Basado en evidencia

CBD y la enfermedad cardíaca: investigación y entendimiento actual

La enfermedad cardíaca es la causa principal de muerte alrededor del mundo. Se ha demostrado que los suplementos de CBD disminuyen la progresión de la enfermedad cardíaca y mejora la calidad de vida.

Artículo por
Justin Cooke , Publicado por 1 mes

Según la Organización Mundial de la Salud, la enfermedad cardíaca es la principal causa de muerte en todo el mundo. Casi 18 millones de personas mueren cada año a causa de la enfermedad.

Alrededor del 90% de las muertes por enfermedades cardíacas se pueden prevenir, según un estudio realizado en el 2008 [5].

Comer de forma saludable, controlar el estrés, hacer ejercicio y dejar de fumar contribuyen a prevenir enfermedades cardíacas.

También se ha demostrado que los suplementos de CBD ofrecen amplios efectos protectores contra las enfermedades del corazón.

Muchas personas están empezando a combinar la suplementación diaria de CBD con otras opciones de estilo de vida saludables para minimizar las posibilidades de desarrollar enfermedades cardíacas a largo plazo. También se utiliza para retardar la progresión de la enfermedad cardíaca existente.

Aquí analizaremos qué es la enfermedad cardíaca, cómo se puede usar el CBD como apoyo y qué más puede hacer para reducir sus probabilidades de ser víctima de la principal causa de muerte en todo el mundo.

Empecemos.

  • Tabla de contenido

Resumen: uso del CBD para las enfermedades cardíacas

Existen muchas enfermedades del corazón diferentes: algunas son graves y potencialmente mortales, otras son más benignas.

El CBD es un complemento útil para aliviar los efectos secundarios comunes de la enfermedad cardíaca y, en algunos casos, incluso puede tratar la causa subyacente de la enfermedad.

El CBD es especialmente beneficioso para las personas que sufren de fibrilación auricular (u otras arritmias), asociada con la ansiedad y causas inflamatorias como la aterosclerosis.

La mayoría de los pacientes con enfermedades cardíacas utilizan el CBD para aliviar los efectos secundarios como la ansiedad, el insomnio y la depresión.

Potenciales beneficios del CBD para la enfermedad cardíaca:

  1. Estabiliza los niveles de azúcar en la sangre [1]
  2. Promueve la pérdida de peso [1]
  3. Detiene la inflamación [3]
  4. Reduce la presión arteria [2]
  5. Protege las arterias del estrés oxidativo [4]

Consejos para obtener los mejores resultados de la suplementación con CBD:

  1. Use un extracto de espectro completo.
  2. El uso del CBD a largo plazo produce los mejores resultados.
  3. También se deben hacer cambios en la dieta y el estilo de vida.
  4. Discuta el uso del CBD con su médico para evitar las interacciones con los medicamentos.
  5. Use solo CBD oral: evite fumar a toda costa.

Enfermedad cardíaca 101

La enfermedad cardíaca a menudo se usa como sinónimo de enfermedad cardiovascular, un término general para todas las afecciones médicas que afectan el corazón y los vasos sanguíneos alrededor del cuerpo. Otros prefieren usar el término para describir las condiciones médicas que solo afectan al corazón.

Para los fines de este artículo, utilizaremos este significado secundario, en referencia a los problemas con el músculo cardíaco en lugar del resto del sistema cardiovascular.

El trabajo del corazón consiste en bombear rítmicamente la sangre por todo el cuerpo. El movimiento de la sangre suministra los nutrientes necesarios a las células y elimina los subproductos tóxicos al mismo tiempo.

Si hay algún problema con la función del corazón, puede afectar la función de todos los demás órganos del cuerpo. Si el corazón se detiene, incluso por unos pocos minutos, podemos sufrir daños permanentes y debilitantes en los tejidos del cuerpo.

Tipos comunes de enfermedades del corazón

1. Angina (enfermedad de las arterias coronarias)

La angina es un síntoma de la enfermedad de las arterias coronarias (EAC). La afección implica un bloqueo en una o más de las arterias que alimentan el corazón. Cuando la arteria se bloquea, o el corazón exige más flujo sanguíneo del que puede pasar a través del área ocluida, aparecen síntomas que se asemejan a un ataque cardíaco.

Hay dolor y opresión en el tórax, que suele durar unos minutos antes de recuperarse por sí solo.

Esta condición es un signo de enfermedad cardíaca grave y aumenta dramáticamente el riesgo de sufrir un derrame cerebral o un ataque cardíaco.

2. Fibrilación auricular

La fibrilación auricular implica un latido cardíaco irregular, a menudo referido como palpitaciones cardíacas. Puede sentir como si su corazón se hubiera saltado un latido o estuviera colocando latidos adicionales en donde no deberían estar.

Las fibrilaciones auriculares son causadas por alteraciones en la actividad eléctrica del corazón.

Aunque la fibrilación auricular no es directamente mortal, puede aumentar el riesgo de accidente cerebrovascular o ataque cardíaco más adelante en la vida. Aproximadamente el 33% de los accidentes cerebrovasculares en personas mayores de 60 años son resultado de la fibrilación auricular, de acuerdo con The Heart and Stroke Foundation.

Esta afección puede ser causada por la menopausia, la vejez, ansiedad o defectos congénitos.

3. Cardiomiopatía

La cardiomiopatía es una afección que afecta negativamente la función del músculo cardíaco y capacidad para contraerse y empujar la sangre a través del sistema. Existen algunos tipos diferentes de cardiomiopatías según la causa, pero todas ellas reducirán la capacidad del corazón para oxigenar el cuerpo.

4. Enfermedad cardíaca congénita

La palabra congénita se refiere a las condiciones que están presentes desde el momento del nacimiento. Esta condición es causada por problemas durante el desarrollo fetal.

Puede resultar en niveles variables de disfunción a lo largo de la vida, dependiendo de la gravedad del defecto.

5. Insuficiencia cardíaca congestiva

La insuficiencia cardíaca se desarrolla después de que el corazón ha sido lesionado, generalmente después de un ataque cardíaco. Es una condición que implica una incapacidad para bombear la sangre alrededor del cuerpo de manera efectiva. Los efectos secundarios varían según el lado del corazón afectado.

Si el lado derecho del corazón está dañado, la sangre comenzará a acumularse en los pulmones, causando edema pulmonar, tos y dificultad para respirar.

Si el lado izquierdo del corazón se ve afectado, la sangre se acumulará en el resto del cuerpo, principalmente en los brazos y las piernas.

6. Ataque cardíaco (infarto de miocardio)

Un ataque cardíaco ocurre cuando el flujo de sangre que alimenta al corazón se bloquea. El músculo cardíaco es extremadamente poderoso y requiere mucha energía para funcionar. Requiere un suministro constante de oxígeno y nutrientes para batir adecuadamente. Si se corta el flujo de oxígeno y nutrientes, incluso por unos pocos minutos, las células cardíacas especializadas pueden morir.

Si el flujo de sangre no se restaura inmediatamente, la condición puede ser fatal.

Incluso en los casos en que se restablece el flujo de sangre, si hay demasiado daño, puede dejar a los afectados con daño permanente y reducir la calidad de vida.

Los ataques cardíacos a menudo conducen a insuficiencia cardíaca congestiva después de un evento.

Causas de la enfermedad cardíaca

  • Consumo de alcohol
  • Aterosclerosis
  • Enfermedad autoinmune
  • Infecciones bacterianas
  • Diabetes
  • Presión arterial
  • Dieta alta en sodio
  • Comidas ricas en carbohidratos refinados
  • Comidas ricas en grasas trans
  • Síndrome metabólico
  • Uso recreativo de drogas
  • Estilo de vida sedentario
  • Efectos secundarios de ciertos medicamentos
  • Tabaquismo
  • Estrés
  • Infecciones virales

Opciones de tratamiento para las enfermedades cardíacas

  • Cambios en la dieta
  • Cambios en el estilo de vida
  • Medicamentos
  • Técnicas para reducir el estrés

Guía sobre el uso de CBD para la enfermedad cardíaca

El CBD es un complemento útil para tratar algunas de las causas subyacentes de la enfermedad cardíaca, así como los efectos secundarios comunes como el insomnio, la depresión y la ansiedad.

Los beneficios más significativos del CBD para las enfermedades del corazón incluyen:

  1. Estabiliza los niveles de azúcar en la sangre [1]
  2. Promueve la pérdida de peso [1]
  3. Detiene la inflamación [3]
  4. Reduce la presión arterial [2]
  5. Protege las arterias del estrés oxidativo [4]

La enfermedad cardíaca es una condición grave, que requiere la supervisión de un profesional médico experimentado. Cualquier suplemento debe consultarse primero con su médico, incluyendo el CBD.

Afortunadamente, el CBD rara vez interactúa con otros medicamentos, incluyendo los medicamentos sensibles para el corazón como los glucósidos cardíacos y anticoagulantes. El CBD ha demostrado ser seguro en ensayos con animales y en humanos.

Para aprovechar al máximo su suplemento de CBD, busque compañías que utilicen cáñamo orgánico certificado para fabricar sus aceites y evite las empresas que no publiquen sus resultados de laboratorio de terceros en su sitio web. Cualquier contaminante en los aceites de baja calidad podría empeorar aún más las causas subyacentes de las enfermedades cardíacas, por lo que es fundamental asegurarse de que solo utilice productos de alta calidad.

También recomendamos buscar un aceite de espectro completo más que un aislado de CBD, porque hay otros cannabinoides en la planta de cannabis que ofrecen su propio conjunto de beneficios para la inflamación, la regulación del azúcar en la sangre y la ansiedad; todos los cuales son de importancia crítica en las causas subyacentes y los factores que sostienen la enfermedad cardíaca.

¿Qué presentación de CBD debo usar?

Elegir qué presentación de CBD usar entre todas las opciones puede parecer intimidante al principio; hay cápsulas, aceites, tinturas, supositorios, comestibles, gomitas, aceites para vape, café y muchas otras presentaciones, según la compañía que lo venda.

La verdad es que la mayoría de estas presentaciones funcionarán bien. En todas las formas excepto el CBD tópico, el resultado final es la absorción del CBD en el torrente sanguíneo.

Dicho esto, los aceites CBD y las cápsulas ofrecen distintas ventajas sobre las otras opciones cuando se trata de las enfermedades del corazón.

El beneficio de los aceites y las tinturas de CBD es que se puede marcar más fácilmente la dosis individual que con la mayoría de las otras presentaciones. Una vez que haya determinado la cantidad de CBD contenida en cada mililitro o gota de líquido, es fácil modificar la dosis de acuerdo a cómo le afecta individualmente.

Las cápsulas de CBD también son una excelente opción y son consideradas por muchos como la forma más conveniente de dosificar el CBD.

¿Cuál es la dosis recomendada de CBD?

La dosis de CBD puede variar mucho de una persona a otra. Esto se debe a que el compuesto afecta a todos de manera diferente según la salud del hígado, el tracto digestivo y la variabilidad genética en la función endocannabinoide en todo el cuerpo.

Por esta razón, la mayoría de las personas deben hacer un poco de prueba y error cuando se prueba el CBD por primera vez.

La mejor manera de hacerlo es comenzar con la dosis más baja de acuerdo con su peso según nuestra tabla a continuación, y aumentar gradualmente cada día 2 o 3 mg de CBD su dosis. Una vez que encuentre alivio de sus síntomas, habrá encontrado la dosis correcta para usted.

Es importante tener en cuenta que algunas personas terminan con una dosis mucho más alta que la que se indica en la tabla a continuación. En general, la dosis máxima de CBD debe ser de alrededor de 100 mg, pero esto puede variar mucho de una persona a otra y el CBD se considera altamente seguro incluso en dosis altas.

Guías de dosificación general para las condiciones cardiovasculares

CBD de fuerza bajaCBD de fuerza mediaCBD de fuerza alta
•  Ansiedad leve
•  Colesterol alto
•  Ansiedad
•  Enfermedad coronaria
•  Condiciones inflamatorias
•  Colesterol alto
•  Aterosclerosis
•  Alta presión arterial
•  Ansiedad
•  Enfermedad coronaria
•  Condiciones inflamatorias

Dosis diarias de CBD según el peso y la fuerza (en mg)

Peso (kg) Fuerza baja Fuerza media Fuerza alta

50 kg

10 mg

30 mg

60 mg

60 kg

13 mg

38 mg

75 mg

70 kg

15 mg

45 mg

90 mg

80 kg

17 mg

52 mg

105 mg

90 kg

20 mg

60 mg

120 mg

100 kg

22 mg

67 mg

135 mg

110 kg

25 mg

75 mg

150 mg

Veredicto final: CBD para la enfermedad cardíaca

El CBD ofrece beneficios sobre muchas de las causas subyacentes de las enfermedades cardíacas, incluyendo la diabetes, la ansiedad, la hipertensión, inflamación, aterosclerosis y el síndrome metabólico.

La enfermedad cardíaca a menudo no tiene cura. El CBD se utiliza generalmente solo para reducir el riesgo de desarrollar la enfermedad, controlar los efectos secundarios, y retardar la progresión de ciertos tipos de enfermedades del corazón.

Siempre que tome CBD para una enfermedad cardíaca, es importante que primero consulte con su médico para asegurarse de que sus medicamentos recetados no interactúan negativamente con el CBD u otros cannabinoides. Las interacciones negativas entre medicamentos son más comunes con productos que contienen THC como cannabinoide primario.

En conclusión, le recomendamos echar un vistazo a nuestras revisiones antes de decidirse por un producto específico para asegurarse de que estén libres de contaminantes y contengan el perfil de cannabinoides tal como se anuncia en la botella.


Referencias

  1. Matias, I., & Di Marzo, V. (2007). Endocannabinoids and the control of energy balance. Trends in Endocrinology & Metabolism, 18(1), 27-37.
  2. Stanley, C. P., Hind, W. H., & O’sullivan, S. E. (2013). Is the cardiovascular system a therapeutic target for cannabidiol?. British journal of clinical pharmacology, 75(2), 313-322.
  3. Klein, T. W., Newton, C., Larsen, K., Lu, L., Perkins, I., Nong, L., & Friedman, H. (2003). The cannabinoid system and immune modulation. Journal of leukocyte biology, 74(4), 486-496.
  4. Booz, G. W. (2011). Cannabidiol as an emergent therapeutic strategy for lessening the impact of inflammation on oxidative stress. Free Radical Biology and Medicine, 51(5), 1054-1061.
  5. McGill Jr, H. C., McMahan, C. A., & Gidding, S. S. (2008). Preventing heart disease in the 21st century: implications of the Pathobiological Determinants of Atherosclerosis in Youth (PDAY) study. Circulation, 117(9), 1216-1227.

Condiciones que pueden responder al cannabidiol