Basado en evidencia

Cultivar en casa: todo lo que necesita saber sobre las semillas de cáñamo y marihuana

Cultivar cáñamo y marihuana en casa puede ser gratificante, pero es fundamental empezar con semillas de buena calidad.

Artículo por
Justin Cooke ,

Las leyes que regulan la planta de cannabis están evolucionando constantemente en todo el mundo. Ahora es legal cultivar la planta en casa en varios estados de EE.UU., Canadá y ciertas partes de Europa.

Cultivar su propio cannabis (tanto cáñamo como marihuana) puede ser muy gratificante, pero para obtener una buena cosecha hay que empezar con semillas de alta calidad.

Hablaremos sobre algunas de las mejores empresas que venden semillas de cannabis, cada una con una selección única de cepas para elegir. Cubriremos las diferencias en el cultivo de plantas de cáñamo y marihuana desde un punto de vista legal, así como las principales consideraciones a tener en cuenta antes de empezar.   

→ Read in English: Best Cannabis Seed Companies For 2021 — Hemp & Marijuana Seeds

  • Tabla de contenido

Las mejores compañías que venden semillas de cannabis en el 2021

Cáñamo vs. marihuana

Hay una importante distinción que hacer entre las plantas de cáñamo y las de marihuana.

Técnicamente, ambas plantas pertenecen a la misma especie, Cannabis sativa. Esto significa que tienen la misma composición genética; sin embargo, la diferencia está en cómo cada una de estas plantas expresa esos genes.

Aunque hay algunas diferencias en los hábitos de crecimiento de estas plantas, todo se reduce a la concentración de THC. Las plantas de cáñamo casi no producen THC, que es el componente psicoactivo que hace que los usuarios se sientan colocados.

Para que una planta se clasifique como cáñamo, la cepa debe producir menos del 0.3% de THC en peso seco. Esto está muy por debajo del umbral psicoactivo, lo que significa que, sin importar cuánto cáñamo consuma, no se sentirá colocado.

Por el contrario, cualquier planta de cannabis que produzca THC por encima del  umbral de 0.3% se considera marihuana. No todas las plantas de marihuana producen suficiente THC para provocarle un subidón, pero la mayoría sí.

Desde el punto de vista legal, el cáñamo se considera legal en los 50 estados de EE.UU., así como en la mayor parte de Europa, Canadá, México y Sudamérica.

La marihuana, en cambio, es ilegal en la mayoría de estos lugares (aunque hay excepciones para los pacientes médicos que han sido aprobados por los reguladores locales).

Es ilegal vender, poseer y cultivar marihuana. Si quiere pedir semillas de marihuana, asegúrese de conocer las leyes locales antes de hacer el pedido. Aunque las semillas en sí no son ilegales, se convierten en altamente ilegales en cuanto brotan en una planta viva. Estas plantas están clasificadas como una droga de la Lista I en los EE.UU., lo que significa tiempo de cárcel obligatorio.

Semillas de cáñamo para la nutrición vs. semillas de cáñamo para el cultivo

hojas de marihuana en una mesa de madera

Si busca “semillas de cáñamo” en Google, encontrará dos tipos de resultados. Las semillas de cáñamo nutricionales (disponibles en todo el mundo) y las semillas de cáñamo destinadas al cultivo de plantas de cáñamo en casa.

Las semillas de cáñamo nutricionales han sido procesadas; normalmente se les ha quitado la cáscara exterior y se han tostado. Estas semillas quedan esterilizadas por este proceso y no pueden utilizarse para el cultivo.

En muchas partes del mundo, es ilegal vender semillas de cáñamo sin esterilizarlas primero para evitar que la gente pueda germinarlas. Estas semillas se venden en paquetes que contienen miles de semillas individuales.

Las semillas de cáñamo destinadas al cultivo no han sido procesadas y brotarán en una planta viva si se exponen a las condiciones adecuadas. Estas semillas suelen ser más caras y los paquetes contienen desde una sola semilla hasta unas cuantas docenas.

Si quiere cultivar sus propias flores de CBD en casa, tendrá que asegurarse de que las semillas que compre están destinadas al cultivo, no a la alimentación. De esta manera, podrá elegir qué cepa quiere cultivar.

A través de un proceso conocido como cría selectiva, los criadores de plantas han creado todo tipo de cepas únicas que contienen diferentes concentraciones de CBD y otros cannabinoides.

Las mejores semillas de cáñamo con alto contenido CBD

  1. ACDC
  2. Alpine Star CBD
  3. Cannatonic
  4. Sour Tsunami
  5. CBD Express
  6. CBD Kush
  7. CBD Purple Kush
  8. CBD White Widow
  9. Charlotte’s Web
  10. Critical CBD
  11. Critical White
  12. Diesel CBD
  13. Harlequin
  14. OG Kush CBD
  15. Strawberry CBD

Las mejores semillas de cáñamo para cultivar

  1. Cherry Wine
  2. Trophy Wife
  3. Merlot
  4. Berry Blossom

Las mejores semillas de cáñamo con alto contenido de CBG

  1. CBG Citrus Nectar
  2. Matterhorn CBG
  3. CBG-Force

¿Qué son las semillas feminizadas?

Las plantas de cannabis pueden ser macho o hembra. Cada semilla tiene un 50% de posibilidades de ser una u otra.

Las semillas feminizadas se crían para que tengan un 100% de posibilidades de ser hembras.

Sólo las plantas hembras pueden producir la flor de cannabis que buscamos al cultivar cáñamo o marihuana. Las flores masculinas no producen CBD, THC u otros cannabinoides en una cantidad significativa. En su lugar, centran su energía en la producción de polen, que tiene poco o ningún valor para el cultivador casero.

El uso de semillas feminizadas elimina el tedioso proceso de identificar y eliminar las plantas macho después de germinar las semillas de cannabis.

Este paso es importante porque incluso una planta macho en un cultivo polinizará las flores femeninas y hará que éstas fabriquen semillas. Esto resta energía que podría utilizarse para fabricar cannabinoides y terpenos. Para que la cosecha tenga éxito, es fundamental que se eliminen por completo todas las plantas macho.

¿Qué son las semillas autoflorecientes?

La mayoría de las plantas de cannabis utilizan la duración de la luz del día para decidir cuándo es el momento de dejar de crecer y empezar a producir flores.

Las semillas autoflorecientes se crían para que empiecen a florecer en su propia línea de tiempo, independientemente de los ciclos de duración del día.

Estas cepas son mejores para las personas que no viven en un clima propicio para que el cannabis florezca o para aquellos que no tienen la capacidad de controlar los ciclos del día sintéticamente (es decir, un entorno de cultivo dedicado). También son una gran opción para los principiantes.

Las semillas autoflorecientes se crean combinando Cannabis sativa o Cannabis indica con otra especie llamada Cannabis ruderalis, que tiene naturalmente esta cualidad autofloreciente.

Vista cercana de un fondo de semillas de cáñamo

Es ilegal cultivar marihuana en la mayor parte del mundo, incluyendo los Estados Unidos, a menos que se tenga una exención específica como tratamiento para una condición médica diagnosticada.

Incluso si tiene aprobación para cultivar, normalmente el número de plantas que puede cultivar a la vez será limitado.

En algunos lugares, como Canadá o ciertos estados de EE.UU., es legal cultivar tanto cáñamo como marihuana en casa. Sin embargo, suele haber un límite en el número de plantas que se puede cultivar.

El cáñamo es legal en la mayoría de los estados de Estados Unidos (pero no en todos) y en muchas partes de Europa y México.

Las semillas de cannabis suelen estar sujetas a las mismas regulaciones que la marihuana. Si la marihuana es ilegal donde vive, lo más probable es que las semillas que provienen de estas plantas también lo sean. Esto incluye a los Estados Unidos y a muchos países europeos.

Algunos estados de EE.UU. tienen una excepción a esta regla (incluyendo Oregón, California y Washington). La mayoría de los estados permiten a los clientes comprar semillas y cultivar plantas de marihuana en casa siempre que tengan una exención médica específica.

En Canadá, el cultivo de cannabis de todo tipo es legal desde el 2018.

Muchos países de Europa coinciden con las leyes de Estados Unidos; los clientes tienen permitido comprar y cultivar marihuana y cáñamo a partir de semillas solo si se les concede una licencia médica.

El caso con las cepas de cáñamo es diferente. Estas semillas son legales en la mayor parte del mundo.

Sólo unos pocos lugares de África, Asia y Sudamérica no diferencian la marihuana del cáñamo.

Todas las semillas de cannabis son ilegales en estas partes del mundo.

¿Cuánto cuestan las semillas de cannabis?

El costo de las semillas de cannabis puede variar mucho. Aproximadamente 10 – 12 semillas suelen costar alrededor de 50 dólares (o más).

El precio se debe a la calidad del material genético. Cada cepa fue criada selectivamente por alguien. La cría de cada cepa para que sea consistente, fiable y produzca un alto rendimiento y/o un producto final de alta calidad lleva mucho tiempo y esfuerzo (normalmente varios años). El precio de estas semillas premium refleja el tiempo y el costo de desarrollar la semilla así como la notoriedad del criador que la creó.

Las semillas de cannabis premium pueden ser muy caras, a veces hasta 500 dólares por un paquete de 10 o 15 semillas.

También hay otros factores que pueden afectar el coste. Por ejemplo, las semillas feminizadas y las autoflorecientes suelen ser más caras que las normales.

Si se tiene en cuenta el hecho de que aproximadamente el 50% de las semillas que brotan pueden ser masculinas y deben ser desechadas (por ser masculinas), las semillas feminizadas acaban siendo más baratas en general.

¿Debo comprar semillas o clones?

Vista cercana de dos semillas de cáñamo en un fondo borroso

Si quiere iniciarse en el cultivo de plantas de cannabis, puede elegir entre pedir semillas no germinadas y empezar el proceso usted mismo o pedir clones y tener un poco de ventaja.

¿Qué son los clones?

Un clon es una copia genéticamente idéntica de una planta.

Las células de las plantas tienen la capacidad de diferenciarse en cualquier tejido. Esto significa que las plantas pueden convertir las células de sus hojas en células para las raíces si lo necesitan. Los cultivadores pueden cortar secciones de tallos y hojas de plantas maduras y obligarlas a echar raíces espontáneamente. Eventualmente, estas partes se convierten en plantas autónomas que son una copia genética exacta de la planta de la que se cortaron.

Esta es una técnica habitual que utilizan los cultivadores para ampliar su inventario. Mientras la planta original sea hembra, todos los clones que salgan de ella serán también hembras y tendrán exactamente las mismas tasas de crecimiento.

Ordenar clones es una forma rápida y sencilla de asegurarse de que siempre se utilizan plantas femeninas, sin tener que perder tiempo descartando las plantas masculinas del inventario.

Por supuesto, hay que tener en cuenta los pros y los contras tanto de las semillas como de los clones:

MétricaSemillasClones
Tiempo para florecer3–4 meses2–3 meses
Posibilidades de cultivar plantas hembras50% (100% para las plantas feminizadas)100%
Nivel de habilidad requeridoIntermedioPrincipìante
DisponibilidadFáciles de encontrar en líneaSe necesita una fuente local

En conclusión: cultivar semillas de cannabis

Cultivar su propio cáñamo o marihuana en casa puede ser muy gratificante. Y si domina los métodos, incluso puede ahorrarse algo de dinero.

Las mejores empresas que ofrecen semillas en su catálogo tienen una buena y sólida reputación. Hay una gran diferencia de calidad entre la genética de las semillas baratas y las semillas premium. La calidad del producto final, el rendimiento total, la consistencia de una semilla y los perfiles de cannabinoides pueden variar significativamente.

Hay un montón de empresas que venden semillas con una oferta aparentemente ilimitada de variedades. Elegir qué producto comprar puede resultar abrumador.

Le recomiendo que eche un vistazo a los catálogos de semillas de las empresas mencionadas y vea lo que le llama la atención. Lo más importante es tener en cuenta si busca una variedad de marihuana (psicoactiva) o de cáñamo (no psicoactiva). Los efectos y la legalidad entre estas dos plantas son muy diferentes.

La selección de plantas de cáñamo es bastante escasa, pero hay un montón de excelentes plantas de marihuana con alto contenido de CBD para elegir si estas plantas son legales donde vive.

En definitiva, no hay una elección equivocada, especialmente cuando se trata de su primer cultivo. Si es posible, intente encontrar algo que se considere fácil de cultivar, pero no se estrese demasiado. Simplemente póngase en marcha con lo que más le llame la atención. Cuando realice su primer cultivo, tendrá una idea mucho más clara del tipo de plantas que busca.

Más artículos

Más artículos