Basado en evidencia

CBD y el accidente cerebrovascular: investigación y entendimiento actual

¿Puedo usar el aceite del CBD después de un accidente cerebrovascular (ACV)? En los últimos años se han realizado muchos estudios sobre el uso de aceite de CBD para pacientes con ACV. Nosotros investigamos cómo funciona el CBD y una lista de los mejores aceites de CBD para el trabajo.

Artículo por
Justin Cooke , Publicado por 2 meses

Los accidentes cerebrovasculares (ACV) son la tercera causa de muerte en los Estados Unidos y son una fuente importante de debilitamiento neurológico y físico.

Algunos sobrevivientes de accidentes cerebrovasculares se recuperan completamente, mientras que otros se quedan sin poder hablar, caminar o cuidarse a sí mismos.

Esta es una de las principales causas de una calidad de vida disminuida.

Hay pocos tratamientos disponibles después de que alguien ha sufrido un ataque cerebral, pero estudios recientes han demostrado que el aceite de CBD puede ofrecer beneficios a las personas que padecen esta afección.

Aquí, analizamos cómo el CBD ayuda a las víctimas del accidente cerebrovascular y ofrecemos algunos de los mejores aceites de CBD en el mercado para las personas que sufren los efectos secundarios debilitantes de un ataque cerebral.

  • Tabla de contenido

En primer lugar, ¿qué es un accidente cerebrovascular?

Un ACV es el resultado de un bloqueo del flujo sanguíneo hacia varias partes del cerebro. Cuando esto sucede, los nutrientes esenciales y el oxígeno no pueden llegar a las delicadas células del cerebro, lo que resulta en un daño grave.

Si esto sucede durante unos minutos, las células del cerebro comienzan a morir y pueden causar problemas a largo plazo. Esta condición es una emergencia médica y con frecuencia es fatal.

Si el flujo sanguíneo se restaura lo suficientemente rápido, se puede evitar un daño duradero.

Sin embargo, puede tardar varios meses para que un paciente se recupere de un accidente cerebrovascular.

Hay 2 tipos de accidente cerebrovascular

1. Accidente cerebrovascular isquémico

El accidente cerebrovascular isquémico es la forma más común de un accidente cerebrovascular y es el que más se puede sobrevivir.

Un accidente cerebrovascular isquémico ocurre cuando se corta el flujo sanguíneo hacia las regiones del cerebro. Puede suceder si se acumulan coágulos de sangre o colesterol en las arterias cerebrales que irrigan el cerebro. Una vez que la arteria se bloquea, la sangre no puede fluir a la región que alimenta.

Dentro de 2 o 3 minutos, las neuronas se asfixian y mueren. Esta muerte celular es permanente, las neuronas no vuelven a crecer.

Dependiendo de la región del cerebro afectada, se determinará los efectos secundarios a experimentar.

Por ejemplo, si las regiones del cerebro asociadas con el habla se ven afectadas, puede perder su capacidad para comunicarse.

Causas del ACV isquémico

  • Sobrepeso
  • Ingesta pesada de alcohol
  • Inactividad física
  • Consumo de drogas
  • Fibrilación auricular
  • Tabaquismo
  • Apnea del sueño obstructiva
  • Colesterol alto
  • Diabetes
  • Presión arterial alta
  • Enfermedad cardiovascular

2. Accidente cerebrovascular hemorrágico

Los accidentes hemorrágicos son mucho más graves.

Este tipo de accidente cerebrovascular implica un estallido de vasos sanguíneos en el cerebro. Estos ataques son casi siempre fatales.

A medida que la sangre sale de la arteria rota, no es capaz de alcanzar las células que alimenta, lo que hace que mueran.

Causas de un ACV hemorrágico

  • Tabaquismo
  • Presión arterial alta
  • Anticoagulantes
  • Aneurismas (puntos débiles en las paredes arteriales)

Síntomas del accidente cerebrovascular

Hay algunos síntomas clave y efectos secundarios de un stroke que es importante tener en cuenta.

Durante el evento:

Mientras ocurre un derrame cerebral, hay una serie de características clave que tienden a aparecer:

  • Dificultad para hablar
  • Dificultad para entender a las personas
  • Debilidad, generalmente en un lado del cuerpo
  • Dolores de cabeza severos
  • Alteraciones de la visión
  • Parálisis en la cara, brazos o piernas
  • Dificultad caminar

Después del evento:

Puede haber algunas secuelas después del accidente cerebrovascular.

Muchas personas reportan los siguientes efectos secundarios después de un ACV:

  • Debilidad en un lado del cuerpo
  • Dolor nervioso
  • Dificultad para tragar
  • Dificultad para hablar
  • Sensación de entumecimiento u hormigueo en las extremidades
  • Pérdida de la memoria
  • Cambios en el comportamiento y la capacidad de cuidado personal
  • Depresión

Encontrar el mejor aceite de CBD para el ACV

El CBD ofrece excelentes beneficios para el apoyo con los efectos secundarios que se desarrollan después de un ataque cerebral.

También es útil para reducir las posibilidades de tener otro accidente cerebrovascular en el futuro y protege contra gran parte del daño que se produce durante un evento de ACV.

Los mejores aceites de CBD para tratar el ACV son productos con una alta concentración de CBD, pero que aún contienen pequeñas cantidades de THC, junto con el espectro completo de terpenos y otros fitoquímicos.

Los aislados de CBD deben evitarse en personas que han sufrido recientemente un ataque cerebral porque no serán tan efectivas como las opciones de espectro completo.

Recomendamos el uso de un aceite de cáñamo de alta calidad de espectro completo.

Estos productos están hechos con ingredientes de alta calidad, libres de pesticidas y adulterantes. Los compuestos adicionales como estos pueden en realidad agravar los síntomas del accidente cerebrovascular y, por lo tanto, es mejor evitarlos.

Cómo el CBD puede ayudar a las víctimas de ACV

Hay algunas cosas en las que los médicos se centran durante el seguimiento de un ACV.

1. Promueve la salud neuronal

Las neuronas dañadas son la causa de los efectos secundarios de un ataque cerebral.

Cuando las neuronas no pueden obtener el oxígeno y los nutrientes que necesitan, se dañan y pueden morir, lo que nos deja con un daño neurológico duradero.

Una de las áreas clave de enfoque al apoyar a los pacientes con accidente cerebrovascular es trabajar en la salud general de las neuronas.

El CBD es especialmente bueno para esto.

El CBD mejora la salud de las neuronas al respaldar algo llamado manejo de iones de calcio (necesario para que los nervios envíen impulsos eléctricos) y el metabolismo de las neuronas (cómo las neuronas generan energía para sobrevivir).

Vamos a discutir exactamente cómo funciona esto con más detalle a continuación.

2. Resiste el daño oxidativo

Todas nuestras células necesitan oxígeno y una fuente de energía para sobrevivir.

Tan pronto como el flujo sanguíneo hacia una célula se corta, se enferma.

En ausencia de oxígeno, la célula produce subproductos metabólicos tóxicos mientras trata de continuar haciendo su trabajo. Si estos compuestos tóxicos se acumulan durante demasiado tiempo (2 a 3 minutos), pueden causar la muerte de las células.

Estos compuestos metabólicos a menudo se denominan radicales libres. Son compuestos inestables que destrozan nuestras estructuras celulares cuando intentan estabilizarse.

Nuestro cuerpo usa algo llamado antioxidantes para atacar por nosotros, estabilizando estos compuestos de radicales libres y evitando que causen daño al cuerpo.

El daño oxidativo es la clave característica del daño perdurable por accidente cerebrovascular y es una de las principales áreas de tratamiento.

El CBD y los extractos de cáñamo de espectro completo tienen una alta concentración de estos antioxidantes que ayudan a proteger a las neuronas de los daños cuando estos compuestos tóxicos se acumulan. 

3. Mejora el flujo sanguíneo al cerebro

Ya que el accidente cerebrovascular isquémico es causado por un flujo de sangre deficiente, tiene perfecto sentido mejorar el flujo de sangre a este órgano vital para prevenir cualquier daño adicional.

El CBD mejora el flujo de sangre al cerebro a través de su contenido de terpenos.

Los terpenos son los compuestos volátiles contenidos en las plantas, responsables del sabor y el aroma.

Los terpenos también tienen una amplia gama de beneficios terapéuticos, incluyendo el mejoramiento del flujo sanguíneo cerebral.

Algunos ejemplos de terpenos de cannabis con beneficios comprobados en el flujo sanguíneo cerebral incluyen:

  • Eucaliptol [6]
  • Óxido de cariofileno [7]
  • Borneol [8]

Incluso el propio CBD ha demostrado aumentar el flujo sanguíneo cerebral a través de sus efectos moduladores sobre los receptores de serotonina (5-HT1A) , que juegan un papel crítico en la regulación de la cantidad de sangre que ingresa al cerebro [9].

Para obtener el mayor beneficio en el flujo sanguíneo cerebral, es importante tener en cuenta que los aceites de CBD utilizados en los ensayos clínicos son extractos de espectro completo que contienen todos estos importantes terpenos.

Es probable que los aislados de CBD no tengan ninguno de estos terpenos y, por lo tanto, no brindarán el mismo nivel de beneficio.

4. Disminución de la presión arterial alta

La presión arterial alta es una de las principales causas de ataque cerebral.

Incluso después de un ataque, la presión arterial alta continua puede aumentar dramáticamente las posibilidades de tener otro ataque cerebral. Por esta razón, muchos médicos elegirán el tratamiento de la presión arterial como una de las principales prevenciones para otro ataque cerebral.

Un ensayo clínico aleatorizado encontró que una dosis de 600 mg de CBD fue capaz de reducir 6 mmHg de las puntuaciones de la presión arterial en reposo [10].

Medición del daño neurológico después de un ACV

Hay dos marcadores que los científicos usan para determinar la salud de las neuronas:

  1. Manejo de iones de calcio
  2. Actividad metabólica

Estas dos métricas son medidas confiables para la salud del sistema nervioso.

El primero, el manejo de iones de calcio, se refiere a la capacidad de las neuronas para mover los átomos de calcio dentro y fuera de la neurona. Lo hacen para transmitir las señales eléctricas de un extremo del nervio al otro.

Cuando los iones de calcio no funcionan tan bien como deberían, los nervios no pueden enviar señales a otras partes del cerebro tan fácilmente. Esta es una bandera roja que indica que las neuronas están comenzando a degradarse.

Este es un problema clave en las personas después de un accidente cerebrovascular [5].

El CBD ofrece un beneficio directo para el manejo del calcio en las neuronas y controla la tasa de muerte celular (apoptosis) al restaurar las neuronas dañadas para devolverlas a un estado de salud mejorada [4].

La segunda medición de la salud neuronal, la actividad metabólica, también es un problema clave que puede desarrollarse después de un accidente cerebrovascular. En las imágenes cerebrales de personas después de un accidente cerebrovascular, es común ver áreas del cerebro con actividad baja metabólica, o completamente ausente, en ciertas regiones del cerebro [6].

Es esta ausencia de actividad metabólica la que causa los efectos secundarios del accidente cerebrovascular, como debilidad, fatiga, confusión o pérdida del control de la vejiga/intestino.

CBD para el ACV: entendimiento actual

Los múltiples usos y beneficios del CBD lo hacen una opción atractiva para las víctimas de ACV.

Esto sucede también con otras formas de medicamentos. Los médicos a menudo tratan afecciones autoinmunes, como la artritis reumatoide, con una variedad de medicamentos, cada uno con su propio perfil de efectos. El tratamiento del cáncer sigue este mismo enfoque multifacético también.

En términos generales, tener cierta diversidad en los mecanismos de tratamiento tiende a fortalecer los efectos en general.

El cannabis hace esto muy bien.

El CBD, el THC, los terpenos, los flavonoides y una variedad de otros compuestos en la planta trabajan juntos para mejorar la función neurológica y pueden ayudar en el tratamiento de los efectos secundarios de los accidentes cerebrovasculares duraderos.

Cómo puede el CBD ayudar con el daño cerebral inducido por un ACV

  • Protege al cerebro del daño oxidativo.
  • Reduce la severidad de la toxicidad del glutamato durante un ataque cerebral.
  • Mejora el flujo de sangre al cerebro.
  • Acelera el proceso de reparación neuronal después de un ataque.
  • Mejora la comunicación nerviosa.
  • Regula el metabolismo neuronal para auxiliar a las células dañadas.

Lo que dice la investigación

En los últimos años, el interés público y académico en el cannabis y su principal cannabinoide no psicoactivo, el CBD, ha aumentado sustancialmente.

Hay miles de estudios de investigación publicados sobre el compuesto solo este año.

Muchos de estos estudios involucran la función neurológica, y estamos empezando a desarrollar una mejor comprensión del funcionamiento del compuesto en el cerebro y cómo podemos usarlo para ayudar a las personas que padecen enfermedades como el accidente cerebrovascular.

Uno de los principales hallazgos tiene que ver con el efecto protector que el CBD le ofrece al cerebro.

El CBD es neuroprotector

Se demostró que el CBD protege contra la toxicidad del péptido N-metil-D-aspartato y beta-amiloide [1].

¿Qué significa esto?

Sugiere que el CBD puede proteger a las neuronas del daño relacionado con la edad y tiene el potencial de prevenir los accidentes cerebrovasculares causados por el deterioro cognitivo relacionado con la edad.

Otro estudio analizó los efectos de la lesión isquémica (falta de oxígeno) en  jerbos tratados con CBD. Todos los animales que recibieron CBD, en dosis variables, mostraron un daño permanente significativamente menor que los animales que no recibieron CBD [2].

Esto resalta el potente efecto neuroprotector ofrecido por el CBD en relación con el daño por accidente cerebrovascular.

En varios estudios se encontró que el CBD ofrece soporte antioxidante, incluida la toxicidad del hidroperóxido en las neuronas [3].

Usar CBD para el ACV

Aunque se necesita más investigación para comprender mejor exactamente de qué manera el aceite de CBD beneficia a las víctimas de accidente cerebrovascular, hay una gran cantidad de evidencia para apoyar su potencial como tratamiento preventivo y posterior al evento.

La mayoría de los estudios citados en este artículo sugieren el uso de aproximadamente 400 – 600 mg de CBD cada día.

Esto se hace mejor con un aceite de CBD de espectro completo para obtener las ventajas de los otros cannabinoides y terpenos.

También es importante mencionar que para aprovechar al máximo su aceite de CBD, debe tomarlo regularmente durante largos períodos de tiempo. La mayoría de las personas que toman aceite de CBD después de un derrame cerebral lo toman todos los días sin falta.

Los beneficios que va a proporcionar son diversos. Algunos se sienten de inmediato, otros requerirán algunas semanas de tratamiento regular para comenzar a aparecer.

También se recomienda que deje de fumar, tome medidas para reducir el estrés y agregue ejercicio suave a su rutina diaria para mejorar aún más sus probabilidades de recuperarse o evitar futuros accidentes cerebrovasculares.


Referencias

  1. Iuvone, T., Esposito, G., Esposito, R., Santamaria, R., Di Rosa, M., & Izzo, A. A. (2004). Neuroprotective effect of cannabidiol, a non‐psychoactive component from Cannabis sativa, on β‐amyloid‐induced toxicity in PC12 cells. Journal of Neurochemistry, 89(1), 134-141.
  2. Braida, D., Pegorini, S., Arcidiacono, M. V., Consalez, G. G., Croci, L., & Sala, M. (2003). Post-ischemic treatment with cannabidiol prevents electroencephalographic flattening, hyperlocomotion and neuronal injury in gerbils. Neuroscience letters, 346(1-2), 61-64.
  3. Hampson, A. J., Grimaldi, M., Lolic, M., Wink, D., Rosenthal, R., & Axelrod, J. (2000). Neuroprotective Antioxidants from Marijuana a. Annals of the New York Academy of Sciences, 899(1), 274-282.
  4. Ryan, D., Drysdale, A. J., Lafourcade, C., Pertwee, R. G., & Platt, B. (2009). Cannabidiol targets mitochondria to regulate intracellular Ca2+ levels. Journal of Neuroscience, 29(7), 2053-2063.
  5. Sato, Y., Kaji, M., Honda, Y., Hayashida, N., Iwamoto, J., Kanoko, T., & Satoh, K. (2004). Abnormal calcium homeostasis in disabled stroke patients with low 25-hydroxyvitamin D. Bone, 34(4), 710-715.
  6. Juergens, U. R., Stöber, M., Schmidt-Schilling, L., Kleuver, T., & Vetter, H. (1998). Anti Inflammatory effects of eucalyptol (1.8-cineole) in bronchial asthma: inhibition of arachidonic acid metabolism in human blood monocytes ex vivo. European journal of medical research, 3(9), 407-412.
  7. Lin, W. Y., Kuo, Y. H., Chang, Y. L., Teng, C. M., Wang, E. C., Ishikawa, T., & Chen, I. S. (2003). Anti-platelet aggregation and chemical constituents from the rhizome of Gynura japonica. Planta medica, 69(08), 757-764.
  8. Li, Y. H., Sun, X. P., Zhang, Y. Q., & Wang, N. S. (2008). The antithrombotic effect of borneol related to its anticoagulant property. The American Journal of Chinese Medicine, 36(04), 719-727.
  9. Mishima, K., Hayakawa, K., Abe, K., Ikeda, T., Egashira, N., Iwasaki, K., & Fujiwara, M. (2005). Cannabidiol Prevents Cerebral Infarction Via a Serotonergic 5-Hydroxytryptamine1A Receptor–Dependent Mechanism. Stroke, 36(5), 1071-1076.
  10. Jadoon, K. A., Tan, G. D., & O’Sullivan, S. E. (2017). A single dose of cannabidiol reduces blood pressure in healthy volunteers in a randomized crossover study. JCI insight, 2(12).

Condiciones que pueden responder al cannabidiol