Basado en evidencia

CBD y fibromialgia: investigación y comprensión actual

El cannabis tiene un largo historial como un tratamiento alternativo, seguro y natural para el dolor crónico y la inflamación asociada con la fibromialgia.

Artículo por
Jodi Allen , Publicado por 2 meses

Aproximadamente el 2% de la población recibirá un diagnóstico de fibromialgia en su vida útil [1].

No existe cura para la fibromialgia, y la mayoría de las opciones de tratamiento son ineficaces [2].

Se han realizado algunos estudios (en su mayoría preclínicos, de observación o pequeños ensayos clínicos), sobre el uso de cannabinoides de origen vegetal para tratar la fibromialgia. Aunque los resultados fueron positivos en general, necesitamos más investigación para sacar conclusiones.

Dicho esto, hay algunas áreas clave de enfoque en las que el CBD puede proporcionar beneficios útiles para respaldar esta afección.

Echemos un vistazo a la fibromialgia y cómo interactúa el CBD con el cuerpo. Esto puede darnos una idea sobre por qué el CBD es tan popular entre las personas con esta afección.

  • Tabla de contenido

Resumen: uso de CBD para la fibromialgia

Los cannabinoides son compuestos químicos que interactúan con el sistema endocannabinoide (SEC), que se utiliza para regular una gran cantidad de procesos en el cuerpo humano. Se cree que muchos de estos procesos están involucrados con los síntomas de la fibromialgia.

Hay tres clases de cannabinoides:

  1. Fitocannabinoides —  encontrados en las plantas
  2. Endocannabinoides —  encontrados en los humanos
  3. Cannabinoides sintéticos —  hechos por el hombre, no hay en la naturaleza

Los dos más estudiados de estos compuestos son el tetrahidrocannabinol (THC) y el cannabidiol (CBD). Ambas sustancias interactúan con el sistema endocannabinoide del cuerpo, pero tienen efectos muy diferentes.

El SEC regula el sistema nervioso central (SNC). Dado que el mensaje de dolor se transmite de una neurona a la siguiente, los científicos están interesados en el papel que tiene el SEC en fortalecer o debilitar este mensaje (plasticidad sináptica) [4].

El THC es el principal responsable de los efectos psicoactivos del cannabis, lo que nos da la sensación de estar “drogados”. Los efectos eufóricos del THC también pueden ser adictivos para algunas personas y pueden causar otros efectos secundarios como ansiedad, paranoia, mareos, pérdida de coordinación y aumento de la frecuencia cardíaca [5].

Por otra parte, el CBD no tiene los efectos secundarios psicoactivos; y mucha evidencia demuestra que es un tratamiento efectivo anticonvulsivante [6]. Esto es coherente con la idea de que el SEC regula la forma en la que las neuronas interactúan en el SNC.

En términos simples, se ha demostrado que el CBD puede influencias en condiciones que se originan en el sistema nervioso.

Hay reportes y observaciones de las siguientes propiedades del CBD:

  1. Analgésico
  2. Ansiolítico
  3. Antipsicótico
  4. Antiinflamatorio

Beneficios del CBD para la fibromialgia

1. El CBD reduce el dolor

Existe una gran cantidad de informes anecdóticos sobre la efectividad del CBD para reducir el dolor crónico, como el tipo experimentado en la fibromialgia. En un estudio sobre el dolor articular, los estudios preclínicos muestran que existe una interacción entre el CBD y el SEDC, lo que puede explicar las propiedades analgésicas del CBD [7].

Otro estudio mostró que el CBD interactúa con la actividad de los astrocitos. Esta es otra información que puede explicar por qué tomar CBD puede afectar una gran cantidad de síntomas neurológicos. Los astrocitos son un tipo de célula en el cerebro que regula la actividad sináptica y la inflamación [8].

2. El CBD puede mejorar el sueño

El CBD ha mostrado efectos positivos en la regulación de la calidad y la cantidad del sueño gracias a su actividad calmante y para aliviar el dolor [9].

3. El CBD reduce los síntomas de ansiedad y depresión

Varios ensayos preclínicos y pequeños estudios doble ciego han demostrado que el CBD funciona bien para tratar la ansiedad y la depresión junto con otros problemas neurológicos.

Una de las principales formas en que el CBD funciona para aliviar los síntomas de la depresión es eliminando la inflamación subyacente en el cerebro, que está estrechamente relacionada con la depresión [10].

¿Qué es la fibromialgia?

La fibromialgia es una enfermedad crónica que causa dolor generalizado en todo el cuerpo, a menudo acompañada de síntomas como fatiga, insomnio, depresión y problemas con la memoria y la concentración.

La fibromialgia no es mortal, pero tiene un tremendo impacto físico y social en los afectados.

Cada vez hay más pruebas de que el estrés y la depresión desempeñan un papel importante en el desarrollo de la fibromialgia.

Los científicos han descubierto que los dos sistemas de estrés del cuerpo, el eje hipotálamo-hipófisis-adrenal (HHA) y el sistema nervioso simpático, están alterados en las personas con fibromialgia.

Básicamente, el eje HHA es la mayor parte del sistema que controla su reacción fisiológica al estrés. Si este sistema es disfuncional, se vuelve mucho más difícil manejar situaciones estresantes.

Uno de los efectos secundarios más comunes de esto es el dolor crónico y generalizado, como la fibromialgia.

Síntomas de la fibromialgia

Cada persona tendrá su propio conjunto de síntomas, que pueden ser leves, moderados o graves. Los síntomas pueden incluso desaparecer de vez en cuando, y duran semanas, meses o años antes de volver.

Los síntomas más comunes de la fibromialgia incluyen:

  1. Dolor generalizado
  2. Sensibilidad al frío y al calor, a la luz y a los olores
  3. Fatiga extrema
  4. Patrones irregulares de sueño
  5. Dificultades cognitivas a menudo denominadas “neblina fibrosa”

 Las personas con fibromialgia a menudo tienen otras afecciones, como:

Causas de la fibromialgia

Todavía no sabemos qué causa la fibromialgia, pero parecen ser factores como la genética, las enfermedades previas, lesiones o el estrés emocional y físico del pasado.

La fibromialgia es más común en personas con

  • Antecedentes familiares de fibromialgia
  • Lesiones o traumas físicos o emocionales
  • Enfermedades como un virus o una infección
  • Lupus, espondilitis anquilosante (artritis espinal) o artritis reumatoide
  • Ansiedad, depresión y estrés emocional

Factores que hacen empeoran el dolor de la fibromialgia

  • Deprivación de sueño
  • Tabaquismo
  • Tener sobrepeso
  • Alto nivel de estrés

Diagnóstico de la fibromialgia

Con el tiempo, las pautas han cambiado en los métodos utilizados para diagnosticar la fibromialgia. En el pasado, los médicos diagnosticaban la fibromialgia mediante la identificación de puntos sensibles específicos en al menos 11 de los 18 sitios especificados. Los pacientes también deben haber experimentado un dolor generalizado durante al menos los últimos 3 meses.

Ahora, se han desarrollado pautas más recientes como un criterio simple y práctico para el diagnóstico que incluye lo siguiente:

  • Dolor generalizado durante más de tres meses.
  • Puntuación de la severidad de los síntomas que involucra fatiga, sueño no reparador y una mala función cognitiva.
  • El paciente no tiene un trastorno subyacente que pueda explicar los síntomas.

Si bien no se utilizan pruebas de laboratorio específicas para confirmar un diagnóstico, los médicos pueden recomendar análisis de sangre, radiografías y exploraciones especializadas, como medicina nuclear y tomografías computarizadas.

Pruebas útiles para la fibromialgia:

  1. Hemograma completo: incluyendo las pruebas para la función suprarrenal y tiroidea. El hipotiroidismo puede causar síntomas que imitan a los de la fibromialgia.
  2. Prueba de vitamina D: una deficiencia en la vitamina D puede causar síntomas similares a los de la fibromialgia.

Los médicos intentarán descartar todo lo que pueda ser examinado, lo que garantiza la exclusión de afecciones autoinmunes que pueden simular los síntomas de la fibromialgia. Si no se identifica nada más y el paciente califica para los criterios de fibromialgia, se realiza un diagnóstico.

Tratamientos convencionales para la fibromialgia

La fibromialgia puede ser un síndrome difícil de tratar. Esto se debe principalmente a que la condición se presenta de manera ligeramente diferente para todos.

Ya que no hay una causa directa de la fibromialgia, el tratamiento sintomático requiere algo de prueba y error, visitar repetidas al médico y una combinación de medicamento y cambios en el estilo de vida.

Un plan de tratamiento individual puede incluir algunos o todos de los siguientes:

  • Terapia física
  • Consejería
  • Programa de ejercicios
  • Medicamentos antidepresivos
  • Meditación y yoga
  • Acupuntura
  • Reflexología
  • Terapia de masaje

Terapias comunes para la fibromialgia:

  1. Terapia física: los fisioterapeutas pueden guiarlo con ejercicios que mejorarán la fuerza muscular, la flexibilidad y la resistencia para reducir el dolor. La hidroterapia (ejercicio a base de agua) puede ser beneficiosa.
  2. Psicoterapia: la asesoría puede ayudar a aliviar los síntomas del estrés y proporcionar habilidades para la resiliencia ante el estrés.
  3. Terapia ocupacional: los terapistas ocupacionales pueden hacer los ajustes necesarios en su lugar de trabajo para hacer que las tareas sean más fáciles de realizar.

Medicamentos comunes para la fibromialgia:

  1. Medicamentos para el dolor: usados solos o en combinación, el paracetamol y los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINES) a menudo se usan para tratar el dolor, pero en su mayoría son ineficaces. Las benzodiazepinas como el Valium se usan comúnmente para relajar los músculos y tratar la ansiedad así como la tensión.
  2. Analgésicos narcóticos u opioides: estos medicamentos se usan cuando todos los demás medicamentos no han ayudado a tratar los síntomas de la fibromialgia. Pueden formar una dependencia y, por lo general, solo se prescriben por un período corto. La oxicodona (OxyContin) es un analgésico opioide común.
  3. Antidepresivos: Los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS) tales como duloxetina (Cymbalta), milnacipran (Savella), Prozac y Paxil pueden ayudar con el tratamiento del dolor y trastornos del sueño; lo mismo sucede con los antidepresivos tricíclicos como Pamelor y Elavil. Sin embargo, los efectos adversos, el desarrollo de la tolerancia y el aumento de peso son efectos secundarios comunes de algunos antidepresivos.
  4. Medicamentos antiepilépticos: se utilizan para promover el sueño y por sus acciones ansiolíticas. Lyrica y Neurontin se pueden recetar por su capacidad para disminuir las señales nerviosas de los músculos al cerebro para reducir el dolor y los espasmos musculares. Los efectos secundarios de dependencia y aumento de peso son un factor disuasivo frecuente para sus usos.

Consejos de estilo de vida y cuidado personal para la fibromialgia

La fibromialgia es una afección a largo plazo con muchos factores involucrados que incluyen la dieta y las opciones de estilo de vida. Por lo tanto, uno de los principales métodos de tratamiento debe involucrar hábitos y rutinas diarias.

Estos son los consejos de estilo de vida y autocuidado más importantes para incorporar en un plan de tratamiento para la fibromialgia.

1. Estrategias de relajación

Las terapias de meditación y atención plena pueden ayudar a aliviar el estrés y reducir los síntomas de la fibromialgia.

Estas son algunas formas comunes de promover la relajación:

  1. Respiración profunda y rítmica: los ejercicios de meditación y relajación son muy útiles para las condiciones relacionadas con el estrés, como la fibromialgia. Hay una gran cantidad de apps útiles que pueden descargarse gratis a su dispositivo para ayudarlo a comenzar. Alternativamente, puedes asistir a clases de meditación o yoga.
  2. Asesoramiento: hablar sobre su estrés e inquietudes con un consejero profesional es particularmente beneficioso si tiene antecedentes de un trauma físico o emocional.
  3. Biorretroalimentación: una máquina que puede ayudar a leer las señales del cuerpo para reducir el dolor.
  4. Terapia cognitiva conductual: visite a un terapeuta cognitivo conductual que puede ayudarlo a controlar el estrés emocional.

2. Higiene del sueño

El sueño es esencial para una salud óptima. Cuando estamos privados de sueño, nuestra capacidad para controlar el estrés se vuelve más difícil, lo que lleva a un aumento de los síntomas en los pacientes de fibromialgia.

Los adultos deben dormir por lo menos 7-8 horas por noche.

Consejos para la higiene del sueño:

  1. Establezca una rutina: ¡Asegúrese de acostarse y de despertarse a la misma hora todos los días, incluidos los fines de semana!
  2. Meditación: la meditación en las tardes prepara el sistema nervioso para el sueño, relajando el cuerpo y rechazando la respuesta al estrés.
  3. Baños tibios con sales de Epsom: las sales de magnesio relajan los músculos y alivian la tensión que nos mantiene despiertos durante la noche.
  4. Minimice el ruido: usar tapones para los oídos puede ayudarnos a dormir más rápido para las personas sensibles a los sonidos.
  5. Evite las siestas durante el día: si necesita tomar una siesta, intente mantenerla a menos de 30 minutos y no más tarde de las 3 pm.
  6. Evite los estimulantes, como la cafeína, el alcohol y los cigarrillos (especialmente después de la 1 pm)

 3. Ejercicio regular

El ejercicio puede ser la última actividad mental cuando experimenta dolor y fatiga. Sin embargo, los ejercicios suaves apropiados como caminar, nadar, montar en bicicleta, pilates, yoga y tai chi pueden ayudar a aliviar el dolor y mejorar el estado de ánimo. Recuerde dar pequeños pasos y no excederse.

 4. Coma una dieta equilibrada

Llevar una dieta bien balanceada y evitar los alimentos procesados ​​con alto contenido de grasas saturadas y azúcar puede reducir la inflamación y aliviar los síntomas de la fibromialgia.

Las personas con fibromialgia a menudo ven que sus síntomas empeoran cuando se consumen alimentos con aditivos como MSG, nitratos y edulcorantes artificiales.

Consejos de dieta:

  1. Comer para aumentar la energía:  la fatiga excesiva es uno de los síntomas más comunes de la fibromialgia. Comer ciertos alimentos enteros y frescos con alto contenido de fibra y bajo contenido de azúcar puede proporcionarle más energía. Aumente la ingesta de alimentos como nueces, semillas y verduras de hojas verdes oscuras.
  2. Siga una dieta baja en FODMAP: la investigación reciente ha descubierto que después de una dieta baja en fermentables oligo-di-monosacáridos y polioles (FODMAP) es un enfoque equilibrado nutricionalmente que conduce tanto a la pérdida de peso como la reducción de la gravedad de los síntomas de fibromialgia [11]. Las dietas FODMAP no están destinadas a ser utilizadas a largo plazo, pero pueden ser útiles en momentos de un brote de síntomas.
  3. Hágase vegetariano o vegano: un estudio reciente del 2018 encontró que seguir una dieta lacto-vegetariana (por solo 4 semanas) reduce el dolor y mejora la composición corporal. El estudio también incluyó fisioterapia; por lo tanto, la combinación de tratamientos puede haber mejorado el resultado [12].
  4. Aumentar su magnesio: aquí puede haber una relación entre la deficiencia de magnesio y los síntomas de la fibromialgia. Aumente su consumo de alimentos ricos en magnesio, como vegetales de hojas verdes, nueces y semillas, legumbres y mariscos. Un baño de sales de Epsom un par de veces a la semana también puede aliviar el dolor muscular y ayudar a inducir el sueño.
  5. Evitar el gluten – sos estudios han demostrado que eliminar los alimentos que contienen gluten puede reducir el dolor y la inflamación, incluso si no padece la enfermedad celíaca [13].

Guía sobre el uso de CBD para la fibromialgia

El CBD es un excelente complemento para las personas que padecen fibromialgia. Los principales beneficios provienen de la capacidad del CBD para regular el sistema endocannabinoide, que está involucrado en la regulación de la respuesta al estrés. En términos básicos, el CBD calibra este sistema para ayudarlo a hacer mejor su trabajo. Cuando la respuesta al estrés se maneja de manera efectiva, los síntomas de la fibromialgia se pueden mejorar.

El CBD también es útil como antiinflamatorio y analgésico, que son dos de los efectos secundarios más destacados de la afección.

¿Cuánto CBD debo tomar?

La dosis de CBD para la fibromialgia puede variar mucho de una persona a otra. Todo el mundo responde de manera diferente, por lo que es importante comenzar con poco e ir despacio con su dosis de CBD. Si es nuevo tomando CBD, se recomienda comenzar con la dosis más pequeña de acuerdo con las instrucciones del producto que está usando. Aumente gradualmente de 5 a 10 mg hasta que sienta que ha alcanzado la dosis óptima.

Comenzando con una dosis más baja y aumentando gradualmente con el tiempo, puede encontrar la dosis adecuada para usted sin exagerar y causar efectos secundarios negativos como sedación o sequedad en la boca.

La mayoría de las personas con fibromialgia requieren una dosis más alta de CBD para recibir los máximos beneficios.

Mantenga un diario con sus dosis, tiempos y síntomas para averiguar o ajustar la dosis correcta para usted.

Los pacientes con fibromialgia a menudo toman aceite de CBD en gotas debajo de la lengua y/o aplican una crema o gel tópico de CBD en las áreas afectadas.

¿El CBD es seguro?

El CBD es seguro y bien tolerado, rara vez produce efectos secundarios, incluso con dosis altas. Incluso cuando se experimentan efectos secundarios, tienden a ser leves, incluyendo cosas como mareos, sequedad de boca o sedación.

Existe evidencia de que no se desarrolla tolerancia al compuesto, a diferencia de otras opciones de tratamiento como los medicamentos opioides (como el Oxycontin) [14].

Es importante tener en cuenta que la investigación se basa en el uso de aceites de CBD puros y de alta calidad que no contienen aditivos ni conservantes sintéticos.

Comentarios finales: uso del CBD para la fibromialgia

La fibromialgia puede ser una condición debilitante con la que convivir, lo que tiene un gran impacto en la salud mental y la motivación de un individuo.

Si bien no existe una cura para la fibromialgia, hay pasos que puede tomar para reducir y controlar mejor los síntomas.

Se necesitan más ensayos clínicos; sin embargo, la investigación apoya el uso del CBD como un tratamiento seguro y eficaz para aliviar muchos de los síntomas asociados con la enfermedad, mejorando significativamente la calidad de vida.

Referencias

  1. (2017, October 11). Fibromyalgia | Arthritis | CDC. Retrieved from https://www.cdc.gov/arthritis/basics/fibromyalgia.htm#targetText=Fibromyalgia affects about 4 million,2% of the adult population.
  2. (2019, February 20). Fibromyalgia. Retrieved from https://www.nhs.uk/conditions/fibromyalgia/
  3. Walitt, B., Klose, P., Fitzcharles, M. A., Phillips, T., & Häuser, W. (2016). Cannabinoids for fibromyalgia. The Cochrane database of systematic reviews, 7(7), CD011694. DOI:10.1002/14651858.CD011694.pub2
  4. Lu, H. C., & Mackie, K. (2016). An Introduction to the Endogenous Cannabinoid System. Biological psychiatry, 79(7), 516–525. DOI:10.1016/j.biopsych.2015.07.028
  5. Lafaye, G., Karila, L., Blecha, L., & Benyamina, A. (2017). Cannabis, cannabinoids, and health. Dialogues in clinical neuroscience, 19(3), 309–316.
  6. Perucca E. (2017). Cannabinoids in the Treatment of Epilepsy: Hard Evidence at Last?. Journal of epilepsy research, 7(2), 61–76. DOI:10.14581/jer.17012
  7. Jiller, R. J., & Miller, R. E. (2017). Is cannabis an effective treatment for joint pain? Clinical and Experimental Rheumatology, 35(5), 59–67. Retrieved from https://www.clinexprheumatol.org/article.asp?a=12225
  8. Kozela, E., Juknat, A.,& Vogel, Z. (2017). Modulation of Astrocyte Activity by Cannabidiol, a Nonpsychoactive Cannabinoid. International journal of molecular sciences, 18(8), 1669. DOI:10.3390/ijms18081669
  9. Shannon, S., Lewis, N., Lee, H., & Hughes, S. (2019). Cannabidiol in Anxiety and Sleep: A Large Case Series. The Permanente Journal, 23, 18–041. DOI:10.7812/TPP/18-041
  10. Campos, A. C., Fogaça, M. V., Scarante, F. F., Joca, S., Sales, A. J., Gomes, F. V., … Guimarães, F.S. (2017). Plastic and Neuroprotective Mechanisms Involved in the Therapeutic Effects of Cannabidiol in Psychiatric Disorders. Frontiers in pharmacology, 8, 269. DOI:10.3389/fphar.2017.00269
  11. Marum, A. P., Moreira, C., Carus, P. T., Saraiva, F., & Guerreiro, C. S. (2017). A low fermentable oligo-di-mono-saccharides and polyols (FODMAP) diet is a balanced therapy for fibromyalgia with nutritional and symptomatic benefits. Nutrición Hospitalaria, 34(3), 667. https://doi.org/10.20960/nh.703
  12. Martínez-Rodríguez, A., Leyva-Vela, B., Martínez-García, A., & Nadal-Nicolás, Y. (2018). [Effects of Lacto-vegetarian diet and stabilization core exercises on body composition and pain in women with fibromyalgia: randomized controlled trial]. Nutricion Hospitalaria, 35(2), 392–399. https://doi.org/10.20960/nh.1341
  13. Isasi, C., Colmenero, I., Casco, F., Tejerina, E., Fernandez, N., Serrano-Vela, J. I., … Villa, L.F. (2014). Fibromyalgia and non-celiac gluten sensitivity: a description with remission of fibromyalgia. Rheumatology International, 34(11), 1607–12. https://doi.org/10.1007/s00296-014-2990-6
  14. Hurd, Y. L., Yoon, M., Manini, A. F., Hernandez, S., Olmedo, R., Ostman, M., & Jutras-Aswad, D. (2015). Early Phase in the Development of Cannabidiol as a Treatment for Addiction: Opioid Relapse Takes Initial Center Stage. Neurotherapeutics: the journal of the American Society for Experimental NeuroTherapeutics, 12(4), 807–815. DOI:10.1007/s13311-015-0373-7

Condiciones que pueden responder al cannabidiol