Basado en evidencia

Nano-tecnología del CBD: ¿pseudociencia o innovación?

Si ha pasado algo de tiempo revisando productos de CBD, quizás haya escuchado del término “nano CBD” o “CBD soluble en agua”. ¿Qué significa ésto? ¿Realmente funciona?

Artículo por
Andrea Nestoroska , Publicado por 4 semanas

  • Tabla de contenido

¿Realmente se puede absorber el nano CBD en el torrente sanguíneo más rápido que el CBD normal?

La industria del CBD está constantemente superando los límites, esta vez con nanotecnología de CBD. Considerada la nueva ‘palabra de moda’, algunos confían en los beneficios del nano CBD, mientras que otros piensan que es un mito. Aparentemente, el nano CBD es la forma más nueva de aumentar la absorción de CBD en el torrente sanguíneo.

Pero, ¿qué dice la ciencia? ¿Es posible que el nano CBD termine en el torrente sanguíneo en una cantidad mayor en comparación con el CBD normal? Lo más importante, ¿el nano CBD es seguro?

Miremos esto más de cerca.

¿Qué es el nano CBD?

La nanotecnología es la aplicación “de cosas extremadamente pequeñas” realizada a escala nanométrica, de aproximadamente 1 a 100 nanómetros. La nanotecnología es bastante utilizada en la medicina, productos de belleza, biomateriales, robótica y ahora en compuestos orgánicos como el CBD.

Algunas compañías se refieren al nano CBD como “CBD soluble en agua”, pero este término no es científicamente correcto. El CBD no es soluble en agua, es solo que el tamaño más pequeño de las moléculas puede parecer soluble en agua a macro escala. Más adelante veremos cómo funciona esto con más detalle.

(Fuente: Folium Biosciences)

La biodisponibilidad del CBD

Si ha sido un aficionado del CBD durante un tiempo, ya sabe que el CBD tiene una baja tasa de biodisponibilidad.

¿Qué es la biodisponibilidad? La biodisponibilidad de una sustancia es la velocidad y el grado en que ingresa al torrente sanguíneo para producir un efecto activo.

La tasa de biodisponibilidad de una sustancia depende de varios factores, incluyendo el método de consumo. Por ejemplo, el método de consumo oral de CBD tiene una tasa de biodisponibilidad alta del 20% y una tasa promedio baja del 4%. Por lo tanto, si consume 100 mg de CBD, solo el 20% (20 mg) terminará en el torrente sanguíneo para producir un efecto activo [1].

La inhalación de vapor tiene una de las tasas de biodisponibilidad más altas, entre 34-46% [2].

Dado que el consumo oral tiene poca absorción y la inhalación de vapor es pesado para los pulmones, los consumidores buscan el término medio. Para algunos, eso es nano CBD.                                                                                                             

¿Por qué el nano CBD funcionaría mejor que el CBD normal?

La razón por la cual los fabricantes y consumidores de CBD se interesaron en el nano CBD es la naturaleza del compuesto en sí. El CBD es una molécula hidrófoba, lo que significa que no se mezclará con agua.

Además de ser hidrófobos, los cannabinoides como el CBD también son lipófilos, es decir, se combinan o se disuelven en lípidos o grasas. Por lo tanto, las moléculas de CBD no se unen naturalmente con las moléculas de agua. Ésta es la razón por la cual la biodisponibilidad es tan baja.

Piénselo de esta manera, su boca y tracto digestivo son acuosos, mientras que el CBD es grasoso. Como el agua y el aceite no se mezclan, la mayoría de las partículas de CBD permanecen ocultas en las gotas hasta que se digieren por completo.

Además, debido al ‘metabolismo de primer paso’, un gran porcentaje de CBD que se ingiere se procesa y se descompone en los intestinos. Una vez finalizados todos estos procesos, solo queda un pequeño porcentaje de CBD para ser absorbido en el torrente sanguíneo.

Pero, cuando las partículas de CBD se vuelven lo suficientemente pequeñas (nano), se ven y actúan como una sustancia disuelta. Es por eso que se llaman “CBD soluble en agua”, un término que sólo se utiliza con fines de marketing. De hecho, el CBD no pierde su naturaleza hidrofóbica para volverse soluble en agua. El compuesto sigue aún la vía de absorción de grasa, pero se entrega como partículas diminutas.

Es más fácil para el cuerpo digerir y absorber nutrientes del aceite que se descompone en pequeñas gotas. Esto se debe a que las gotas de aceite más pequeñas han aumentado el contacto de la superficie con las enzimas y el tejido absorbente del cuerpo, lo que ayuda al cuerpo a absorber las moléculas de CBD mucho antes.

El CBD todavía necesita un mayor procesamiento en el cuerpo para distribuirse completamente en el torrente sanguíneo, a diferencia de las verdaderas moléculas solubles en agua que el cuerpo puede usar de inmediato.

(Fuente: BigSkyBotanicals)

Un estudio del 2016 publicado en el European Journal of Pharmaceutics and Biopharmaceutics, analizó la eficiencia de los medicamentos cannabinoides cuando se encapsula. Los investigadores utilizaron un método para encapsular medicamentos cannabinoides en portadores de lípidos nanoestructurados (NLC).

Los portadores de lípidos nanoestructurados (NLC) conforman un sistema de portadores de fármacos más inteligente compuesto de materiales lipídicos fisiológicos, biodegradables y biocompatibles. Los NLCs se utiliza para aplicaciones farmacéuticas para diversas rutas de suministro de fármacos, incluidos orales, tópicos, oculares, etc. [3].

En resumen, encapsular un fármaco con NLC puede ayudar a superar problemas de absorción complicados, aumentar la biodisponibilidad activa, disminuir la degradación y dirigir el suministro de tejido activo.

Este sistema de transporte permite múltiples vías de administración y ofrece eficacia terapéutica avanzada y seguridad para medicamentos más difíciles de administrar.

Los investigadores encontraron que “la recuperación de NLC, la morfología, la distribución dimensional y la eficiencia de encapsulación están presentes“.  Esto significa que las partículas más pequeñas de CBD son absorbidas por el torrente sanguíneo de manera más eficiente que las partículas de CBD de tamaño regular [4].

Lo que dice la investigación sobre el nano CBD

Cuando se fabrica correctamente, el aceite de nano CBD puede aumentar los niveles de CBD que ingresan al torrente sanguíneo. Aunque la investigación es limitada, esto es lo que dice la ciencia sobre el nano CBD.

Un prometedor estudio del 2018 publicado en el Journal of Pharmaceutical Sciences analizó la biodisponibilidad de Sativex en comparación con una nanoemulsión de CBD / THC en voluntarios varones sanos. Los autores del estudio notaron una mayor absorción general de la nanoemulsión [5].

Un estudio del 2017 publicado en el Journal of Controlled Release comparó la biodisponibilidad de una nanoemulsión de piperina CBD/THC con Sativex, un aerosol oromucosal de THC/CBD aprobado en voluntarios sanos. El estudio mostró un aumento significativo en la absorción de THC y CBD en comparación con Sativex, pero cabe señalar que la nanoemulsión también incluía piperina, un potenciador de la absorción natural [6].

Otro estudio del 2016 publicado en el Journal of Drug Development and Industrial Pharmacy analizó las nanopartículas lipídicas como una plataforma para la administración de cannabinoides. El estudio se centró en el desarrollo de un valioso portador de administración oral para un derivado de cannabinoide CB13. Según los autores del estudio, este derivado presenta potencial terapéutico para ciertos estados de dolor crónico que responden mal a los analgésicos convencionales. La formulación lipídica utilizada en este estudio demostró ser un portador prometedor para el suministro oral del derivado.[7]

Esto significa que las nanopartículas pueden ser un activo eficaz para el suministro de cannabinoides a los tejidos específicos y ayuda a los estados de dolor que no reaccionan a la medicina convencional.

¿Cuáles son los riesgos del nano CBD?

El nano CBD es prometedor, pero hay mucho espacio para la investigación, especialmente cuando se trata de la seguridad de dichos productos.

El Dr. Pratap Singh, profesor asistente de la Universidad de Columbia Británica, dijo que la nanoencapsulación “debería requerir más ensayos clínicos” y “pruebas más rigurosas si el tamaño es inferior a 50 o 20 nanómetros”. Esta advertencia se ha emitido porque las nanopartículas pueden ingresar a las células humanas y acumularse en varios órganos, lo que puede provocar inflamación y daño tisular.

Un informe sobre nanotecnología de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) analizó los riesgos y beneficios del uso de la nanotecnología con respecto al embarazo.

El informe señala que: “no está claro si las nanopartículas pueden pasar del cuerpo de una mujer embarazada a través de la placenta al feto”.

A medida que las partículas disminuyen de tamaño, las partículas pequeñas comienzan a comportarse de manera muy similar a las partículas más grandes. Sin embargo, a medida que las partículas se vuelven aún más pequeñas, hasta unos pocos cientos de nanómetros, muestran algunas propiedades diferentes a los tamaños de partículas normales, como pasar a través de huecos que antes no podían atravesar y llegar a los tejidos que antes no se esperaban.

Estas pequeñas partículas pueden entrar en diferentes tipos de tejidos, además de aquellos a los que se dirigen.

Sin embargo, el Dr. Singh aconsejó a los consumidores que estén más preocupados acerca de si un producto se fabrica de manera segura y no es tóxico que si tiene o no nanopartículas.

Resumen: ¿el nano CBD es más efectivo que el CBD regular?

La investigación es escasa pero prometedora : el nano CBD se absorbe en el cuerpo de manera más eficiente.

Para los consumidores, esto significa que obtienen más por menos cantidad cuando usan nano CBD.

Sin embargo, todavía hay espacio para la investigación, y los usuarios de CBD deben tener cuidado al elegir su marca de nano CBD. Todavía hay algún potencial de riesgo cuando se usa nano CBD, pero no podemos estar seguros hasta que se realicen más investigaciones.

Las marcas de CBD que venden productos nano CBD tienden a ser demasiado prometedoras para vender sus productos. Por lo tanto, asegúrese de buscar una empresa que ofrezca pruebas rigurosas de terceros y se mantenga actualizado con la investigación actual en el espacio de nano CBD. 

Los mejores productos de nano CBD


Referencias

  1. Huestis, M. A. (2007). Human Cannabinoid Pharmacokinetics. Chemistry & Biodiversity4(8). doi: 10.1002/cbdv.200790152
  2. Paudel, K. (2010). Cannabidiol bioavailability after nasal and transdermal application: effect of permeation enhancers. Drug Development and Industry Pharmacy36(9). doi: 10.3109/03639041003657295.
  3. Esposito, E. (2016). Encapsulation of cannabinoid drugs in nanostructured lipid carriers. European Journal of Pharmaceutics and Biopharmaceutics102, 87–91. doi: https://doi.org/10.1016/j.ejpb.2016.03.005
  4. Atsmon, J. (2018). PTL401, a New Formulation Based on Pro-Nano Dispersion Technology, Improves Oral Cannabinoids Bioavailability in Healthy Volunteers. Journal of Pharmaceutical Sciences107(5). doi: 10.1016/j.xphs.2017.12.020.
  5. Cherniakov, I. (2017). Piperine-pro-nanolipospheres as a novel oral delivery system of cannabinoids: Pharmacokinetic evaluation in healthy volunteers in comparison to buccal spray administration. Journal of Controlled Release: Official Journal of the Controlled Release Society266, 1–7. doi: 10.1016/j.jconrel.2017.09.011.
  6. Iqbal, M. (2012). Nanostructured lipid carriers system: recent advances in drug delivery. Journal of Drug Targeting20(10), 813–30. doi: 10.3109/1061186X.2012.716845
  7. Duran-Lobato, M. (2016). Lipid nanoparticles as an emerging platform for cannabinoid delivery: physicochemical optimization and biocompatibility. Drug Development and Industrial Pharmacy42(2), 190–8. doi: 10.3109/03639045.2015.1038274.

Leer más

Leer más