Basado en evidencia

Cómo hacer delta 8 THC paso a paso: de CBD a Δ8 THC

Aprenda a isomerizar o convertir el CBD en THC (delta 8 o delta 9 THC).

Artículo por
Justin Cooke ,

El proceso para convertir el CBD (cannabidiol) en delta 8 THC no es alquimia ni magia. De hecho, es mucho menos complicado de lo que se podría esperar, pero hay algunos peligros y precauciones que hay que tener en cuenta.

Esta guía cubre los principios básicos utilizados para hacer Δ8 THC a partir de CBD, incluyendo varias recetas específicas a seguir hechas por químicos profesionales.

Se pueden utilizar métodos similares para convertir el CBD en delta 9 THC y delta 10 (Δ10 THC) también.

→ Read in English: How To Make Delta 8 THC: CBD to Δ8 THC Step-By-Step

  • Tabla de contenido

En resumen: el proceso básico de convertir CBD a delta 8 THC

CBD + ácido + tiempo = Δ8 THC

  1. Catalizar el CBD con un ácido
  2. Neutralizar o eliminar el ácido y el solvente
  3. Purificar el producto final
  4. Analizar la pureza

Precaución: convertir el CBD en delta 8 conlleva muchos riesgos

El proceso de conversión de CBD a delta 8 o delta 9 THC es en realidad bastante sencillo y tomará su rumbo por sí solo cuando se somete al entorno adecuado.

Sin embargo, los productos químicos necesarios para catalizar esta reacción son cáusticos y es posible crear inadvertidamente subproductos tóxicos en el proceso.

No aconsejamos convertir el CBD en delta 8 a menos que se disponga de un entorno de laboratorio adecuado y se tenga una sólida formación en química orgánica. Esta guía está pensada únicamente con fines educativos.

Si busca delta 8 THC, es mejor que lo compre con aquellas empresas que emplean químicos profesionales que saben cómo hacer delta 8 THC de forma segura.

Estos son los riesgos potenciales de fabricar delta 8 THC:

1. El ácido es cáustico

Los compuestos necesarios para convertir el CBD en Δ8 THC incluyen ácidos y solventes altamente cáusticos y venenosos. Algunos de estos ácidos pueden incluso evaporarse en el aire sin que se dé cuenta. Si no sabe cómo trabajar con estos productos químicos de forma segura o no tiene acceso al costoso equipo de laboratorio de alta tecnología para llevar a cabo la reacción, puede ponerse a usted mismo o a otros en un riesgo considerable.

2. Los subproductos no deseados pueden ser tóxicos

En segundo lugar, este proceso tiene muchos requisitos. Es decir, si se añade una cantidad incorrecta de ácido, no se realizan las pruebas adecuadas o se utilizan productos que no son puros, se pueden crear inadvertidamente numerosos subproductos no deseados y desconocidos. Es común que estos subproductos tengan efectos secundarios tóxicos o cancerígenos (que causan cáncer).

Todo lo que se utiliza tiene que ser puro, o el riesgo de crear contaminantes y subproductos dañinos aumenta considerablemente. Puede ser casi imposible determinar todos los subproductos si no se trabaja con ingredientes puros. Esto incluye la materia prima del CBD y los solventes, ácidos y limpiadores que se utilicen a lo largo del proceso.

En Internet hay instrucciones para convertir el CBD en delta 8 que utilizan productos químicos comprados en ferreterías locales, pero esto es extremadamente peligroso. Estos productos químicos no son de grado de laboratorio, lo que significa que no son completamente puros. Cuando se realizan reacciones con estos solventes o ácidos se corre un alto riesgo de crear subproductos potencialmente peligrosos.

3. Las reacciones ineficientes pueden ser ilegales

La última advertencia es que este proceso de conversión no siempre es 100% preciso. A menudo el resultado se compone de una mezcla de delta 8 THC, delta 9 THC y otros compuestos o cannabinoides. A menos que realice la remediación de THC necesaria (también riesgosa), puede terminar con un producto que contenga concentraciones ilegales de delta 9 THC.

Por favor, no intente realizar esta reacción a menos que tenga mucha experiencia en química, acceso a un equipo de seguridad y de laboratorio adecuado, y tome todas las precauciones de seguridad (es decir, tiene la capacidad de probar la reacción durante todo el proceso).

La respuesta corta es que sí, pero hay un poco de margen de interpretación.

La respuesta larga es mucho más complicada, pero hay buenos argumentos para decir que el delta 8 THC es legal, con la excepción de algunos estados que tienen sus propias leyes que prohíben todas las formas de THC (incluyendo el delta 8). Estos estados son Alaska, Arizona, Arkansas, Colorado, Delaware, Idaho, Iowa, Montana, Pensilvania y Utah.

El consenso actual es que los productos de delta 8 THC son legales, siempre que cumplan estos dos criterios:

  1. Deben estar hechos de cannabinoides derivados del cáñamo (como el CBD)
  2. Deben contener menos del límite federal del 0.3% del isómero delta 9 del THC

Esta es la razón principal por la que la práctica estándar para hacer productos de delta 8 THC implica la conversión de CBD en lugar de utilizar delta 9 THC como punto de partida. Cualquier producto fabricado a partir del delta 9 THC de la marihuana se considera una droga de la Lista I y sólo es legal en los estados que tienen sus propias leyes que aprueban el uso recreativo de la marihuana (con la excepción de Alaska, Arizona y Colorado).

El método simple de convertir CBD a delta 8 THC

(Destilación de recorrido corto)

Este método es más seguro que los métodos más avanzados, especialmente para quienes no son químicos. Llevar a cabo la destilación de recorrido corto es relativamente barato para empezar, pero menos eficiente (tanto en términos de costo como de rendimiento).

A la hora de decidir qué proceso utilizar, básicamente se puede priorizar dos de las siguientes tres ventajas:

  1. Producción barata
  2. Extracción eficiente
  3. Alto nivel de seguridad

No se puede tener las tres.

Esta es la mejor opción para los aficionados que quieren probar el proceso de conversión de delta 8 THC en casa (se recomienda mucha precaución). La destilación de recorrido corto funciona para convertir tanto el CBD como el delta 9 THC en delta 8.

Siempre debe enviar una muestra de su producto final a un laboratorio para confirmar el contenido. Nunca debe consumir productos químicos desconocidos por ningún motivo. Aunque es poco probable, siempre es posible que se formen subproductos tóxicos o cancerígenos en su solución si no se tiene cuidado.

Este método se describe en un vídeo de WKU Consulting.

Herramientas y materiales necesarios

  • Kit de destilación de recorrido corto
  • Lana de acero
  • Manto calefactor
  • Bomba de vacío
  • Extracto crudo de CBD o aislado de CBD
  • Arcilla blanqueadora T41

Paso 1: Combine la T41 y el extracto crudo de CBD

Comience añadiendo la T41 al matraz de ebullición que viene con el kit de destilación. Deberá añadir unos 100 gramos por cada 5 litros de aceite crudo que vaya a convertir.

Después, añada el aceite crudo y caliéntelo suavemente hasta que todo esté mezclado.

Paso 2: Llevar a la temperatura lentamente

El objetivo es calentar el contenido del matraz a 205 ºC, donde hervirá y se evaporará a través del condensador. Pero no hay que elevar la temperatura rápida y directamente hasta alcanzar los 205 °C; esto no calentará el contenido de manera uniforme. La clave para hacerlo bien es empezar a una temperatura baja (10 °C) y aumentar gradualmente 10 grados hasta llegar a la temperatura objetivo.

Paso 3: Recolectar las tres fracciones (cabezas, corazones y colas)

Vamos a separar tres fracciones diferentes.

  1. Cabezas (elementos más ligeros como los aceites volátiles)
  2. Corazones (delta 8 THC y otros cannabinoides)
  3. Colas (elementos más pesados y subproductos)

Deje que el líquido comience a acumularse en el primer matraz. La primera fracción (cabezas) será acuosa y de color muy claro.

El dicho es que “si gotea, no es bueno; si se enrolla, es aceite”.

Básicamente, una vez que el extracto que se está condensando empieza a espesarse y a formar espirales al caer en el matraz, ésta se vuelve la fracción principal (corazón) que queremos conservar.

En cuanto esto ocurra, cambie a un matraz nuevo para recoger la fracción principal.

Cuando la fracción principal haya terminado, el extracto empezará a volverse espeso y oscuro. Esta es la fracción de colas. Aquí hay muchos elementos no deseados, por lo que querrá cambiar el matraz de nuevo para evitar contaminar la fracción de corazones que ha recogido.

Las colas se pueden volver a procesar más tarde para limpiarlas en futuros lotes, así que vale la pena recogerlas.

Si tiene un termómetro en su columna de reflujo, puede usarlo para saber con más precisión qué fracciones está extrayendo:

  1. Cabezas — 165 – 175 °C
  2. Corazones — 180 – 210 °C
  3. Colas — más de 210 °C

Paso 4: Analizar el producto final

Este método es muy sencillo (en lo que respecta a la química orgánica) y es bastante difícil de estropear.

Sin embargo, es vital que analice su muestra final para asegurarse de que no hay contaminantes o subproductos desagradables en el extracto final. También es útil saber exactamente con qué se está trabajando y cuál fue el rendimiento final.

Los riesgos de este método son la formación de subproductos tóxicos sin saberlo, la contaminación de la fracción de corazones con solventes, o la producción de altas concentraciones de delta 9 THC (compuesto ilegal en la mayor parte del mundo).

Hay muchas empresas a las que puede enviar una muestra para que la analicen, como ACS Labs en Estados Unidos o Canvas Labs en Canadá.

El método avanzado de convertir CBD a delta 8 THC

El método del reactor es el proceso utilizado por la gran mayoría de las operaciones a gran escala porque es mucho más eficiente y escalable que el método de destilación de recorrido corto. Este proceso optimiza el costo y la eficiencia, pero sacrifica la seguridad.

La destilación de recorrido corto se sigue utilizando más adelante en el proceso para purificar el extracto y separar el delta 8 THC de otros cannabinoides.

Este proceso es bastante sencillo (al menos en teoría). Sin embargo, hay muchos detalles involucrados que requieren la experiencia de un químico profesional, así como algunos equipos de laboratorio y pruebas muy sensibles para hacerlo bien.

Tengo que recordarle de nuevo que no haga esto si no trabaja en un laboratorio junto a químicos muy experimentados.

Este método se deriva de la información incluida en una patente que describe la conversión de CBD en delta 9 y delta 8 THC utilizando ácidos de Lewis, así como de un intento de la sabia comunidad foro Future 4200 para crear un proceso operativo estandarizado (POE).

Otras fuentes utilizadas son el Dr. Jon Thompson (CEO de extraktLAB) y WKU Consulting.

Herramientas y materiales necesarios: CBD → Δ8 THC

El método del reactor requiere bastante equipo de laboratorio, así como ácidos y solventes de gran pureza. Aquí tiene una lista de los equipos y materiales más comunes necesarios para llevar a cabo esta reacción:

  • Aislado de CBD (los fragmentos y las resinas no son lo suficientemente puros)
  • Ácido fuerte (ácidos de Brønsted o Lewis)
  • Solvente (como tolueno o heptano)
  • Neutralizador (como hidróxido de sodio)
  • Evaporador rotativo
  • Equipo de destilación de recorrido corto o destilación de película limpia
  • Reactor de vidrio
  • Embudos de separación
  • Columna de cromatografía

Paso 1: Disolver el aislado puro de CBD en un solvente

La isomerización funciona mejor con aislados o destilados. Cuando se añada al ácido, el extracto crudo creará un montón de subproductos desagradables, algunos de los cuales son completamente tóxicos.

Si bien hay personas que dicen que obtienen altos rendimientos de delta 8 THC a partir de un extracto crudo, se trata de químicos altamente calificados que tienen acceso a equipos que realizan pruebas de precisión para poder analizar las muestras durante todo el proceso.

La mayoría de los expertos están de acuerdo en que es mejor utilizar aislados de CBD puros sólo cuando se realiza la isomerización a delta 8 THC.

A la hora de elaborar delta 8 THC, hay muchos solventes entre los que elegir. La función del solvente es convertir el CBD sólido en líquido para que se produzca la reacción.

La principal diferencia entre la conversión del CBD en delta 8 THC en comparación con el delta 9 THC es la presencia de agua. Si el agua está presente, dará lugar a una mayor concentración de delta 8, por lo que los solventes como el tolueno (que permite que se disuelva algo de agua en la mezcla) pueden ayudar a aumentar la eficiencia.

Del mismo modo, si se busca hacer delta 9 THC, los solventes que tienen poca o nula humedad producirán un mejor rendimiento. Un ejemplo de esto sería el heptano anhidro.

Paso 2: Catalizar la reacción en un ácido

Se utiliza un ácido fuerte para facilitar la conversión del CBD en THC. Los tipos de ácido utilizados, junto con la cantidad de humedad que se permite mantener en el sistema es lo que determina si el CBD se convertirá principalmente en delta 8, delta 9 o delta 10 THC.

Ninguna reacción es 100% eficiente, lo que significa que va a obtener una pequeña cantidad de cada uno de estos compuestos en el producto final. En general, los ácidos de Lewis que no son también ácidos de Brønsted funcionan para convertir el CBD en delta 9 THC, mientras que los ácidos de Brønsted funcionan para convertir el CBD en delta 8 THC.

Estos son catalizadores comunes para la conversión de CBD a delta 8 THC en orden de popularidad:

  1. Monohidrato TsOH (el más popular para hacer delta 8 THC)
  2. Arcilla de bentonita T41 (la más popular para hacer delta 10 THC)
  3. Ácido clorhídrico (HCl)
  4. Anhídrido de TsOH
  5. Tamices moleculares activados por ácido
  6. Ácido fosfórico
  7. Ácido ascórbico
  8. Resinas iónicas

La mayoría de las empresas utilizan el TsOH (ácido p-toluenosulfónico) porque es seguro y rentable, pero no es tan eficiente como otros métodos (lo que significa que la reacción también producirá delta 9 THC y CBN).

Una vez que haya seleccionado el ácido, agréguelo a la mezcla del CBD y el solvente (la cantidad puede variar, pero suele ser alrededor del 10%). Ahora tendrá que dejar la mezcla en una placa de agitación. Algunas recetas piden que se haga a temperatura ambiente; otras utilizan calor adicional. De cualquier manera, la mezcla va a permanecer aquí durante las próximas 3-18 horas.

Tendrá que analizar continuamente la solución hasta que obtenga las proporciones de delta 8 y delta 9 que espera. Una vez alcanzada la proporción, o cuando los niveles de delta 8 THC empiecen a disminuir, detenga la reacción neutralizando el ácido.

Paso 3: Neutralizar el ácido

La neutralización y eliminación del ácido requiere varios lavados con bicarbonato de sodio (u otro neutralizador), agua destilada y agua salada.

Los lavados se suelen añadir en una proporción de 1:1 y se agitan en un embudo de separación. Deje que la mezcla tenga tiempo para que las fases acuosa y orgánica se separen. Retire la fase acuosa y repita con el siguiente lavado.

Hay muchas opiniones sobre cuál es la mejor manera de hacer este paso, pero aquí hay una receta general para ponerlo en contexto:

Cuatro ciclos de lavado:

  1. Primer lavado: agua destilada y bicarbonato sódico
  2. Segundo lavado: agua destilada
  3. Tercer lavado: lavado con salmuera
  4. Cuarto lavado: agua destilada

Es importante analizar una muestra después del cuarto lavado para asegurarse de que no hay niveles detectables de ácido. Si lo hay, siga repitiendo el proceso de lavado hasta que el ácido ya no sea detectable.

Paso 4: Eliminar el solvente

El siguiente paso es eliminar el solvente. La forma más fácil y eficiente de hacerlo es con una máquina llamada evaporador rotativo. Esta máquina es básicamente una cámara de cristal que se calienta suavemente y se pone al vacío para forzar la evaporación de todo el solvente volátil de la solución, dejando los cannabinoides puros.

Lo que debería quedar en este punto es el delta 8 THC, el delta 9 THC, un poco de CBD que no se convirtió, y quizás algo de CBN o delta 10 THC.

Analice esta muestra para confirmar su composición. Si algo salió mal en los pasos anteriores, no usó productos químicos puros, o no ha eliminado completamente todo el ácido de la mezcla, van a aparecer compuestos en la prueba que no son lo que esperaba o que no pueden ser identificados en absoluto.

Si esto ocurre, debe detener la reacción y consultar a un químico. Está fuera del alcance de esta guía ofrecer una solución porque los compuestos que ha creado podrían ser prácticamente cualquier cosa. Es casi imposible saber exactamente qué contaminantes ha creado sin un alto nivel de conocimientos de química orgánica y un equipo de laboratorio de alta tecnología.

Paso 5: Purificar y remediar el extracto crudo

Ahora que sabe que está trabajando con cannabinoides puros, tendrá que eliminar el resto del delta 9 THC. Esto se hace mediante un proceso llamado remediación de THC.

La remediación de THC se realiza con mayor frecuencia para cumplir con los requisitos legales. El contenido de THC suele eliminarse por completo con una técnica llamada cromatografía. Otras veces se somete a reacciones químicas adicionales para convertirlo en cannabinoides legales como el CBN.

Cuando se elaboran extractos de delta 8 THC, lo lógico es convertir cualquier resto de delta 9 THC en el isómero delta 8. Esto se hace mediante un proceso llamado isomerización.

La isomerización es el proceso de convertir un isómero en otro (como delta 9 a delta 8 o viceversa).

Es más fácil hacer delta 8 a partir de delta 9 THC que hacer delta 8 a partir de CBD. La conversión ya es un proceso natural (a diferencia de la conversión de CBD a THC), pero hay formas de hacer la reacción más rápida y eficiente.

En pocas palabras, este es el proceso:

El extracto se coloca en un sistema de destilación de banda giratoria y se mezcla con silicato de alúmina ácido (4%) con calor aplicado. Después de varias horas, prácticamente todo el delta 9 THC se habrá convertido en delta 8.

A continuación, el producto final se destila utilizando la destilación de recorrido corto o la destilación de película limpia para aislar el delta 8 THC del CBD, el CBN y otras impurezas.

Paso 6: Analizar la pureza del producto final

Las pruebas son importantes en cada etapa de la producción. Cada paso de este proceso corre el riesgo de crear subproductos no deseados. No tendrá ni idea de que se han creado estos subproductos a menos que analice la muestra. Cuanto antes los detecte, más fácil será identificarlos y eliminarlos.

Muchos de los subproductos que podrían crearse son tóxicos o cancerígenos.

Es importante realizar varios tipos de pruebas en la muestra final y entender exactamente lo que hay dentro del producto final.

Algunos ejemplos de recetas para convertir el CBD en delta 8 THC

El proceso descrito anteriormente cubre los principios básicos. Pero he aquí algunos ejemplos simplificados de lo que hacen los químicos profesionales en sus laboratorios:

1.   El método Roguelab

Esta fue una presentación en la comunidad del foro Future 4200 “POE de la isomerización del delta 8 THC”.

  1. Secar previamente tanto el solvente como el aislado de CBD antes de empezar
  2. Llenar el reactor con argón u otro gas inerte
  3. Añadir primero partes iguales (1:1) de heptano (CBD:heptano) al reactor
  4. Después, añadir el aislado de CBD en el reactor de vidrio con camisa
  5. Dejar que el CBD y el heptano se homogenicen completamente y luego dejar que la solución se enfríe a 15ºC
  6. Añadir TsOH en una proporción del 1.5% en volumen del aislado de CBD que fue agregado
  7. Añadir sulfato de magnesio en una proporción del 1.5% en peso del aislado de CBD que fue agregado
  8. Una vez que se logre un reflujo constante, dejar que la solución fluya y se convierta durante 18 horas, sin que se le moleste
  9. Una vez concluido el periodo de conversión, dejar que la solución se enfríe a temperatura ambiente (25 ºC)
  10. Lavado #1 — Lavado con agua destilada (x2)
  11. Lavado #2 — Lavado con bicarbonato de sodio (NaHCO3) (x2)
  12. Lavado #3 — Lavado con sal (NaCl) (x2)
  13. Lavado #4 — Lavado con agua destilada (x2-4)
  14. Retirar y recoger toda la solución de Δ8 crudo/heptano del reactor
  15. Refinar aún más a través de la destilación de recorrido corto o la destilación de película limpia
  16. Analizar el producto final para confirmar su pureza

2. El método RockSteady modificado

Esta fue otra sugerencia de un usuario para el POE de la comunidad en el foro de Future 4200. Se han modificado algunos detalles para mayor claridad:

  1. Disolver el aislado de CBD en monohidrato de TsOH y hacer reflujo durante 1 hora (1% TsOH:CBD)
  2. Primer lavado — agua destilada, bicarbonato de sodio, pizca de sal no yodada a 40 °C, pH 9.5
  3. Segundo lavado — agua destilada, ácido cítrico, pizca de sal no yodada a 40 °C, pH 6.5
  4. Tercer lavado — lavado con salmuera (agua destilada, sal no yodada 5%) a temperatura ambiente, pH 7
  5. Cuarto lavado — sólo agua destilada a temperatura ambiente, pH 7
  6. Proceder a la filtración de refinamiento sobre columnas (gel de sílice | B80 | T5 | carbón activado | carbón activado (granular) | alúmina activada)
  7. Pasar a la etapa de recuperación del solvente utilizando un evaporador rotatorio
  8. Proceder a la etapa de destilación mediante destilación de recorrido corto o evaporador de película limpia
  9. Continúe con la purificación adicional según sea necesario (analice sus muestras regularmente para encontrar contaminantes)

3. El método de WKU Consulting

Este método se describe en un vídeo publicado por WKU Consulting:

  1. Disolver el aislado de CBD en un solvente no polar (tolueno) en proporción 3:1 (solvente:CBD)
  2. Añadir ácido clorhídrico (HCl) al 10% del peso del CBD
  3. Agitar a temperatura ambiente durante 5-18 horas, analizando periódicamente
  4. Neutralizar con hidróxido de sodio a partes iguales de ácido clorhídrico (HCl)
  5. Lavar con agua destilada y dejar que la fase acuosa y la orgánica se separen (analizar una muestra)
  6. Lavar con agua salada y dejar que se separe (analizar una muestra)
  7. Seguir lavando y analizando hasta que no se detecte ninguno de los agentes ácidos y neutralizantes
  8. Eliminar la humedad haciendo pasar la solución por un desecante (como un tamiz molecular)
  9. Recuperar el tolueno y la solución de delta 8 de los embudos de separación
  10. Recuperar el tolueno con un evaporador rotatorio a 78 ºC bajo vacío extremo
  11. Destilar la solución de delta 8 recuperada con destilación de recorrido corto o con un evaporador de película húmeda

4. El método de Zwackelmann

Este proceso de isomerización del CBD en THC fue descrito por un usuario en un antiguo foro de química:

  1. Disolver 1 g de CBD en 10 ml de H2SO4 0.005 molar en ácido acético glacial
  2. Dejar reposar la solución a temperatura ambiente
  3. Después de 3 horas, el 52% del CBD se ha convertido en delta 9 THC y 2% en delta 8 THC
  4. Después de 3 días se ha formado una mezcla de 15% delta 9 THC, 54% delta 8 THC, 10% iso delta 8 THC y 10% CBD
  5. Verter en agua (100 ml o más) y añadir con precaución y agitando con suficiente bicarbonato de sodio (15 g debería ser suficiente) para elevar el pH por encima de 7
  6. Extraer con éter de petróleo, lavar con agua, evaporar el solvente para obtener una mezcla de CBD inicial y THC predominantemente delta 9 o delta 8 con algunos otros subproductos, dependiendo del tiempo de reacción
  7. Utilizar una cromatografía sobre gel de sílice con 1 a 2% en éter de petróleo para la purificación

La teoría de la ciclización e isomerización del CBD

El CBD se convierte en THC a través de un proceso llamado ciclización. Este proceso crea una estructura de anillo en la molécula de CBD que esencialmente la convierte en THC.

La reacción es una reacción de ciclización (adición) al alqueno terminal (H2C=) que se desprende de la molécula de CBD desde el grupo O-H adyacente en el anillo de fenilo [2].

El ácido entonces dona un protón al grupo H2C=, y es atacado por el grupo O-H para formar el THC.

Dependiendo del proceso y de los productos químicos utilizados, se formarán diferentes proporciones de delta 8, delta 9 o delta 10 THC.

Los calores elevados o los períodos de tiempo prolongados también pueden conducir a niveles más altos de productos de descomposición y otros cannabinoides menores, como el CBN.

Los diferentes tipos de THC se diferencian por la colocación de un enlace químico en la estructura de anillo recién formada:

  • Doble enlace en la octava posición — delta 8 THC
  • Doble enlace en la novena posición — delta 9 THC
  • Doble enlace en la décima posición — delta 10 THC

(Fuente 1)

Términos y definiciones en la química del cannabis

Hemos utilizado varios términos técnicos en este artículo para describir el proceso de convertir el CBD en THC. A continuación, presentamos un rápido desglose de algunos términos clave relacionados con la creación de delta 8 THC.

Isomerización

La isomerización es un término utilizado para describir la conversión de una molécula en un isómero diferente de la misma molécula. Hay varios isómeros de THC; todos tienen la misma fórmula química, pero la estructura molecular es ligeramente distinta.

El isómero delta 9 del THC se caracteriza por la colocación de un doble enlace en la novena cadena de carbono. Durante la isomerización, este doble enlace se traslada a la octava cadena de carbono, convirtiendo así la molécula en el isómero delta 8 del THC.

Ácidos de Lewis y Brønsted

Los ácidos de Lewis y los ácidos de Brønsted son sustancias químicas que pueden utilizarse para catalizar reacciones. Estos donan electrones y protones (H+) para influir o cambiar la estructura de una molécula determinada.

Los ácidos de Lewis tienden a ser mejores para convertir el CBD en delta 8 THC, mientras que los ácidos de Brønsted tienden a ser mejores para convertir el CBD en delta 9 o delta 10 THC (aunque hay excepciones a esta regla).

Ácidos de LewisÁcidos de Brønsted
Trifluoruro de boro
Alúmina (lavada con ácido)
TsOH
Alúmina-sílice (lavado con ácido)
Silicio y magnesio (lavado con ácido)
Ácido clorhídrico (HCl)
Ácido fórmico
Ácido sulfúrico
Ácido nítrico
Ácido acético glacial

Reflujo

El reflujo es el proceso de evaporación y re-condensación de una sustancia volátil en un líquido que vuelve a caer en el matraz. Se utiliza para calentar compuestos con el fin de llevar a cabo un determinado tipo de reacción sin perder todo el solvente por evaporación.

Esta técnica se utiliza para hervir sustancias durante horas o días sin perder un volumen significativo.

Las columnas de reflujo se utilizan para evaporar, condensar y evaporar continuamente las sustancias una y otra vez hasta que finalmente llega a la parte superior de la columna. Esto se hace para garantizar que sólo se evaporen del líquido inicial los compuestos con mayor volatilidad.

Tamices moleculares

Un tamiz molecular es un material poroso que sólo permite que entren en sus poros moléculas de un determinado tamaño. Se utiliza para eliminar ciertos tipos de moléculas de una solución que tienen un tamaño claramente diferente al de otras moléculas de la solución.

Un uso común de los tamices moleculares en la producción de delta 8 THC es para eliminar las moléculas de agua de la solución.

Destilación de recorrido corto

La destilación de recorrido corto es una técnica que implica la ebullición de una sustancia para evaporar los componentes volátiles que luego se desplazan por un tubo de condensación corto. El tubo de condensación se enfría para que la sustancia volátil pase de gas a líquido.

Esta técnica se utiliza con compuestos que son inestables a altas temperaturas.

La destilación de recorrido corto es un método eficaz para separar el CBD y otros cannabinoides del THC.

Destilación de película limpia

Esta es una técnica de destilación avanzada que consiste en la formación de una fina película de una sustancia sobre una superficie que se expone a un calentamiento suave y a baja presión para evaporar varios compuestos de la superficie.

Durante el proceso de fabricación, se suele utilizar para eliminar los solventes y separar el CBD del THC u otros cannabinoides.

Remediación de THC

La remediación del THC es el proceso de eliminar el THC de un extracto de cannabis para aumentar la pureza del CBD u otros cannabinoides individuales o para cumplir con los requisitos legales al fabricar productos de CBD o delta 8 THC.

En algunos casos, el THC se elimina mediante técnicas de cromatografía, o se convierte en otros cannabinoides con la ayuda de catalizadores químicos.

Preguntas frecuentes

Si planea convertir el CBD en THC usted mismo, le recomendamos encarecidamente que contacte a un químico para que le ayude en el proceso si no está familiarizado con una de las técnicas descritas anteriormente, especialmente si está buscando entrar en el espacio delta 8 del THC desde una perspectiva de producción.

Siempre debe contratar a un profesional para realizar esta reacción e invertir el tiempo y el dinero para analizar cada muestra correctamente.

Dicho esto, aquí están las preguntas más comunes que hemos recibido sobre la conversión de CBD a delta 8 THC.

1. ¿Dónde puedo comprar delta 8 THC?

Si está interesado en probar el delta 8 THC, puede echarle un vistazo a los destilados, tinturas, gominolas y cartuchos para vapear que ofrecen marcas como Area 52. Sus productos son asequibles, de alta calidad y vienen con todas las pruebas necesarias para demostrar que son puros.

También puede consultar nuestra lista negra de productos de delta 8 THC que hay que evitar.

2. ¿Cuál es la diferencia entre el delta 8 THC y el delta 9 THC?

Tanto el delta 8 THC como el delta 9 THC son diferentes isómeros (versiones) de la molécula de THC. La única diferencia es la ubicación de un doble enlace en la estructura química. El delta 8 tiene este enlace en la octava cadena de carbono, mientras que el delta 9 THC tiene este enlace en la novena posición.

También existen los isómeros delta 2, delta 3, delta 6, delta 7 y delta 10 del THC.

3. ¿Cómo son los efectos del delta 8 THC?

El delta 8 THC tiene un perfil de efectos psicoactivos similar al delta 9, pero mucho más sutil. Se considera que es la mitad de potente y tiene un efecto mucho más sedante o relajado. Mucha gente prefiere el delta 8 porque es menos probable que le haga sentir paranoico o ansioso, es mucho mejor para promover el hambre y el sueño, y es un potente agente contra las náuseas.

4. ¿El delta 8 THC es transparente?

Hay mucha información errónea en torno al color de los destilados de delta 8 THC. Algunas empresas envían extractos rosados o amarillentos, otras envían destilados turbios o perfectamente transparentes.

En general, los extractos claros se asocian con la pureza, pero también es posible que un extracto de color rosa o amarillo tenga una pureza casi perfecta. La claridad del extracto sólo depende de los compuestos utilizados para su elaboración y de cómo se haya destilado.

Los extractos turbios suelen ser una señal de advertencia de impurezas, pero también podrían tener ese aspecto si el delta 8 THC empieza a formar cristales. Si deja el delta 8 THC transparente almacenado durante mucho tiempo, puede volverse turbio, pero esto no significa que se haya estropeado.

En última instancia, no se puede medir la pureza del destilado delta 8 sólo por el color. Es mejor confiar en los informes del laboratorio para determinar la pureza.

5. ¿Cuál es el punto de ebullición del delta 8 THC?

El punto de ebullición del delta 8 THC es 383.5 °C.

6. ¿Dónde puedo estudiar sobre la extracción de cannabis?

Si le interesa este tema y quiere aprender más o seguir una carrera en la extracción de cannabis, revise los programas de formación que ofrecen Trichome Institute, Green Flower o Precision Extraction Solutions.

Para los aficionados, hay muchos vídeos instructivos en YouTube para empezar.

En resumen: ¿cómo se hace el delta 8 THC?

El delta 8 THC es un compuesto natural que se produce tanto en el cáñamo como en la marihuana. Sin embargo, la planta produce muy poco de esta sustancia por sí misma. Tan poco, que no es viable que un fabricante extraiga el delta 8 THC de forma natural de la planta.

En su lugar, se utilizan varias técnicas para facilitar la conversión del CBD en delta 8 THC a través de un proceso llamado isomerización.

Este proceso es en realidad bastante sencillo en lo que respecta a la química orgánica, pero nunca debe ser intentado por nadie sin una sólida comprensión de la química o el acceso a un laboratorio.

Si se cometen errores, se utilizan materiales de baja calidad o no se realizan las pruebas adecuadas, la muestra puede contaminarse.

Aunque algunos de estos subproductos son inofensivos, otros son tóxicos.

Es mejor dejar la creación del delta 8 THC a los profesionales. Si quiere probar el delta 8 THC, busque marcas que ofrezcan toda la gama de pruebas para demostrar la pureza de sus productos.

Referencias

  1. Marzullo, P., Foschi, F., Coppini, D. A., Fanchini, F., Magnani, L., Rusconi, S., … & Passarella, D. (2020). Cannabidiol as the Substrate in Acid-Catalyzed Intramolecular Cyclization. Journal of natural products, 83(10), 2894-2901.
  2. Bloemendal, V. R., van Hest, J. C., & Rutjes, F. P. (2020). Synthetic pathways to tetrahydrocannabinol (THC): an overview. Organic & biomolecular chemistry, 18(17), 3203-3215.

Más artículos

Más artículos