Basado en evidencia

Cartuchos de delta 8 THC [2021]

Encuentre los mejores cartuchos de delta 8 para su vape en el 2021; probados por terceros, con análisis de su potencia y pureza.

Aprenda a identificar las banderas rojas en el mercado y lo que debe evitar al comprar cartuchos de delta 8 THC de alta calidad.

Artículo por
Justin Cooke ,

La forma más común de delta 8 THC (Δ8-tetrahidrocannabinol) son los cartuchos precargados.

Son fáciles de usar, son compatibles con su vaporizador actual y, lo mejor de todo, son (teóricamente) legales en los Estados Unidos.

En este artículo, cubriremos todo lo que necesita saber sobre los cartuchos de delta 8 THC, incluyendo información sobre la legalidad y la seguridad de su uso.

→ Read in English: Best Delta 8 THC Vape Cartridges [2021 Reviewed]

  • Tabla de contenido

¿Qué son los cartuchos de delta 8?

Un cartucho es un contenedor reemplazable lleno de delta 8 THC activo u otros cannabinoides. Estos cartuchos están diseñados para encajar con la carcasa de la batería de un vape pen (vape estilo pluma). Sin duda ofrecen una solución más barata que los vapes desechables al permitirte reutilizar los componentes de la batería.

Hay muchas empresas que fabrican cartuchos de delta 8, pero la mayoría utilizan la misma rosca universal 510 que funciona con el 90% de los vape pens del mercado actual. Algunos vapes electrónicos no utilizan la rosca 510 estándar, así que revise su vape antes de pedir un cartucho.

Los cartuchos son desechables, lo que significa que una vez que se terminan, puede tirarlos. No hay necesidad de complicarse con los destilados o e-líquidos pegajosos. Sólo tiene que coger otro cartucho y listo.

¿Cómo se siente el delta 8 THC?

El delta 8 THC es muy similar a los productos de THC convencionales (hechos de delta 9 THC), pero con la mitad de potencia.

Estos productos son psicoactivos, lo que significa que le harán sentirse colocado de la misma manera que la marihuana. Tendrá que utilizar aproximadamente el doble de delta 8 THC que lo que normalmente consumiría de marihuana, pero los efectos generales son exactamente los mismos.

Si nos enfocamos en las sensaciones de estos dos compuestos, la principal diferencia entre el delta 8 THC y el delta 9 se reduce a los efectos secundarios.

El delta 8 es más popular porque produce menos efectos secundarios en general.

Muchas personas que descubren que el THC o los productos de la marihuana les producen ansiedad, recurren al delta 8 THC para evitar estos problemas.

¿Por qué son tan populares los cartuchos de delta 8?

Hay varias formas de consumir el delta 8 THC. Puede encontrar comestibles como gominolas de delta 8, concentrados de delta 8, tinturas o aceites de delta 8, cápsulas de delta 8 e incluso cogollos de cannabis ricos en delta 8 (flores de cáñamo rociadas con una solución de delta 8 THC).

A pesar de las múltiples presentaciones disponibles del delta 8, ninguna es tan popular como los cartuchos precargados.

Los beneficios de los cartuchos para vapear son:

  • Son muy asequibles
  • Se pueden utilizar con su vaporizador actual
  • Son fáciles de usar (simplemente se enroscan en el vaporizador)
  • Proporcionan dosis consistentes de delta 8 THC
  • Tienen una vida útil muy larga (varios años)

¿Cómo debo de almacenar mi cartucho de delta 8?

El delta 8 tiene una vida útil muy larga; mucho más larga que los productos estándar de delta 9 THC. Siempre que guarde sus cartuchos para vapear en un área que no sea demasiado caliente ni esté expuesta a la luz solar directa, deben permanecer viables durante varios años.

La mejor manera de guardarlos es en un contenedor oscuro, en un armario o cajón alejado de cualquier fuente de calor.

¿Cuál es la dosis de los cartuchos de delta 8 THC?

Calcular la dosis de un vaporizador o cartucho de vapeo puede ser todo un reto. La cantidad de delta 8 que inhale puede variar según el vaporizador que utilice, la temperatura de la resistencia y la duración de la calada.

La mejor manera de encontrar la dosis adecuada es empezar con una o dos caladas profundas y esperar 20-30 minutos para que haga efecto. Luego repita cada 20-30 minutos hasta que consiga el nivel de intensidad deseado.

Cuando recién se empieza con el delta 8 THC, es mejor empezar despacio y aumentar la dosis lentamente. Siempre se puede dar otra calada, pero si se consume demasiado, ya no hay marcha atrás.

La mayoría de la gente encuentra que unas 5 o 6 caladas son más que suficientes para conseguir un nivel de intensidad relativamente fuerte.

Tolerancia al delta 8 THC

La tolerancia se define como la reducción de los efectos de una sustancia con el uso repetido. La idea es que cuanto más se usa una sustancia, menos efecto tiene en el cuerpo.

Su cuerpo formará una tolerancia a casi todas las sustancias que consuma; esta tolerancia será mucho más acentuada para algunas sustancias que otras. El delta 8 THC tiene un índice de tolerancia especialmente alto. Si lo usa a diario, después de unas 3 o 4 semanas, puede que necesite tomar una dosis doble para obtener la misma intensidad de efectos.

La mejor manera de evitar la tolerancia es utilizar el delta 8 THC con moderación. Si nota que se está volviendo tolerante a los efectos del delta 8 THC, puede tomar días de descanso o incluso un período de limpieza de 1-2 semanas.

La buena noticia es que así como se forma rápidamente la tolerancia al delta 8 THC, también se revierte rápidamente. Basta con hacer una pausa de 1 ó 2 semanas para que la tolerancia se reduzca a cero.

Antes del 2018, todos los productos derivados del cannabis se consideraban ilegales. Esto incluía el THC así como los compuestos no psicoactivos como el CBD.

La Ley Agrícola de 2018 cambió estas regulaciones haciendo una distinción entre las plantas de cannabis que tenían una alta concentración de THC frente a las que no. La normativa prohíbe específicamente el delta 9 THC pero no menciona la forma delta 8. Aunque esto deja mucho espacio para la interpretación, el lenguaje actual del proyecto de ley permite la venta y fabricación de productos con delta 8 THC siempre que estén hechos de plantas de cáñamo.

Cualquier planta de cannabis que no produzca más del 0.3% de THC en peso seco se considera como cáñamo. Cualquier concentración que supere este umbral se clasifica como marihuana y se considera ilegal a nivel federal.

Las empresas que venden delta 8 THC utilizan un proceso que convierte los cannabinoides no psicoactivos (como el CBD) en la forma delta 8 del THC. Este proceso es teóricamente legal en los Estados Unidos a nivel federal.

Desde entonces, algunos estados han promulgado sus propias leyes que prohíben la venta de delta 8 THC directamente. Entre ellos están Alaska, Arizona, Arkansas, Colorado, Delaware, Idaho, Iowa, Montana, Pensilvania y Utah.

Mientras viva fuera de uno de estos estados específicos, el delta 8 THC es legal.

Si vive fuera de los Estados Unidos, consulte nuestra guía completa sobre la legalidad del delta 8 THC.

¿El delta 8 THC es seguro?

No hay mucha investigación disponible sobre los efectos específicos del delta 8 THC, pero la evidencia que tenemos nunca ha indicado que este cannabinoide plantee algún verdadero peligro. Los efectos son prácticamente idénticos a los del delta 9 THC; este compuesto cuenta con décadas de investigación que demuestran que es seguro incluso en dosis muy altas.

De hecho, hay muchos informes anecdóticos de personas que indican que hay un riesgo mucho menor de experimentar efectos secundarios al consumir delta 8 THC en comparación con la forma estándar de THC. Las personas reportan una menor incidencia de ansiedad y paranoia cuando usan el delta 8 THC. Esta es una de las principales razones por las que la gente recurre a este cannabinoide en lugar de la forma delta 9.

Dicho esto, al utilizar delta 8 THC hay que tener en cuenta algunos efectos secundarios:

  1. Náuseas
  2. Boca seca
  3. Ojos secos
  4. Sensación de sueño o dificultad para concentrarse
  5. Ansiedad (en dosis muy altas)

El peligro oculto de los cartuchos de delta 8 THC

El delta 8 en sí mismo no es peligroso, pero los productos químicos que algunas empresas utilizan para fabricarlo podrían serlo.

Para que el delta 8 sea legal, tiene que fabricarse a partir de la planta de cáñamo, que se define como cualquier planta de Cannabis sativa que produce menos del 0.3% de THC en total.

El cáñamo contiene muy poco delta 8 THC de forma natural, por lo que es necesario sintetizarlo a partir del contenido de CBD. Aunque esto es completamente posible, requiere el uso de ácidos fuertes o reactivos de metales pesados, y ambos compuestos pueden ser perjudiciales para nuestra salud.

En los cartuchos delta 8 de alta calidad se han eliminado todos estos compuestos del producto final, pero algunas empresas toman atajos en este sentido para ahorrar dinero. Esto puede resultar en la contaminación del producto final con estos ingredientes dañinos.

Son estos contaminantes los que pueden hacer que el delta 8 THC sea peligroso, más que el propio compuesto.

Qué buscar al comprar cartuchos de delta 8 THC

Cuando se trata de pedir cartuchos de delta 8 en línea, es necesario actuar con la debida diligencia. Este es un sector en rápida evolución, y hay muchas empresas buenas que fabrican productos realmente innovadores, pero también hay muchos vendedores de mala calidad.

He aquí tres características fundamentales que hay que buscar antes de hacer un pedido a una marca en particular:

1. Busque los resultados de las pruebas de terceros (Muy importante)

Las pruebas de terceros son una práctica de calidad en la que una empresa envía una pequeña muestra de sus productos a un laboratorio independiente. Este laboratorio no debe tener ninguna afiliación con el vendedor para que cuente como laboratorio de terceros.

Este paso se considera un estándar de la industria del cannabis. Es esencial para los productos de delta 8 THC específicamente debido a los problemas de contaminación de estos productos.

Debido a la forma en que se fabrica el delta 8, tenemos que asegurarnos de que no hay compuestos dañinos en el producto final. La única forma de comprobar la ausencia de estos elementos potencialmente peligrosos en el cartucho es mediante pruebas de laboratorio independientes.

Desgraciadamente, hay muchos vendedores de delta 8 que se saltan este paso por completo o que sólo proporcionan la mitad de las pruebas que necesitamos evaluar antes de poder considerar que un producto es seguro.

Todas las pruebas de terceros deben incluir:

  • Perfil de cannabinoides — Muestra la concentración exacta de cada cannabinoide en la mezcla.
  • Perfil de terpenos — Muestra la concentración exacta de terpenos en la mezcla.
  • Prueba de metales pesados — Por lo general, el resultado es aprobatorio o desaprobatorio. Ninguna de las muestras deben contener rastros de estos elementos.
  • Prueba de plaguicidas — El resultado es aprobatorio o desaprobatorio. Ninguna de las muestras deben contener rastros de ningún pesticida.
  • Prueba de solventes residuales — Comprueba si la muestra contiene solventes como hexano, butano u otros.
  • Blanqueadores — Esta prueba es exclusiva del delta 8 THC. Analiza la muestra en busca de blanqueadores residuales que a veces se utilizan para eliminar el color del extracto.

Si la empresa que le interesa para hacer un pedido no ofrece pruebas de terceros sobre sus productos, debería preguntarse qué podrían estar ocultando. En realidad, sólo hay tres razones por las que una empresa no publica sus informes de laboratorio, y las tres son señales de alarma:

  1. Las pruebas que ordenaron fallaron — Un fallo podría significar que el producto no es tan potente como la empresa afirma o contiene contaminantes que lo hacen inseguro.
  2. La empresa fue demasiado perezosa para enviar las muestras a analizar — Si no se dan la tarea de analizar los productos, ¿dónde más podrían haber escatimado?
  3. La empresa no pensó en enviar muestras para su análisis — Hay muchas empresas en este ámbito dirigidas por personas que simplemente no saben lo que hacen. Evite estas empresas a toda costa.

2. Revise la lista de ingredientes

En el pasado hubo un gran problema con las empresas que añadían productos químicos agresivos a sus cartuchos. Algunos ingredientes, como el aceite MCT o la vitamina E, no deberían usarse nunca en productos para vapear. Ambos ingredientes son perfectamente aceptables en productos comestibles, pero cuando se calientan en un vaporizador pueden ser peligrosos. Los aceites de vitamina E en los vapes se han relacionado con graves daños pulmonares.

Sólo las empresas que no saben lo que están haciendo (o no les importa) siguen añadiendo aceite MCT o vitamina E a sus cartuchos. No es difícil encontrar vendedores que todavía utilizan estos ingredientes en sus cartuchos, así que asegúrese de comprobarlo antes de comprar.

Los únicos ingredientes que debería ver son el destilado de delta 8 THC, otros cannabinoides, terpenos, propilenglicol, glicerina vegetal o agentes aromatizantes.

3. Confirme la fuente de delta 8 THC

Todos los productos de delta 8 THC tienen el mismo compuesto y tendrán los mismos efectos; pero el origen del D8 importa desde una perspectiva legal.

Los únicos productos que se consideran legales (aparte de los estados que han legalizado la marihuana recreativa) están hechos de cáñamo. Esto significa que los productos de delta 8 THC derivados de la marihuana podrían ser ilegales donde usted vive.

Compruebe siempre que el delta 8 THC utilizado para fabricar los cartuchos proviene de plantas de cáñamo.

Si vive en un estado donde la marihuana es legal para uso recreativo, no tiene que preocuparse por esto. De hecho, si está en un estado donde es legal, es mejor encontrar una marca que utilice marihuana para hacer sus productos de delta 8 THC, porque se requiere menos productos químicos fuertes para hacer el destilado de la marihuana en comparación con el cáñamo.

Relacionado: ¿Cuál es la diferencia entre el cáñamo y la marihuana?

Marcas que hay que evitar al comprar cartuchos de delta 8 THC

Como en cualquier mercado nuevo, hay muchos vendedores poco éticos y de baja calidad en el espacio delta 8 THC. De hecho, la mayoría de los vendedores de productos delta 8 en este momento no utilizan métodos comerciales éticos ni prueban adecuadamente sus productos para comprobar su seguridad.

El problema proviene de cómo se fabrica el delta 8:

A diferencia del delta 9 THC, el delta 8 no es producido directamente por las plantas de cannabis. En cambio, se forma como uno de los productos de degradación natural del delta 9 THC.

Todo el THC se produce primero a partir de otro cannabinoide llamado CBG (cannabigerol). Las enzimas de la planta de cannabis convierten el CBG en CBD (cannabidiol), CBC (cannabicromeno) o THC (delta-9-tetrahidrocannabinol).

Con el tiempo, o cuando se expone a la luz ultravioleta, al calor o al oxígeno, el D9 THC se descompone en D8 THC o en otro cannabinoide llamado CBN (cannabinol).

La concentración de delta 8 THC en el cannabis es muy baja. Está presente en concentraciones inferiores al 1% en las plantas de marihuana y es prácticamente inexistente en las plantas de cáñamo.

La forma convencional de fabricar productos cannabinoides es simplemente extraer los ingredientes activos de la planta. Dado que la concentración de delta 8 es tan baja, los fabricantes no pueden realmente hacer estos productos simplemente extrayéndolos de la planta. En su lugar, utilizan un proceso químico para convertir otros cannabinoides, como el CBD o el delta 9 THC, en delta 8.

Este proceso es difícil y requiere muchos pasos.

Los fabricantes de renombre se tomarán el tiempo necesario para hacerlo correctamente, utilizando equipos de laboratorio de muy alta tecnología y evitando el uso de solventes o productos químicos peligrosos siempre que sea posible. Esto puede hacer que el producto final sea bastante caro, pero mantiene un nivel de seguridad mucho mayor que los métodos más baratos.

La mayoría de las empresas en el espacio delta 8 THC están tomando atajos aquí. Utilizan productos químicos tóxicos (varios ácidos y reactivos de metales pesados) para convertir el CBD en delta 8 THC. Después, utilizan blanqueadores para eliminar parte del desagradable color rojo o azul que dejan estos productos químicos. Como resultado, el producto final suele contener sustancias químicas tóxicas.

La única manera de probar que estos productos no contienen metales pesados, blanqueadores, ácidos o disolventes es a través de pruebas independientes de terceros, que la mayoría de las empresas de delta 8 no ofrecen.

Siempre adquiera sus cartuchos de CBD delta 8 u otros productos de delta 8 THC de aquellas empresas con buena reputación que utilicen métodos de fabricación éticos y de alta calidad para elaborar sus productos.

Esto implica el empleo de químicos y asistentes de laboratorio inteligentes, la realización de pruebas regulares internas y de terceros, y la transparencia sobre sus métodos de fabricación.

Las principales marcas de delta 8 THC que hay que evitar son Truleive, Skyhio, Terpflex, CannaAid, CannaClear, Cake y Honey Creek Labs.

¿Qué otras formas existen para consumir delta 8 THC?

Los cartuchos para vapear son el método más popular para consumir el delta 8 THC, pero no son la única opción. También puede encontrar el delta 8 en tinturas convencionales (como los aceites de CBD), gominolas con sabor a fruta, cápsulas, concentrados crudos e incluso cáñamo o flor de cáñamo con delta 8.

Reflexiones finales sobre los cartuchos de delta 8 THC (2021)

El delta 8 THC es una forma popular de THC que utilizan las personas que consideran que la forma convencional (delta 9) de este compuesto les produce demasiada ansiedad o paranoia. El delta 8 ofrece los mismos efectos, pero con la mitad de potencia y sin tantos efectos secundarios de ansiedad. La gente lo utiliza para conciliar el sueño, aliviar la ansiedad, controlar el dolor crónico y mucho más.

Actualmente, la forma más popular de delta 8 son los cartuchos para vapear, que están diseñados para adaptarse a su vaporizador actual. Son muy aceptados por su bajo costo, la rápida aparición de sus efectos y su comodidad.

Sin embargo, no todos los cartuchos de delta 8 valen la pena. Hay muchas marcas que venden cartuchos que contienen altas concentraciones de delta 9 THC (ilegal) o, peor aún, diversos contaminantes (metales pesados, ácidos o disolventes). También hay muchos vendedores que afirman que sus cartuchos contienen dosis más altas de delta 8 de lo que realmente hay.

Más artículos

Más artículos