Basado en evidencia

Esto es lo que sucede cuando mezcla alcohol con CBD

¿Es seguro consumir CBD con alcohol?

¿Existe algún beneficio?

Artículo por
Justin Cooke ,

Hoy en día, el CBD está en todas partes, desde los clásicos aceites y gominolas de CBD hasta en las nuevas versiones como los chupitos y chicles de CBD.

Sabemos que el CBD es seguro, pero ¿cómo interactúa con el alcohol?

En este artículo, explicaremos qué ocurre en su cuerpo cuando mezcla el CBD con el alcohol, qué peligros puede suponer para su salud y qué dice la investigación al respecto.

→ Read in English: This is What Happens When You Mix Alcohol With CBD

  • Tabla de contenido

Puntos clave: ¿qué ocurre cuando mezclo alcohol y CBD?

El CBD no tiene una fuerte interacción con el alcohol. La mayor parte de las investigaciones realizadas hasta ahora han mostrado poca diferencia entre los grupos de personas que beben alcohol con o sin una dosis de CBD.

Sin embargo, a veces la combinación puede provocar efectos secundarios negativos en determinadas personas. Los efectos secundarios más comunes son la somnolencia excesiva o la presión arterial baja (que puede causar mareos o desmayos).

Muchas personas utilizan el CBD para aminorar los efectos secundarios negativos del alcohol o para aliviar los dolores de cabeza y las náuseas de la resaca de la mañana siguiente.

Los efectos de la combinación del CBD y el alcohol incluyen:

  • Puede sentirse más cansado o somnoliento
  • Puede experimentar una caída de la presión arterial (mareos o vértigo)
  • El CBD puede aminorar algunos efectos secundarios del alcohol (náuseas y daño celular)

Los efectos del CBD y el alcohol

El CBD (cannabidiol) es el principal ingrediente activo de las plantas de cannabis. No es psicoactivo, lo que significa que no tiene ningún impacto en la sobriedad. Ninguna cantidad de productos de CBD le causará un subidón.

La gente utiliza el CBD en varias presentaciones, como aceites, cápsulas, gominolas y productos para vapear, para controlar el dolor crónico, la ansiedad, el insomnio y mucho más.

La razón más común para mezclar el CBD y el alcohol ocurre indirectamente. Es posible que tome CBD para controlar los síntomas y luego salga a tomar unas copas por separado, mezclando involuntariamente los dos compuestos.

Algunas personas mezclan el CBD con el alcohol a propósito para ayudar a anular algunos de los efectos secundarios no deseados de la bebida, como las náuseas o los dolores de cabeza.

Algunas investigaciones interesantes incluso sugieren que el CBD puede ser capaz de reducir nuestros niveles de alcohol en la sangre, sin embargo, esta idea es especulativa en el mejor de los casos.

1. El CBD y el alcohol pueden causar somnolencia

El CBD y el alcohol comparten muchas similitudes en cuanto a su perfil de efectos. Ambos están clasificados como relajantes del sistema nervioso central, lo que significa que le señalan al cerebro y al sistema nervioso a relajarse.

Sin embargo, provocar una relajación excesiva puede conducir a efectos secundarios como la sedación o la fatiga.

Cuando mezclamos el CBD con alcohol u otros relajantes, un componente puede potenciar los efectos del otro y tener un impacto relajante mucho más fuerte en el cuerpo.

Esto puede ser algo bueno para aquellos que buscan mejorar su calidad de sueño.

Un estudio descubrió que 72 participantes que tomaron entre 25 y 75 mg de CBD durante un mes obtuvieron mejoras espectaculares en su calidad de sueño [1]. Otros estudios han mostrado resultados similares al tomar alcohol. Un estudio profundizó en los efectos del alcohol sobre el sueño. Este estudio encontró que las dosis bajas de alcohol (1 – 2 bebidas estándar) tuvieron una mejora en la primera mitad del sueño [2]. El mismo estudio informó de que las dosis altas de alcohol (más de dos bebidas estándar) también mejoraron la primera mitad del sueño, pero tenían un impacto negativo en la segunda mitad, cuando se produce la mayor parte del sueño REM.

Esta interacción también puede ser negativa si sale a tomar unas copas con los amigos y quiere evitar dormirse demasiado pronto.

2. El CBD y el alcohol pueden provocar un descenso de la presión arterial

Al igual que el CBD y el alcohol pueden hacer que se sienta cansado, también pueden provocar un descenso de los niveles de presión arterial.

Tanto el CBD como el alcohol se consideran vasodilatadores, lo que significa que hacen que los vasos sanguíneos se relajen y se dilaten (ensanchen).

Imagine sus vasos sanguíneos como una manguera de jardín por la que fluye agua.

Cuando se coloca un pulgar sobre el extremo de la manguera para estrechar la abertura, el agua sale disparada con mucha más fuerza (presión). Esto es lo que ocurre cuando los vasos sanguíneos se estrechan o aprietan.

Cuando se retira el pulgar para ampliar la abertura, la presión disminuye. Este es el efecto que tienen el CBD y el alcohol para dilatar los vasos sanguíneos y reducir la presión arterial.

No obstante, cuando el alcohol y el CBD se combinan, los efectos se potencializan, provocando una reducción aún mayor de los niveles de presión arterial.

Si este efecto es demasiado fuerte, puede hacer que la presión baje demasiado, dificultando que el corazón bombee suficiente sangre y oxígeno al cerebro. Esto hace que se sienta mareado o aturdido. Si es demasiado grave, puede provocar un desmayo.

3. El CBD podría aminorar los efectos secundarios del alcohol

La mezcla de aceite de CBD con alcohol también tiene algunos beneficios, como aliviar las náuseas o los dolores de cabeza inducidos por el alcohol. Algunas investigaciones incluso sugieren que el CBD podría atenuar los niveles de alcohol en sangre mientras bebemos.

Dicho esto, seguimos sin recomendar la mezcla de estos dos productos debido a los posibles efectos secundarios negativos mencionados anteriormente.

El aceite de CBD reduce las náuseas y las ganas de vomitar

El aceite de CBD es un agente fiable contra las náuseas, pero sólo si se utiliza un aceite de CBD de espectro completo.

Varios cannabinoides de la planta de cáñamo pueden utilizarse para combatir las náuseas, pero el efecto más fuerte proviene del THC (tetrahidrocannabinol), que es el componente psicoactivo de la marihuana.

Un buen aceite de CBD de espectro completo debería contener trazas de THC sin causar efectos secundarios psicoactivos. El aceite de CBD que contiene pequeñas cantidades de THC ofrece el mayor nivel de beneficios contra las náuseas inducidas por el alcohol.

El CBD y el THC interactúan con los receptores CB1 en el tronco cerebral, incluyendo el área donde se controlan los reflejos de las náuseas (llamada acertadamente el “centro del vómito”) [5]. Estos receptores provocan la liberación de serotonina que inhibe las ganas de vomitar.

El aceite de CBD podría aliviar los dolores de cabeza

Los dolores de cabeza son un efecto secundario habitual del consumo de alcohol. Suelen aparecer a medida que se pasa el efecto del alcohol o a la mañana siguiente, cuando se tiene resaca.

Hay algunas razones por las que el alcohol puede causar dolor de cabeza:

  • Deficiencias de magnesio
  • Deshidratación
  • Deficiencias de vitamina B

Si bien el CBD no va a tratar ninguna de las causas subyacentes de los dolores de cabeza inducidos por el alcohol, puede ayudar a aliviar y controlar el dolor.

Los estudios han demostrado que el CBD puede reducir los dolores de cabeza de varios tipos, incluyendo las migrañas, las cefaleas en racimo, la hipertensión intracraneal y el dolor de cabeza nervioso. También hay muchos informes anecdóticos que sugieren que el CBD también puede ayudar con los dolores de cabeza relacionados con el alcohol.

La mejor manera de prevenir el dolor de cabeza después de beber es asegurarse de consumir mucha agua mientras se bebe y tomar un suplemento que incluya magnesio y vitaminas B al final de la noche. Los efectos del alcohol provocan una mayor demanda de estos nutrientes, lo que puede hacer que se agoten si no se restablecen antes de la mañana.

El CBD y los niveles de alcohol en sangre

Algunas de las investigaciones más antiguas (1979) descubrieron que las personas que tomaban 200 mg de CBD tenían niveles de alcohol en sangre más bajos que las que tomaban un placebo [3]. Los niveles más altos de alcohol en sangre se correlacionan con un mayor nivel de intoxicación, pérdida de control motor y alteraciones en la función cognitiva.

El CBD podría reducir el alcohol en sangre al favorecer un metabolismo más rápido del alcohol en el hígado.

Sin embargo, la evidencia aún no es muy clara. Los estudios en animales publicados tan recientemente como en 2018 no informan sobre cambios en los niveles de alcohol en sangre entre el grupo de tratamiento con CBD y el control con placebo [4].

Se necesita más investigación para determinar cómo el CBD afecta a los niveles de alcohol en sangre, y no se debe confiar en este efecto como una forma de mantenerse por debajo del límite legal mientras se bebe.

¿El CBD puede ayudar con la adicción al alcohol?

Se están realizando algunas investigaciones interesantes sobre el potencial del CBD para ayudar a los médicos a tratar a los pacientes con adicción al alcohol. El CBD se está utilizando para controlar los síntomas de la abstinencia y frenar las ansias de consumo al dirigirse al centro de la adicción en el cerebro.

Los estudios con animales han demostrado que las ratas adictas al alcohol y a la cocaína a las que se les administró CBD tenían menos rasgos de comportamiento de búsqueda de drogas [6]. Los investigadores del estudio concluyeron que el CBD podría ser una herramienta útil para la prevención de recaídas en alcohólicos en recuperación.

El CBD ha demostrado cualidades positivas para apoyar en el tratamiento de otras formas de adicción, como la adicción a las benzodiacepinas, los opioides y los estimulantes.

Otros estudios han demostrado que el CBD puede reducir algunos de los efectos secundarios más comunes de la abstinencia de alcohol, como el insomnio, la ansiedad y la depresión.

En resumen: ¿puedo mezclar el CBD con el alcohol?

No se dispone de estudios a largo plazo que exploren los efectos del CBD y el alcohol cuando se usan en combinación. No está claro si la combinación es intrínsecamente segura o peligrosa.

Es probable que la interacción sea diferente para cada individuo. Algunas personas pueden experimentar efectos secundarios negativos, como somnolencia o presión arterial baja. Otras experimentan efectos positivos, como la reducción de las náuseas o los dolores de cabeza al consumir alcohol.

Si va a combinar el CBD con el alcohol, es mejor que consuma una dosis baja de cada uno. Esto reducirá las posibilidades de experimentar un efecto compuesto que podría conducir a efectos secundarios potencialmente peligrosos (como mareos o desmayos).

Referencias citadas en este artículo

  1. Shannon, S., Lewis, N., Lee, H., & Hughes, S. (2019). Cannabidiol in anxiety and sleep: a large case series. The Permanente Journal, 23.
  2. Roehrs, T., & Roth, T. (2001). Sleep, sleepiness, sleep disorders, and alcohol use and abuse. Sleep medicine reviews, 5(4), 287-297.
  3. Consroe, P., Carlini, E. A., Zwicker, A. P., & Lacerda, L. A. (1979). Interaction of cannabidiol and alcohol in humans. Psychopharmacology, 66(1), 45-50.
  4. Viudez‐Martínez, A., García‐Gutiérrez, M. S., Navarrón, C. M., Morales‐Calero, M. I., Navarrete, F., Torres‐Suárez, A. I., & Manzanares, J. (2018). Cannabidiol reduces ethanol consumption, motivation and relapse in mice. Addiction Biology, 23(1), 154-164.
  5. Hill, A. J., Williams, C. M., Whalley, B. J., & Stephens, G. J. (2012). Phytocannabinoids as novel therapeutic agents in CNS disorders. Pharmacology & therapeutics, 133(1), 79-97.
  6. Gonzalez-Cuevas, G., Martin-Fardon, R., Kerr, T. M., Stouffer, D. G., Parsons, L. H., Hammell, D. C., … & Weiss, F. (2018). Unique treatment potential of cannabidiol for the prevention of relapse to drug use: preclinical proof of principle. Neuropsychopharmacology, 43(10), 2036-2045.

Más articulos

Más articulos