Basado en evidencia

¿El aceite de CBD se caduca? Cómo saber si el CBD se ha estropeado

¿El CBD tiene fecha de caducidad? En pocas palabras, sí. Todo lo bueno llega a su fin (y el aceite de CBD no es la excepción). Aquí le explicamos cómo comprobar si su aceite de CBD se ha estropeado.

Artículo por
Daily CBD ,

Todos los productos naturales tienen una fecha de caducidad, lo que significa que, con el tiempo, esa botella de aceite de CBD también caducará.

La vida útil típica del aceite de CBD oscila entre 12 meses y dos años. Es importante tenerlo en cuenta porque puede que los frascos más antiguos de aceite de CBD no ofrezcan el mismo nivel de efectos, ya que los compuestos activos empiezan a descomponerse con el tiempo.

Además, los aceites portadores del extracto de CBD (aceite de semillas de cáñamo, aceite de coco o aceite de oliva) también pueden hacerse rancios, afectando al sabor y la textura del aceite de CBD.

La mayoría de la gente no tiene este problema con sus aceites de CBD, ya que lo ideal sería utilizar el CBD en un plazo de 12 meses. El problema suele estar del lado del fabricante, cuando almacena los productos en las estanterías de los almacenes durante mucho tiempo antes de enviarlos a su puerta.

Por eso es tan importante comprar productos de calidad de marcas fiables. La frescura es una de las ventajas de pedir productos de CBD directamente a través del sitio web de la empresa, en lugar de hacerlo en su dispensario local.

→ Read in English: Does CBD Oil Expire? Here’s How To Tell If Your CBD Has Gone Bad

  • Tabla de contenido

¿Qué afecta a la vida útil del aceite de CBD?

Hay varios factores que intervienen en la vida útil de su producto de CBD. Estos son algunos de los factores de la fabricación y el envasado que pueden afectar a la calidad general de su CBD.

1. La calidad del aceite portador

La vida útil de un aceite de CBD depende de la frescura del aceite portador utilizado. Los aceites portadores, como el aceite de oliva, el aceite MCT y el aceite de semillas de cáñamo, suelen ser los primeros ingredientes que se ponen rancios en un producto de CBD.

No vamos a profundizar demasiado en la composición química de estos aceites, pero en pocas palabras, estas grasas insaturadas tienen cadenas de enlaces de carbono que se rompen con el tiempo cuando se exponen al oxígeno. Este proceso se llama oxidación.

Es fácil saber a simple vista cuando el aceite de coco o el aceite MCT se echan a perder porque se decoloran de blanco a amarillo y se vuelven grumosos. Al realizar una inspección más cercana, los aceites portadores rancios tienen un olor agrio o pútrido cuando se estropean.

2. Los ingredientes adicionales

La formulación del producto puede afectar a la vida útil del CBD.

Por ejemplo, los aceites esenciales pueden ofrecer más beneficios que la aromaterapia y el sabor a sus aceites.

Los aceites de CBD que contienen aceites esenciales pueden tener una vida útil más larga porque algunos aceites esenciales son naturalmente antibacterianos y antifúngicos. Sin embargo, los aditivos, como los colorantes y los aromatizantes artificiales, pueden afectar a las moléculas de CBD y acortar la fecha de caducidad.

3. El envasado

Los frascos de vidrio ámbar tienen una función más allá de la estética y la marca del aceite de CBD. El color ayuda a filtrar la luz ultravioleta para evitar que los compuestos activos se degraden. No sólo el material del envase tiene que ver con la vida útil de su aceite de CBD, sino también la instalación de envasado.

Las Buenas Prácticas de Manufactura (BPM) son un estándar utilizado en la industria médica para mantener estándares de seguridad de alta calidad cuando se trata de envasar medicamentos. Aunque no es un estándar en la industria del CBD, cada vez más marcas están adoptando las BPM.

4. La duración del almacenamiento

La rapidez con la que un fabricante puede sacar su producto de la producción y ponerlo en manos de sus clientes puede afectar el tiempo viable que queda para consumir el aceite de CBD. Cuanto menos tiempo pase el CBD en las estanterías del almacén, más fresco estará cuando llegue a sus manos, reduciendo las posibilidades de que el aceite de CBD se ponga rancio.

Las empresas pequeñas que crean productos de CBD en lotes artesanales tienden a mover los productos mucho más rápido y mantener la frescura cuando llega a las manos de sus clientes.

Compruebe siempre la fecha de fabricación de su producto para asegurarse de su frescura.

Cómo comprobar la calidad del aceite de CBD

Es una buena idea revisar las pruebas de laboratorio de terceros de todos los productos de CBD que tiene en su cesta.

Las pruebas de laboratorio independientes se están convirtiendo en un estándar para las empresas de CBD serias que valoran la transparencia con el cliente y ofrecen productos de calidad.

Una marca enviará una muestra de su extracto de CBD a un laboratorio de terceros para verificar su contenido de cannabinoides y terpenos. El laboratorio podrá garantizar que el producto está libre de contaminantes, como pesticidas, metales pesados, disolventes y micotoxinas, que pueden afectar a la eficacia y la vida útil de su aceite de CBD.

Cómo saber si su aceite de CBD se ha estropeado

Todo lo bueno llega a su fin; aquí hay algunos signos que pueden revelarle que ya es hora de tirar su aceite de CBD caducado.

El aceite de CBD tiene un aspecto oscuro y turbio

El color del aceite de CBD puede ser claro, blanco, marrón oscuro o verde oscuro, dependiendo del extracto de cáñamo y del aceite portador utilizado. Si el aceite portador es aceite de coco, podría tener un aspecto grumoso, especialmente cuando se almacena en un espacio fresco, y esto no es algo de lo que preocuparse.

Cuando empieza a ser preocupante es cuando el aceite se aglomera en trozos o es de color marrón a temperatura ambiente. Esto podría ser una señal de que el CBD está empezando a descomponerse. Puede acercar el frasco de color ámbar a una fuente de luz y examinar el líquido para ver si hay alguna inconsistencia, como una turbidez a temperatura ambiente.

El aspecto del aceite de CBD puede ser una forma complicada e inconsistente para saber si su aceite de CBD ha caducado, lo que nos lleva a nuestro siguiente signo revelador.

El aceite de CBD huele y sabe raro

El aceite de CBD tiene un aroma y sabor naturalmente amargo. Algunas personas lo describen como un sabor similar a la nuez. Aunque no le guste el sabor del aceite de CBD, sabrá que se ha estropeado porque huele a almizcle y sabe a rancio.

Con suerte, notará los grumos y el olor raro del aceite de CBD antes de probarlo.

El aceite portador (aceite de coco, aceite de oliva o aceite de semillas de cáñamo) podría haberse estropeado. Estos aceites normalmente tienen un sabor neutro, pero cuando se estropean, adquieren un sabor agrio.

Algunos fabricantes tratan de reducir costos utilizando aceites portadores viejos en sus productos de CBD, por lo que es importante que compre CBD de un proveedor de confianza.

Cuidado con los aceites de CBD que se venden a precios sospechosamente bajos

Producir aceite de CBD es costoso.

La producción de un frasco de aceite de CBD de alta calidad conlleva muchos gastos, incluyendo el cultivo de cáñamo, el proceso de extracción y la formulación del producto, por no mencionar todas las pruebas de laboratorio y el marketing que conlleva.

Un bote promedio de aceite de CBD debería costar entre 50 y 100 dólares, dependiendo de la potencia, el tamaño, la fórmula y la calidad.

Si encuentra un aceite de CBD que cuesta menos de 50 dólares, es mejor que sea precavido y considere por qué el producto de CBD se vende a este precio tan barato. Podría ser porque está cerca de la fecha de caducidad, o podría significar que la marca de CBD encuentra formas de reducir costos, usualmente sacrificando la calidad general del aceite de CBD.

Cómo hacer que el aceite de CBD perdure

Incluso el aceite de CBD de la mejor calidad caducará eventualmente.

Para mucha gente, una fecha de consumo preferente de 12 meses es tiempo suficiente para terminarse el aceite antes de que se estropee; pero si quiere conservar la frescura y la eficacia de su aceite de CBD, debe almacenarlo adecuadamente.

Almacenar su aceite de CBD adecuadamente puede ayudar a prolongar su vida útil y a ralentizar la descomposición gradual de los cannabinoides y terpenos activos.

Manténgalo alejado del calor y de la luz solar directa, y guárdelo en un lugar fresco y seco.

La mayoría de la gente almacena sus productos de CBD con sus suplementos y medicamentos, ya que las indicaciones de almacenamiento son las mismas. Algunas personas guardan su aceite de CBD abierto en la nevera para prolongar su vida útil. Esto puede no ser necesario si planea tomar CBD diariamente (lo que se recomienda para obtener los mejores resultados).

Independientemente del producto de CBD que compre, debe asegurarse de almacenarlo lejos del calor directo y la luz solar para preservar la potencia de los cannabinoides.

Si pretende almacenar su aceite de CBD a largo plazo (más de un año), puede colocarlo en la nevera sin abrir hasta 3 años. Sólo tiene que evitar meterlo y sacarlo de la nevera con frecuencia o romper el sello. Algunas personas compran aceite de CBD a granel y lo guardan en la nevera hasta que están listos para empezar a usarlo.

Cómo almacenar los aceites y las tinturas de CBD

Los aceites y tinturas tienen una vida útil bastante larga en comparación con otros productos comestibles o algunos fumables.

Los aceites y las tinturas de CBD suelen venir en vasos de color ámbar para proteger los compuestos activos de la descomposición por la luz. Puede guardar sus aceites y tinturas de CBD en su botiquín, despensa o nevera. Mientras los use bien dentro del primer año, todo debe estar bien.

Cómo almacenar los comestibles de CBD

Las fechas de caducidad de los productos de CBD comestibles pueden variar drásticamente, dependiendo de los ingredientes adicionales. Los productos horneados, como las galletas, suelen caducar mucho antes que las gominolas, los caramelos duros o las barras de chocolate con CBD.

Cuando compre productos de CBD comestibles, debe planear consumirlos en unas pocas semanas mientras estén frescos. En general, los caramelos y las barras de chocolate pueden durar más tiempo en las estanterías, pero el CBD y otros cannabinoides son susceptibles de degradarse con el tiempo.

Si planea guardar sus comestibles de CBD para una fecha futura lejana, es posible que quiera guardarlos en el congelador para mantener la frescura. Consulte siempre la fecha de consumo preferente cuando compre productos de CBD comestibles.

Cómo almacenar los productos tópicos de CBD

Los productos tópicos de CBD son una excelente forma de aplicar los beneficios del CBD en su piel de forma local. La vida útil de los productos tópicos de CBD suele durar entre 14 y 24 meses, dependiendo de la formulación.

Los aceites esenciales añadidos a las fórmulas actúan como conservantes naturales y agentes antibacterianos que pueden mantener estable la calidad de los tópicos de CBD. Al igual que el resto de productos de CBD, guarde sus lociones, bálsamos y aceites de masaje en un lugar fresco y seco.

¿El aceite de CBD caducado me puede enfermar?

Por suerte, comer aceite de CBD caducado no le causará ninguna enfermedad, pero no tendrá un buen sabor, y es poco probable que aporte alguno de los beneficios que el CBD puede ofrecer. Cuando su aceite de CBD caduque, es hora de tirarlo.

No tiene sentido tomar algo que sabe mal y que puede no aportar los beneficios del CBD; por lo que, si no tiene buen aspecto ni olor, entonces tiene que desaparecer.

Si tiene problemas para consumir sus productos de CBD antes de la fecha de caducidad, puede considerar reducir la potencia del producto. Intente ajustar la potencia de su aceite de CBD a sus necesidades diarias de CBD.

Por ejemplo, si su dosis diaria es de 33 mg de CBD, un aceite de 30 ml con 5000 mg de aceite de CBD puede durarle mucho más tiempo que un aceite del mismo tamaño con 1000 mg de CBD.

Lo más importante: ¿el aceite de CBD tiene caducidad?

Si, el aceite de CBD puede caducar. La mayoría de los aceites de CBD tienen una vida útil de 1 a 2 años, que es tiempo suficiente para que la gente consuma el producto.

La mayoría de las veces, el problema no es el mal almacenamiento o consumo del CBD por parte del usuario; el problema suele estar en el fabricante.

Las empresas de CBD que buscan hacer dinero rápido pueden comprar aceites portadores de baja calidad y extracto de cáñamo de baja calidad para formular sus productos. Además, estos aceites de CBD pueden estar en las estanterías de los almacenes durante meses (o años) antes de llegar a su puerta, lo que significa que el CBD y otros cannabinoides activos pueden haberse degradado considerablemente.

Aunque ingerir CBD caducado no le enfermará, es una pérdida total de su dinero.

Para evitar comprar aceite de CBD de mala calidad, consulte siempre las pruebas de laboratorio independientes de la empresa y compre con marcas de buena reputación que tengan seguidores fieles. Es mucho menos probable que tenga problemas con la calidad del CBD si sigue estos pasos a la hora de comprar.

Más artículos destacados

Más artículos destacados