adultos que se mencionan en el envase.

Incluso proporcionaremos algunas fórmulas sencillas que puede utilizar para calcular la dosis de un niño para cualquier suplemento.

Paso 1: Determinar la dosis para un adulto

Las dosis de los niños se calculan más fácilmente a partir de las dosis de los adultos, por lo que el primer paso es obtener este número de referencia.

Incluso en los adultos, la dosis adecuada puede variar significativamente. El mayor factor determinante es el peso del individuo y la potencia deseada.

Algunas condiciones requieren grandes dosis de CBD para ser efectivas (como el insomnio, la ansiedad severa o la epilepsia).

Otras condiciones necesitan dosis más bajas, todo dependerá de la gravedad de los síntomas.

Dosis generales según la fuerza deseada (adultos)

  1. Fuerza baja: 15 mg
  2. Fuerza media: 45 mg

Nota: En algunos casos pueden ser necesarias dosis mucho más altas, especialmente cuando se tratan condiciones médicas específicas como el síndrome de Dravet. Sin embargo, esto debe ser discutido primero con un médico con experiencia en la administración de CBD para los niños.

El CBD es muy seguro como suplemento dentro de los rangos de dosis mencionados pero, en dosis altas, puede producir efectos secundarios no deseados, como sedación excesiva y mareos.

Paso 2: Utilice una de estas tres fórmulas para calcular la dosis equivalente para niños

Una vez que tenga la dosis para adultos, sólo tiene que hacer un simple cálculo para obtener la dosis de su hijo.

Hay fórmulas diseñadas para calcular la dosis según la edad o el peso. Algunas sólo funcionan hasta una determinada edad, mientras que otras están limitadas por el peso.

Hay varias formas de convertir la dosis de adultos en dosis pediátricas, pero la que yo utilizo se llama regla de Ausberger y funciona de la siguiente manera:

Tome el peso de su hijo en kilogramos y multiplíquelo por 1,5, y luego sume diez.

El resultado le da el porcentaje de la dosis para adultos que debe utilizar.

Esta es la fórmula:

[1.5 x peso en kg] + 10 = porcentaje de dosis de adultos

Veamos un ejemplo para que quede más claro:

Digamos que la dosis para adultos a la que aspira está en el extremo inferior del rango y es de 20 mg por dosis. Y utilizaremos como ejemplo a un niño de 30 kg (66 libras). El cálculo sería el siguiente 1,5 x [30 kg] + 10 = 55%

El 55% de 20 mg equivale a 11 mg, por lo que la dosis equivalente para un niño de 30 kg es de 11 mg. Esta dosis puede repetirse hasta 3 veces al día.

Paso 3: Determinar la dosis equivalente para el producto que está utilizando

Ahora que sabe la cantidad de CBD que debe utilizar, sólo tiene que compararla con el producto que ha comprado o va a comprar.

Si está usando gominolas, este paso es fácil. Lo único que tiene que hacer es mirar la cantidad de CBD contenida en cada gominola. Esto puede variar desde 5 mg hasta 50 mg.

Por lo tanto, si su objetivo es una dosis de 11 mg, podría utilizar una gominola de 10 mg, dos gominolas de 5 mg o media gominola de 20 mg.

En el caso de los aceites y jarabes de CBD, este paso puede ser complicado porque vienen en muchas potencias diferentes. Sin embargo, una vez que se entiende cómo funciona, los cálculos son muy fáciles de hacer.

La clave es encontrar la potencia del aceite en mg por ml.

Para facilitarse la vida, elija una botella de 300 mg de aceite de CBD. Esto equivale a una potencia de 10 mg/ml. Así que para el ejemplo anterior, simplemente usamos 1 ml de aceite (o 30 gotas).

Aquí tenemos una tabla sencilla para mostrarle cómo pueden cambiar estas potencias:

CBD totalBotella de 30 ml (1 oz)Botella de 60 ml (2 oz)
100 mg3.33 mg/ml1.6 mg/ml
300 mg10 mg/ml5 mg/ml
600 mg20 mg/ml10 mg/ml
1000 mg33.3 mg/ml16.6 mg/ml
2000 mg66.6 mg/ml33.3 mg/ml
4000 mgN/A66.6 mg/ml

Los supositorios son diferentes; si los planea usar con su hijo, busque una opción de potencia baja (30 mg o menos por supositorio).

¿Qué significa todo esto? ¿Cuánto CBD debo darle a mi hijo?

A la hora de elegir un aceite de CBD para niños, opte por productos de baja potencia (frascos de 300 mg o 600 mg). Esto le permite medir pequeñas dosis más fácilmente.

Intente conseguir una dosis de unos 2,5 mg y aumente 2,5 mg cada día hasta que consiga los efectos que busca.

Las gominolas son una opción aún mejor para los niños. Puede dividir la dosis en cantidades más pequeñas cortando las gominolas en trozos.

Consejos sobre el uso de CBD con los niños

1. Utilice gominolas

Las gominolas de CBD son una de las formas más fáciles de darle CBD a los niños pequeños. Tienen un gran sabor y facilitan la administración de dosis precisas.

2. Empiece con poco y aumente despacio

Empiece siempre con una dosis baja para ver cómo reacciona su hijo. Una vez que sepa que no reacciona negativamente al CBD, puede aumentar gradualmente la dosis deseada.

3. Utilice dosis modificadas para los niños

Asegúrese de calcular la dosis utilizando una de las fórmulas anteriores en lugar de utilizar la dosis para adultos.

4. Aplique primero una pequeña cantidad de tópico

Si utiliza tópicos de CBD, asegúrese de utilizar una cantidad muy pequeña en una región sana de la piel antes de aplicarlo en la zona afectada. Algunos niños, especialmente los más sensibles, pueden tener reacciones alérgicas al CBD o a otros ingredientes del tópico.

5. Registre cualquier cambio en los síntomas

Tome algunas notas antes de darle CBD a su hijo para tener datos de referencia. A continuación, documente los cambios cada pocos días.

Aquí tiene algunas anotaciones que puede incluir:

  1. ¿Cuáles son los síntomas? (Descríbalos)
  2. ¿Cuál es la gravedad de los síntomas en una escala del 1 al 10 (siendo el 10 el peor)?
  3. ¿Cuándo son los peores síntomas? (hora del día, antes o después de comer, después de usar el CBD, después de los medicamentos, etc.)
  4. ¿Cuándo están en su mejor momento?

Tras una semana de uso del CBD, vuelva a tomar estas mismas notas y compárelas. Si no hay cambios notables, continúe durante al menos otra semana y repita. Si nada ha cambiado después de un mes, es posible que el CBD no sea el mejor suplemento para las necesidades de su hijo.

6. Compruebe el contenido de THC

Compruebe siempre que el producto no contenga THC o que contenga menos del 0,3% de THC.

La mayoría de los productos que se comercializan actualmente no contienen THC. Sin embargo, esto podría cambiar a medida que las leyes en torno a los extractos de cannabis sigan desarrollándose.

Above view portrait of three happy little kids in ball pit smiling at camera raising hands while having fun in children play center, copy space

Lo más importante sobre los suplementos de CBD para niños

Los niños, al igual que los adultos, pueden beneficiarse de los suplementos de CBD. Sin embargo, la dosis necesaria será mucho más pequeña y necesita ser dispensada con más precisión, pero los efectos son los mismos.

Las afecciones como el TDAH, el asma, el autismo, las náuseas, el insomnio y la ansiedad son especialmente problemáticas para los niños pequeños.

Todas estas condiciones pueden beneficiarse del CBD.

Siempre que se dé a los niños CBD, es importante darles una dosis pequeña. Utilice las fórmulas anteriores para calcular las dosis individuales. Recuerde, sin embargo, que los niños crecen rápidamente, por lo que tendrá que recalcular sus dosis cada par de meses.

Le recomendamos elegir un aceite de CBD de baja potencia (se recomiendan 300 mg) u optar por las gominolas con infusión de CBD.


Referencias citadas en este artículo

  1. Zulauf, C. A., Sprich, S. E., Safren, S. A., & Wilens, T. E. (2014). The complicated relationship between attention deficit/hyperactivity disorder and substance use disorders. Current psychiatry reports, 16(3), 436.
  2. Choukèr, A., Kaufmann, I., Kreth, S., Hauer, D., Feuerecker, M., Thieme, D., … & Schelling, G. (2010). Motion sickness, stress and the endocannabinoid system. PloS one, 5(5), e10752.
  3. Duran, M., Pérez, E., Abanades, S., Vidal, X., Saura, C., Majem, M., … & Rams, N. (2010). Preliminary efficacy and safety of an oromucosal standardized cannabis extract in chemotherapy‐induced nausea and vomiting. British journal of clinical pharmacology, 70(5), 656-663.
  4. Crippa, J. A., Crippa, A., Hallak, J. E., Martín-Santos, R., & Zuardi, A. W. (2016). Δ9-THC intoxication by cannabidiol-enriched cannabis extract in two children with refractory epilepsy: full remission after switching to purified cannabidiol. Frontiers in pharmacology, 7, 359.Chicago
  5. Porter, B. E., & Jacobson, C. (2013). Report of a parent survey of cannabidiol-enriched cannabis use in pediatric treatment-resistant epilepsy. Epilepsy & Behavior, 29(3), 574-577.

Leer más

Leer más